Don't Miss

Ajustan pasivos

By on 7 octubre, 2019

• Aumento en la disposición de las reservas internacionales por 180 mil 213 millones de dólares que permitieron contar con mayores activos

• Disminuyen pasivos monetarios por un monto de -181 mil 895 millones de pesos

La especulación en contra del peso mexicano en el mercado de cambio extranjero, se logró amortiguar por la actual administración pública federal al proceder de inmediato a fijar su posición con respecto a las inversiones y pago anticipado de la deuda para lograr la autosuficiencia energética y se dieron instrucciones de continuar defendiendo, fortaleciendo, cuidando y apreciando la divisa mexicana, mediante el aumento en la disposición de las reservas internacionales por 180 mil 213 millones de dólares que permitieron contar con mayores activos para sacar del despeñadero el tipo de cambio y enfrentar la embestida en contra de nuestra divisa monetaria a nivel mundial, así como soportar un mayor impacto sobre el peso mexicano al lograr disminuir los pasivos monetarios por un monto de -181 mil 895 millones de pesos.
El resultado positivo se registró al incrementarse las reservas internacionales 7 mil 411 millones de dólares al pasar de 172 mil 802 millones de dólares heredados por la administración de Enrique Peña Nieto a 180 mil 213 millones de dólares con un crecimiento del 4.29 por ciento, lo que permitirá cumplir holgadamente por primera vez en la historia con la meta fijada del tipo de cambio en los Criterios de Política Económica al cierre del 31 de diciembre del 2019.
Los billetes y monedas en circulación se lograron reducir -9 mil 503 millones de pesos al pasar de 1 billón 564 mil 619 millones de pesos al cierre de la administración de Enrique Peña Nieto a 1 billón 555 mil 116 millones de pesos en la actual administración pública federal, alcanzando su corrección monetaria.
El nuevo gobierno federal realizó un máximo esfuerzo al disminuir sus pasivos de los depósitos de las cuentas en moneda nacional y extranjera por –61 mil 903 millones de pesos al pasar de 884 mil 695 millones de pesos al final del sexenio de Enrique Peña Nieto a un nivel actual de 822 mil 792 millones de pesos.
Los pasivos con fines de regulación monetaria aumentaron 70 mil 764 millones de pesos, al pasar de 1 billón 273 mil 970 millones de pesos al final de la administración de Peña-Nieto y actualmente se ubican en 1 billón 344 mil 734 millones de pesos, siendo urgente su corrección monetaria al cierre del presente mes de octubre del 2019.
En los depósitos del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo que el sexenio pasado alcanzaron una cifra al cierre de 262 millones de pesos, se ubican en la actual administración pública federal con 264 millones de pesos.
A diferencia de las devaluaciones de finales de sexenio del siglo pasado y la creciente depreciación acumulada en cada sexenio durante el presente siglo, se registró una disminución de -110 mil 489 millones de pesos en otros pasivos al pasar de 282 mil 967 millones de pesos al cierre del sexenio de Enrique Peña Nieto a 172 mil 478 millones de pesos en la actual administración pública federal, resultando positivas las medidas monetarias adecuadas, correctas y oportunas que lograron contrarrestar los efectos heredados de una mayor depreciación.
La empresa productiva del estado de Petróleos Mexicanos (PEMEX), finalizó con éxito la operación de pago anticipado de deuda por un total de 5 mil 005.8 millones de dólares con vencimientos en 2020, 2021, 2022 y 2023.
En la pasada administración pública federal de Enrique Peña Nieto (2012-2018), se registraron 14 incrementos en la tasa de interés o costo del dinero y alcanzó un máximo histórico de 8.25 por ciento, siendo sorprendidos los expertos, especialistas, estudiosos e investigadores al reducir por segunda ocasión 25 puntos base la tasa de interés en la actual administración pública federal el pasado 26 de septiembre del 2019, logrando contrarrestar y amortiguar el ataque en contra del peso mexicano en el mercado de cambio extranjero.
Los avances significativos que permiten alcanzar una deflación histórica en nuestro país, se registra en los energéticos al ascender de una tasa anualizada de dos dígitos 14.96 por ciento en 2017 hasta 19.32 por ciento en 2018 en el sexenio de Enrique Peña Nieto, a un mínimo nivel de un solo digito -2.89 por ciento en la presente administración pública al cierre de la primera quincena del mes de septiembre del 2019.
Es importante recomendar a los dos nuevos Consejeros del Banco Central, a fin de consensar la aplicación de las medidas preventivas necesarias, orientadas a minimizar los precios en beneficio de los consumidores, continuar reduciendo las tasas de interés o costo del dinero, incrementar los activos internacionales y abatir los pasivos monetarios para continuar apreciando el valor del peso mexicano.
La apreciación a futuro del peso mexicano se encuentra sujeta al incremento de los depósitos del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, alcanzar una tasa anualizada del 3.0 por ciento en los precios de los consumidores, continuar reduciendo las tasa de interés o costo del dinero, evitar la impresión de nuevos billetes y la acuñación de monedas que sean colocadas sin respaldo entre las empresas, trabajadores y el propio sector público, impedir el financiamiento del déficit del sector público, continuar reduciendo los pasivos, disminuir la base monetaria y minimizar el riesgo cambiario o posibilidad de pérdida del valor del peso mexicano en el período octubre-diciembre del 2019.

agkaram@hotmail.com

About Redaccion El Heraldo SLP