Don't Miss

Feminicidios, infierno actual

By on 30 octubre, 2019

ciento de los 19 feminicidios que la FGE reconoce en lo que va de éste 2019, así como la capacidad de resolución de la Policía de Investigación, PDI, aún y cuando hasta hoy ninguno de los presuntos ha sido sentenciado.
Sin embargo, estamos ciertos de que tan horrendos crímenes no cesarán si los padres de familia no se suman a las alertas del Gobierno del Estado y de otras instituciones no gubernamentales, entre ellas las Iglesias, en aras de reforzar y/o rescatar nuestra perdida escala de valores que conformaron la potosinidad.
Hay muchos problemas pendientes, como el consumo desmedido de alcohol y de drogas, pues no sólo circula y se consume droga en cualquier bailecillo callejero al que las muchachas van confiadamente; también en las casas de los amigos que no tienen supervisión de ningún adulto, o porque sus padres son tan desprevenidos que optan por darles “todas las confianzas”, se las ganen o no.
En ese entorno de modernidad y de libertad mal entendida, las muchachas ponen el grito en el cielo si por ahí la madre, el padre y hasta algún hermano o hermana mayor, intenta recuperar la sana costumbre de irlas a esperar a la salida de la escuela, del trabajo o de la fiesta. “El desmadre empezó cuando terminó el despadre”, solía decir el ex vocero del arzobispado, Darío Pedroza Martínez, q.e.p.d.

AMADOS DESCONOCIDOS

Aquello de ponerles horarios adecuados en las diversiones nocturnas dentro y fuera de la casa es cosa del siglo pasado, para eso son dueños de sus vidas o traen el celular, que apagan en cuanto deciden no estar disponibles para responsabilidad alguna y así se alejan tanto de sus padres y familiares que cuando desaparecen, nadie tiene idea de dónde o a quien irle a preguntar.
Desconocen nombres, apellidos, domicilios, trabajos, familias, de los amigos o parejas de sus hijos e hijas, pasando por alto arraigos de la “caja de masculinidad”, figura que encasilla a los varones en un cliché que aún en estos tiempos, dada la ola infernal de feminicidios por que atravesamos los mexicanos, parecen subsistir incluso por encima de su voluntad.
Presiones del rol masculino, como ser “el jefe” , el que manda en la familia, proveedor, protector, incapaz de llorar o de quejarse y otras actitudes que enmascaran en la bebida y la agresividad pero que luego salen a relucir cuando son retados por una mujer “liberada” que no acata su “jerarquía”.
Usted puede saber más sobre la caja de la masculinidad en: https://www.entrehombres.net nosotros requeriríamos varias entregas, pero es un hecho que los hombres sufren ante el empoderamiento femenino. El problema es que ese sufrimiento lo alienta el paternalismo de nuestra sociedad. Por eso la ONU estima que se requieren 170 años más para aterrizar la igualdad de géneros.
Según el propio Oviedo Abrego la FGE es quien clasifica si un deceso es feminicidio u homicidio doloso, según exista o haya existido una relación de parentesco, afecto, docente o laboral, y un largo etc., que se reducen a que la víctima tuviera confianza y cercanía emocional con su victimario, pero esto no se da siempre.

REMANENTES DEL PATRIARCADO

Frente a la liberación femenina y el machismo masculino, olvidamos que éstos atavismos son generacionales, y desaparecerán por reglas biológicas, no por leyes que ayudan, pero no resuelven; siempre y cuando los niños no sean educados como “machitos” por sus “emancipados” padres. 10 mil años de patriarcado no se olvidan “por Ley”.
Que los pequeños no vean diferencias entre niños y niñas, sino individualidades en todo su entorno, sin aclaraciones ni condicionantes. De aquí a allá, seguirán latentes y sucediendo, los feminicidios, sobre todo si no medimos las consecuencias de nuestros actos, ya sea como liberadas féminas, como machistas anónimos, o como desatentos (¿y desobligados?) padres, y todos como miembros de nuestra sociedad.
Mientras, cuidemos a nuestras mujeres inculcándoles una cultura de autoprotección más que de auto defensa, porque las queremos vivas, felices y realizadas, ¿Verdad?
Sobre todo si el empoderamiento femenino no se acompaña del vaciado social de la caja de la masculinidad, que da lugar tanto a mujeres como hombres maltratados y que es una tarea en la que todos (sin lo de todas y todos, que también es discriminatorio) deberíamos participar.

QUE TODO SIGUE IGUAL

Y no sin antes consignar que vía comunicado oficial, la Secretaría de Salud aclara que la atención médica de pacientes, incluso oncológicos, no será interrumpida con el cambio del Seguro Popular al Instituto de Salud para el Bienestar y que en el marco de estas reformas se ampliarán los servicios en favor de la gente, por lo que está garantizada la continuidad en la atención de los padecimientos que actualmente se encuentran en proceso de atención con expediente clínico… Lo que aparentemente no está funcionando son los procedimientos subrogados a instituciones privadas, donde están remitiendo a los centros de salud de origen a sus pacientes para que allá les den sus tratamientos, quimioterapias y radiaciones, entre otras… O sea, que todo sigue igual ¿De mal o de peor?… ¡Tenga! Para que aprenda… Que en la Fuente Presidencial falta sensibilidad y empatía para con sus reporteros, como se pudo palpar con la sugerencia de que “mejor no vengan y apóyense en sus corresponsales”, de AMLO al enterarse de las quejas de los compañeros lesionados, por las malas condiciones de la camioneta que les asignaron para el traslado carretero en Sonora, el pasado fin de semana… Fueron 10 de los más de 30 periodistas que cubren las giras presidenciales los lesionados, entre ellos Heliodoro Cárdenas, de Milenio y todo el equipo de La Jornada, reconocidos por cubrirle t-o-d-o-s sus eventos desde la campaña… Al presidente y su vocero, Jesús Ramírez Cuevas, les molestó que en redes sociales circularan imágenes de la camioneta volcada donde se apreciaban las llantas lisas de la unidad… Chucho Ramírez incluso recordó que cuando hicieron su campaña, iban solo con dos camionetas y ninguna caravana de reporteros los seguía, pero no es cierto… Hay desaliento porque no es el primer susto que se llevan por andar en las destartaladas camionetas que les asignan y que es el único apoyo que les dan y eso es por logística y seguridad del mismo AMLO… Desde la época de Ernesto Zedillo, la presidencia dejó de pagar los traslados, hoteles y comidas de los reporteros de la Fuente presidencial y también, desde entonces, sólo les aportan los traslados terrestres en las giras presidenciales… No les parece que aprovechando el accidente, quieran hacerlo ver como un embute, por lo que ya pidieron que la presidencia rente las unidades y que sólo les digan en cuanto sale; ellos pagan y así se terminan los problemas… Para que sigan ahorrando… Y aquí nos leemos este domingo.

margarita_basanez@yahoo.com.mx

 

About Redaccion El Heraldo SLP

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *