Don't Miss

Efecto de la dieta y los ácidos poli-insaturados omega 3 y riesgo de gota

By on 26 septiembre, 2019

Hubo más de todas las causas de muerte en los consumidores de 2 o más bebidas azucaradas diarias (17%) o azucaradas artificialmente (26%), 52% más problemas circulatorios y 59% más desórdenes digestivos.

Daño pulmonar por cigarrillos eléctricos (Layden JE et al. N Engl J Med 2019; DOI: 10.1056/NEJMoa1911614)

Los cigarros eléctricos (e-cigarros) incluyen grupo diverso de instrumentos con vaporización por batería que permiten la inhalación de substancias aerosolizadas, los que se consideran tienen químicos menos tóxicos que los cigarrillos convencionales; sin embargo, no sólo no están exentos de riesgo, más al contrario pueden asociarse a condiciones graves para la salud que ponen en peligro la vida.

Tales subtancias incluyen partículas ultrafinas, metales pesados y compuestos orgánicos volátiles (benzeno y tolueno), además de poder inhalar cantidades variables de nicotina, cannabidiol y aceites de butano.

Los e-cigarros entraron al mercado desde 2007 y tal ha sido su popularidad que más del 21% de los estudiantes pre-profesional los usan y sólo 3.2% de los adultos los emplean en los EEUUA.

Hasta el mes pasado, 53 personas en Wisconsin e Illinois se reportaron como portadoras de daño pulmonar, el que se manifiesta como insuficiencia respiratoria y la mayoría tiene que hospitalizarse, 1 de ellos murió.

Cigarrillos electrónicos asociados a neumonía lipoidea en Carolina del Norte (Davidson K et al. MMWR Sep 13, 2019 / 68(36); 784-6)

Los e-cigarros producen aerosol al calentar líquido que contiene nicotina, saborizantes y diversos químicos que se inhalan al vapeo, a tales cigarros se les puede adicionar marihuana y otras drogas.

Recientemente más de 200 casos posibles de daño pulmonar se asociaron a vapeo en 25 estados de los EEUUA, 5 de ellos en Carolina del Norte que iniciaron con insuficiencia respiratoria, náusea, vómito y dolor abdominal, además de fiebre y malestar general, con radiografía que mostraba imágenes de consolidación neumónica.

Los pacientes se hospitalizaron y 3 requirieron de terapia intensiva y ventilación mecánica; los 5 tuvieron estudios que incluyeron la biopsia pulmonar con macrófagos cargados de lípidos, compatible con neumonía lipoídica exógena aguda.

De manera por demás afortunada todos mejoraron en 1 a 3 días con dosis altas de prednisona (120 a 500 mg/día).

Ranitidina pudiera asociarse a cáncer (FDA 13 de septiembre, 2019)

La Agencia de Drogas y Alimentos (FDA) ha aprendido que las ranitidinas (como azantac) tienen productos que contienen niveles bajos de nitrosamina impura denominada N-nitrosodimetilamina (NDMA), la que se clasifica como probable carcinógeno humano.

La NDMA es contaminante de agua y alimentos, los que incluyen carne y vegetales.

La ranitidina es un bloqueador de histamina H2, la que disminuye la acidez gástrica y que fue aprobada para preventivo y curativo de enfermedades ácido-pépticas que incluyen gastritis, duodenitis y úlceras.

Enfáticamente la FDA menciona que no está haciendo un llamado para la suspensión de medicamento, pero que pudiera ser razonable el considerar opciones mejores y más atractivas sin riesgos, tales como los inhibidores de bomba de protones como omeprazol y derivados.

Uso de internet como predictor de alteraciones en alimentación en estudiantes (Hinojo-Lucen FJ et al. Nutrients 2019; 11, 2151; doi:10.3390/nu11092151)

El uso indiscriminado no controlado de la tecnología es común en personas jóvenes, adicción que conduce a pérdida del control personal y aumento en impulsividad, con conexiones de inconciencia con internet como ocurre en estudiantes universitarios. Lo anterior se asocia a ansiedad, depresión y aumento en los niveles de estrés de los estudiantes, sin límites geográficos pero de mayor magnitud en países desarrollados.

