Don't Miss

El crimen no paga

By on 29 enero, 2020

Eficacia a conveniencia

El crimen no paga, y esto se prueba una vez más en el bestial asesinato de Aurelio Gancedo, cuyo presunto autor fue descubierto cuando vendió los celulares del ex presidente estatal del PRI.
Aceptando sin conceder que Juan Carlos “N” es la bestia asesina del “Niño del PRI”, queda clara también su vena de novato pues ¿Dónde cabe que lo hiciera cachitos y no se deshiciera de las pertenencias de su víctima?
¿Qué crimen o acción tan abominable recibió del difunto que lo impulsara a darle tan horrenda muerte, cuando todos los que conocimos a Aurelio Gancedo coincidimos en que su mayor virtud era la conciliación y jamás la confrontación?
Juan Carlos “N”, el presunto homicida de Aurelio Gancedo debió odiarlo exageradamente “en lo personal”, y ser un psicópata para arrebatarle la vida de tan sádica forma y al mismo tiempo ser tan desprevenido para caer luego en crasos yerros, como intentar vender los celulares y la computadora personal de su víctima.
Detenido por robo y portación de una dosis de droga apenas tres días después del crimen, el individuo fue llevado a los separos de la policía ministerial, con la suertuda coincidencia que al tomarle las huellas digitales resultó que coincidían con las halladas en el mini Cooper 2015 del joven Gancedo.
Un muy oportuno golpe de suerte para el Fiscal Federico Garza y su equipo de investigadores, que estaban bajo demasiadas presiones para resolver rápidamente este homicidio y al parecer, la suerte les sonrió.

RAPIDA Y EFICAZ

Al gobernador Juan Manuel Carreras le urgía el esclarecimiento de este crimen que cimbró a la sociedad entera, principalmente a la política; la presión social iba en aumento, hay que decirlo, y por eso continúan las suspicacias en las redes sociales pero, ésta vez la FGE actuó de manera eficaz y rápidamente.
Las huellas y otras pruebas periciales levantadas en el sitio del hallazgo, complementadas con investigaciones de campo, entrevistas, vídeos e interrogatorios, dieron a la Fiscalía un expediente suficiente para que un juez les obsequiara la orden de aprehensión y desde el lunes por la noche fuera ejecutada mientras que ayer fue vinculado a proceso en la sala seis del Centro Integral de Justicia de La Pila.
Inicialmente la fiscalía contó cuatro líneas de investigación para el homicidio de Gancedo pero, ante la detención del presunto asesino descartaron la de vinculación al crimen organizado, la de cuestiones políticas y la de que tuviera que ver con sus cargos públicos anteriores, robusteciéndose, según Federico Garza, “el móvil del entorno personal”.
Alegando cuidar el debido proceso, Garza no dio más detalles y ante la insistencia de los reporteros para ahondar más en detalles, los invitó a presenciar las audiencias públicas del proceso contra el detenido, si es que así se hacen, ya que cualquiera de las partes, – la familia del presunto, la de la víctima o ambas- puede oponerse y lograr que sean a puerta cerrada.
Por lo pronto y como dicen los rancheros, “la puerca ya torció el rabo”, pues la audiencia de vinculación, la primera en este caso, ya fue privada porque la representación social lo pidió “por respeto a la integridad de la víctima” y “por tratarse de alguien de la vida política”.

CAPACIDAD DISCRIMINADORA

Hay que reconocer que ya en otras ocasiones la Policía de Investigación, PDI, de la Fiscalía General del Estado, FGE, había dado muestras de capacidad para resolver hechos delictivos de alto impacto, que por su saña causaban el repudio popular.
La rápida respuesta que saben dar en estos casos los agentes del comisario José Guadalupe Castillo Celestino, nos da una muestra de su capacidad de investigadores… cuando así se los exige la presión ciudadana, lo que es del todo lamentable, porque discriminan a Juan Pueblo, esto es, a todos los que no somos políticos ni influyentes que somos las mayorías.
El asesinato de Aurelio Gancedo no era un caso fácil, pero gracias a esa capacidad ahora desplegada el responsable, Juan Carlos N., ya está en el penal de La Pila donde, por medio de un juicio oral, se tendrá que probar ampliamente su culpabilidad.
Hasta ahora el fiscal Garza Herrera ha sido sumamente cuidadoso del debido proceso y la presunción de inocencia del detenido, sabedor de que cualquier error o violación de derechos del presunto, puede hacer que se le caiga el caso, lo que lo haría quedar en ridículo con altos costos para la institución que dirige.
Esto porque, hay que reconocer que el caso se analiza no solo en la FGE sino también en las redes sociales con antagónicos métodos: la FGE de manera científica y jurídica, cuidando los derechos humanos de los familiares de la víctima y los del presunto asesino, y con prejuicios, encono y especulaciones en las redes, que re victimizan a la familia de Gancedo.

RESPIRO DE ALIVIO

La FGE tiene ahora seis meses para investigar el hecho y brindar pruebas contundentes para una sentencia ejemplar, que podría llegar hasta los 50 años de prisión por Homicidio Calificado como pena máxima.
Según trascendidos, Juan Carlos “N” lució nervioso y cuando se mostraron videos de su probable participación en el crimen, se “alteró” al grado que su defensa tuvo que calmarlo.
Ahora solo queda confiar en que al final del largo proceso jurídico se llegue a la verdad, se haga justicia y los potosinos quedemos satisfechos y en paz… al menos en torno a este horrendo crimen.

¿POLÍTICA DE SALUD?

Y no sin antes consignar que el apoyo de los gobernadores del PRI al Instituto de Salud y Bienestar, Insabi, si bien puede levantar la moral a quienes andan de capa caída porque su partido se esfuma, también puede tener un alto costo si como presume el ex secretario de salud, Jesé Narro, resulta un rotundo fracaso no en un año, sino en todo el sexenio… Y es que los gobernadores del PRI no pierden el apetito de poder… El lunes fueron todos, en bola, a comer con el presidente López Obrador al Palacio Nacional… A diferencia de sus pares del PAN, los priístas no han querido forjar un frente opositor al gobierno federal, sino tratan de llevar la fiesta en paz… De hecho la nota fue que a ellos, los prisitas, sí les gusta el Insabi y por eso están listos para apoyar con todo su puesta en marcha… AMLO se tomó ahí, una foto con cada uno de los asistentes, donde la “buena vibra” fue que no invitaron al titular de la Unidad de Investigación de la SHCP, Santiago Nieto… Pero eso no da ningún consuelo… Que les den palmaditas y apapachos contaría si se tradujeran en obras e inversiones… Antes de subirse al tobogán del Insabi los priístas deberían valorar si no se subieron a una “ruleta rusa” en el marco del 2021, cuando la mayoría pierda el poder… Y si aquí seguimos, nos leemos el próximo domingo.

MARGARITA BASANEZ

margarita_basanez@yahoo.com.mx
Editar contacto

About Redaccion El Heraldo SLP

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *