Don't Miss

Ni régimen, ni sistema, ni Estado, ni seguridad, ni sociedad militar

By on 20 mayo, 2020

 

La campaña contra las fuerzas armadas en tareas de seguridad pública en grado de seguridad interior quiere dejar al Estado, al gobierno y a la sociedad a merced de la delincuencia en todos sus niveles. Las cifras de aumento de la inseguridad y los delitos son un aviso de que la actual estructura de seguridad pública ha sido rebasada por la criminalidad y que se requiere de un dique de contención.
La militarización de un Estado requiere que leyes, instituciones de gobierno y decisiones sean militares. Por razones de configuración administrativa, sólo dos posiciones del gabinete tienen cargas castrenses: el secretario de la Defensa Nacional y el secretorio de Marina-Armada de México. Sin embargo, sus tareas son propias de sus funciones de seguridad nacional, sin ninguna intervención en ninguna otra zona de decisiones del Estado.
Y sólo en el gobierno de Vicente Fox un militar ocupó una cartera no castrense: el procurador general de la república fue el general retirado Rafael Macedo de la Concha y en ningún momento se habló de militarización del gabinete, además de que el funcionario se ajustó de manera estricta a sus funciones civiles de persecución del delito. En esa PGR no hubo tampoco otras estructuras controladas por militares.
Los militares construyeron, bien que mal, el sistema de gobierno vigente. El general-presidente Plutarco Elías Calles ideó el Partido Nacional Revolucionario, el general-presidente Lázaro Cárdenas lo transformó en Partido de la Revolución Mexicana y dio el primer y único paso para institucionalizar a las fuerzas armadas en estructuras políticas determinantes al crear el sector militar como el cuarto sector del partido del Estado, pero el general-presidente Manuel Avila Camacho decidió al iniciar su sexenio que los militares no participaran en el partido ni en la política. El último presidente del PRI con rango militar fue Alfonso Corona del Rosal (1958-1964), pero con más carrera en la burocracia política que en el ejército.
Los militares que participaron en política fueron más políticos que militares. Un caso fue singular: en 1977, por un pésimo manejo de la crisis estudiantil en Oaxaca por el secretario de Educación del presidente López Portillo, Porfirio Muñoz Ledo, el gobernador Manuel Zárate Aquino fue destituido de su cargo y en su lugar llegó como interino el general Eliseo Jiménez Ruiz, con fama de militar experto en contrainsurgencia y en su haber el rescate del gobernador Rubén Figueroa que había sido secuestrado por Lucio Cabañas. Pero el gobernador militar no llegó a reprimir, sino que pacificó la entidad con el brazo suave de la política.
La tarea asignada ahora a las fuerzas armadas es de seguridad pública en grado de seguridad interior. En los dos sexenios anteriores no hubo ninguna queja contra militares por ejercer funciones políticas. Tampoco hay razones ni espacios para que los militares hoy rebasen sus funciones de seguridad. Las quejas de exceso de fuerza, todas investigadas y sancionadas por tribunales civiles, no fueron contra organizaciones o líderes sociales.
Las fuerzas armadas siempre han tenido menor o mayor actividad en seguridad pública, pero con más intervención directa de diciembre de 2006 a noviembre de 2018. Y en ese tiempo, no hubo ninguna denuncia, ni preocupación, ni acusacion de que se hubiese militarizado la seguridad pública, al Estado, al gobierno y a las instituciones sociales.
La Guardia Nacional nació como cuerpo civil, pero se nutrió del cuerpo de la policía militar que ha tenido más funciones de policía para hacer que los militares respeten leyes y reglamentos. Aún con origen militar, la Guardia Nacional funciona –bien o deficiente– bajo las reglas civiles. Y los militares y marinos que tendrán incidencia en seguridad también se ceñirán a las reglas civiles.
0-
Lo bueno. Entre todo lo malo que ha causado la pandemia del coronavirus, hay experiencias que no han saltado a los medios de manera suficiente. La estrategia de Aprende en Casa, operada por el gobierno federal para impartir emergencia sanitaria a distancia, salió con buenos resultados. El experto de la OCDE en educación y responsable del modelo PISA, Andreas Schleicher, señaló que ha sido lo suficientemente buena como la que implementó en China.
Política para dummies: La política es el análisis racional de la realidad.

http://indicadorpolitico.mx
indicadorpoliticomx@gmail.com
@carlosramirezh

http://elheraldoslp.com.mx/wp-content/uploads/2020/10/9DB0664D-73A9-4515-A196-4FFA2A00C1E4.jpeg

About Redaccion El Heraldo SLP

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *