Don't Miss

Generar empleos

By on 28 noviembre, 2019
  • Generan 1 millón 173 mil 942 ocupados en la presente administración pública federal
  • Prospectiva cuantitativa porcentual será aumentar la ocupación, disminuir la desocupación e informalidad

Los excelentes resultados positivos de elevar los empleos y abatir la migración, al alcanzar la población ocupada 96.3 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA) en el tercer trimestre del 2019, contando con una cantidad 55 millones 201 mil 939 ocupados, superando en 1 millón 173 mil 942 ocupados la cifra registrada en el mismo período del año pasado de 54 millones 027 mil 997 ocupados en la administración federal de Enrique Peña Nieto y cubre por primera vez en la historia el 98.8 por ciento del crecimiento de la población total.
En los diversos sectores de las actividades económicas se distribuyó la población ocupada, principalmente en el terciario o servicios se concentró el 61.6 por ciento con 34 millones 004 mil 394 ocupados, en el sector secundario o industrial 25.2 por ciento con 13 millones 910 mil 888 ocupados, en el sector primario o actividades agropecuarias 12.7 por ciento con 7 millones 010 mil 646 ocupados y el restante 0.5 por ciento con 276 mil 011 personas que no especificaron su actividad.
Las entidades federativas que tienen los mayores porcentajes de participación de población ocupada en las actividades económicas son: Baja California Sur 71.1, Colima 67.1, Nayarit 65.6, Quintana Roo 65.1, Yucatán 64.8, Sonora 63.4, Baja California 63.0 y 63.0 Tlaxcala.
La población desocupada asciende a 2 millones 147 mil 638 personas que representan el 3.7 por ciento al cierre del tercer trimestre del 2019, misma que supera en 213 mil 360 personas a la registrada en el mismo período del último año de la administración pública federal de Enrique Peña Nieto.
Es importante destacar que los mayores porcentajes de tasas de desocupación, se registran en las siguientes entidades federativas: Tabasco 7.1, Querétaro 5.4, Ciudad de México 5.0, Sonora 5.0, Baja California Sur 4.8, Coahuila de Zaragoza 4.8, Estado de México 4.8, Nayarit 4.5, Durango 3.9, Sonora, Aguascalientes 3.8, Chiapas 3.8, Colima 3.8, Guanajuato 3.7, Sinaloa 3.6, Tamaulipas 3.6, Tlaxcala 3.6 y 3.6 Veracruz Ignacio de la Llave.
Los estados del país con iguales o menores porcentajes de tasas de desocupación, son los siguientes: Guerrero 1.4, Hidalgo 2.0, Oaxaca 2.0, Yucatán 2.0, Morelos 2.7, Baja California 2.9, Michoacán de Ocampo 2.9 y 2.9 Puebla, lo cual demuestra y comprueba plenamente la eficiencia y eficacia de los múltiples programas sociales de la presente administración pública federal.
Con base a los resultados obtenidos en la actual administración pública federal y considerando la orientación de los gastos autorizados que ascenderán a 5 billones 838 mil 059.70 millones de pesos, lo que significa una erogación promedio de 15 mil 994.68 millones de pesos diarios, misma que será la mayor en la historia de las finanzas públicas en nuestro país, se confirma nuevamente mi prospectiva cuantitativa porcentual en materia de ocupación y empleo, siendo la siguiente: Aumentar la Población Ocupada al 96.6, Reducción de la Tasa de Desocupación del 3.4, abatir la Tasa de Subocupación del 7.7 y Minimizar la Tasa de Informalidad Laboral del 56.3, mismas que superando en 1 millón 173 mil 942 ocupados la cifra registrada en el mismo período del año pasado .
La nueva política para reducir la pobreza y las desigualdades, debe abordar todas las variables que determinan la situación económica y social de personas y los hogares, siendo necesario identificar las siguientes variables que son las fuentes de bienestar de las economías domésticas o familiares:
1.- Ingreso corriente monetario y no monetario con garantía de estabilidad en el empleo o las posibilidades de integrarse al mercado con comercio justo;
2.- Activos básicos que cubran y mejoren cada vez más las necesidades de la familia como la vivienda y su equipamiento;
3.- Activos no básicos, culturales y de desarrollo personal que incluye la capacidad de cero endeudamiento;
4.- Acceso a bienes y servicios en beneficio de una mayor cantidad de familias;
5.- Conocimientos, capacidades básicas y de actualización permanente de los jóvenes para incorporarse al mercado laboral; y
6.- Tiempo libre y disponible para trabajo en los programas sociales que benefician a las comunidades y sus familias.
La política social requiere fortalecer tanto la red de protección y seguridad como generar cambios para el crecimiento económico y distribución del ingreso nacional con un salario realmente remunerador, incluyendo nuevas formas que reduzcan costos laborales e integren a la población a la economía formal, a fin de adicionar elementos universales de apoyo al ingreso y faciliten el acceso a sus derechos.

agkaram@hotmail.com

About Redaccion El Heraldo SLP

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *