Don't Miss

Reducen derroches

By on 9 octubre, 2019

• Malísima administración de Enrique Peña Nieto (2012-2018) se demuestra y comprueba con el resultado del mayor déficit fiscal acumulado en la historia de nuestro país: -10 billones 408 mil 771.2 millones de pesos

• Excesivo derrocho del gasto público de Presidencia de la República a cargo de Enrique Peña Nieto, mientras en la presente administración pública federal el balance presupuestario del gasto real fue -84.2 por ciento inferior al pasar de 2 mil 523.9 millones de pesos el año pasado a tan solo 414.7 millones de pesos en los primeros ocho meses del 2019

La malísima administración de Enrique Peña Nieto (2012-2018) se demuestra y comprueba con el resultado del mayor déficit fiscal acumulado en la historia de nuestro país: -10 billones 408 mil 771.2 millones de pesos, se caracterizó por la excesiva corrupción con los grandes derroches y graves excesos del ejercicio y mala orientación del gasto público, siendo importante resaltar la reducción del gasto para el desmantelamiento del sector hidrocarburos de la empresa productiva del estado de Petróleos Mexicanos (PEMEX) y del sector eléctrico de la empresa productiva del estado de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que no fueron atendidas para impulsar su rentabilidad e industrialización.
La situación financiera del sector público es inmejorable al obtener la mayor cantidad de ingresos presupuestarios en la historia de nuestro país a un nivel de 3 billones 479 mil 896.8 millones de pesos que equivalen a 14 mil 320.56 millones de pesos diarios, representando un ingreso superior a 63 mil 020.2 millones de pesos al obtenido en la administración de Enrique Peña Nieto, mientras que el gasto neto pagado del gobierno federal disminuyó a un monto de 2 billones 589 mil 689.0 millones de pesos con una reducción de -19 mil 577.2 millones de pesos en el período enero-agosto del 2019.
El incremento de los ingresos federales y la reducción de los gastos, dieron como resultado un balance no presupuestario positivo de 50 mil 564.0 millones de pesos con un crecimiento real anualizado de 544.7 por ciento, resultando un balance público positivo de 254 mil 256.8 millones de pesos, mismo que no incluye las inversiones físicas del Gobierno Federal y de las Empresas Productivas del Estado de Petróleos Mexicanos (PEMEX) y Comisión Federal de Electricidad (CFE) en los primeros ocho meses del 2019.
Es importante destacar que al mantener el mismo ritmo de ingresos y gastos registrado al cierre del mes de agosto del presente año, se puede anticipar, cuantificar y valorar el monto de la reducción de la corrupción exclusivamente del presupuesto público que ascendería a un valor económico anual de -670 mil 268.66 millones de pesos al 31 de diciembre del 2019, sin considerar los resultados de la lucha contra el robo de combustible, sobreprecios de medicinas en las compras del sector público, megadevoluciones y condonaciones fiscales, usufructo particular de bienes decomisados y confiscados, transferencias de reserva internacional a bancos extranjeros y cuentas personales, otorgamiento de concesiones mineras y explotación de recursos naturales, utilización inadecuada del fondo de ahorro de los trabajadores, contratación y venta de bienes públicos, entrega discrecional de recursos públicos a personas físicas y morales de medios de comunicación, entre muchos otros.
La mayor austeridad se registra en la reducción real del -4.6 por ciento en los gastos programables pagados del sector público que descendieron -19 mil 577.2 millones de pesos del monto total de gastos durante los primeros ocho meses del presente año.
En los resultados obtenidos en la presente investigación especial, se muestra un excesivo gasto público de 7 mil 239.4 millones de pesos en el Ramo Administrativo de la Presidencia de la República a cargo de Enrique Peña Nieto en el ejercicio fiscal del 2017-2018, mientras en la presente administración pública federal el balance presupuestario del gasto real fue -84.2 por ciento inferior al pasar de 2 mil 523.9 millones de pesos el año pasado a tan solo 414.7 millones de pesos en los primeros ocho meses del 2019.
Es importante destacar que los gastos de los ramos de la administración pública centralizada disminuyeron significativamente -4.7 por ciento en el período enero-agosto del 2019, logrando reducciones porcentuales importantes en las siguientes oficinas de la Presidencia de la República -84.2, Gobernación -34.8, Relaciones Exteriores -30.5, Hacienda y Crédito Público -22.7, Agricultura y Desarrollo Rural -33.8, Comunicaciones y Transportes -30.0, Educación Pública -8.1, Salud -8.9, Marina -24.4, Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano -38.4, Medio Ambiente y Recursos Naturales -33.5, Fiscalía General de la República -16.2, Turismo -74.0, Función Pública -37.6, Tribunales Agrarios -15.9, Consejería Jurídica del Ejecutivo -4.6, Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología -42.3, Comisión Reguladora de 2Energía -42.3, Comisión Nacional de Hidrocarburos -32.3, Entidades no sectorizadas -35.2 y -19.2 Cultura, revirtiendo el creciente déficit del pasado sexenio a superávit en los primeros 243 días del presente año en la actual administración pública federal.
Los resultados demuestran y comprueban la adecuada y correcta aplicación de la política de austeridad en las finanzas públicas de las Oficinas de la Presidencia de la República, dependencias de la administración pública centralizada y ramos generales, cuyo informe del período enero-agosto en el actual gobierno federal se encuentra a disposición del Congreso de la Unión para dar cumplimiento a los diversos preceptos establecidos en la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

agkaram@hotmail.com

About Redaccion El Heraldo SLP