En jóvenes de menor edad, esto se asocia a problemas de atención y aprendizaje, desórdenes conductuales y pérdida del auto-control; adicionalmente se ha asociado a problemas de alimentación, pérdida de la actividad física, obesidad y alteraciones psiquiátricas.

Diversos estudios enfatizan que hay disminución de empatía, simpatía, problemas familiares, de conducta y baja estabilidad emocional; con cierre en la red de anormalidad, se suma el hecho de que a través de internet frecuentemente se consigue comida no del todo adecuada, lo que aumenta sedentarismo y sobrepeso. Más aún, las redes sociales y todas las bases señaladas, afectan la presencia de hábitos adecuados alimenticios y hacen más prevalentes las preocupaciones alimenticias, la bulimia y anorexia nervosa.

Meta-ánálisis previo de 58 estudios de adicción al internet en el Este Asiático evalúa programas dinámicos y consejos, terapia conductual-cognitiva y deportes contra tal adicción al internet. Tokunaga revisó 274 estudios que destacan la asociación con sensación de soledad y depresión con tal adicción y Wangetal subraya la asociación con desórdenes de déficit de atención e hiperactividad, además de lo informado por Chengetal que revisó 25 ensayos que determinan la potencial asociación con suicidio, entre otras decenas de estudios que destacan la importancia del problema, muchos de ellos en población China.

En revisión sistemática con selección de 12 estudios y 10 meta-análisis que incluyeron 16,520 estudiantes, hubo asociación de la adicción al internet con preocupación de hábitos alimenticios, bulimia, anorexia, pérdida de control del apetito y dietas en general.

Hallazgo en Woranso Mille en Etiopía, cráneo de 3.8 millones de años (Haile-Selassie Y et al. Nature 2019; doi.org/10.1038/s41586-019-1513-8)

Los autores describen cráneo humano que data de 3.8 millones de años aproximadamente, con morfología más primitiva que la descrita para el cráneo del Australopitecus.

El área de Woranso-Mille se localiza en la región de Afar en Etiopía, que se ha convertido en una de las áreas más importantes de fósiles humanos, del período Plioceno medio, con morfología cráneo-facial completa. Otras especies como Australopitecus deyiremeda datan de 3.5 a 3.3 millones de años, A. anamensis de 4.2-3.9 millones de años y A. afarensis de 3.7-3 millones

Optimismo se asocia a mucha mayor longevidad en hombres y mujeres (Lee LO et al. PNAS doi/10.1073/pnas.1900712116)

La supervivencia ha aumentado en países industrializados, longevos se les denomina comúnmente a quienes alcanzan 85 años y los factores que promueven la longevidad son muy relevantes en Salud Pública, los que incluyen los biomédicos como las variantes genéticas, aunque factores no genéticos y epigenéticos contribuyen con tanta o mayor trascendencia.

El optimismo reduce el riesgo de padecer enfermedades crónicas y de morir prematuramente; disminuye depresión y la pobre funcionalidad psicosocial; más aún, se ha destacado al optimismo como el factor de mayor relevancia para reducir eventos cardiovasculares, declinación pulmonar funcional y mortalidad prematura, independientemente de factores como depresión, ansiedad y enojo. El optimismo tiene base hereditaria en 25%, pero de mayor peso pueden resultar la participación estructural-social y aprendizaje.

Datos de 2 cohortes de mujeres, la del Estudio de Salud de Enfermeras (NHS) y hombres del Estudio Normativo de Edad de Veteranos (NAS) con seguimientos de 10 años (2004-14) y 30 años (1986 al 2016), respectivamente, evaluaron el optimismo mediante cuestionarios validados. En ambas cohortes el optimismo se asoció a mayor longevidad (> 85 años) con diferencia estadísticamente significativa (p<0.01) y posterior a ajustar otros factores (con empleo de 3 modelos) el optimismo se relacionó a aumento de supervivencia, con más personas que alcanzan los 85 años (14.9%).

About Redaccion El Heraldo SLP