Don't Miss

Liberan orden de cateo contra DRO del Colegio Rébsamen

By on 19 septiembre, 2019

La Procuraduría General de Justicia obtuvo una orden de cateo para tratar de ubicar a Juan Apolinar Torales Iniesta, uno de los dos Directores Responsables de Obra (DRO) del Colegio Enrique Rébsamen, quien permanece hasta el momento prófugo, al igual que Francisco Arturo Pérez Rodríguez.

Ambos imputados cuentan con órdenes de aprehensión desde más de año y medio.

Torales Iniesta avaló en junio de 2017 que el colegio Rébsamen contaba con la constancia de seguridad estructural adecuada, es decir, que estructuralmente podría soportar un sismo.

Asimismo, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitirá, en las próximas semanas, una recomendación por las omisiones de funcionarios locales y federales, al permitir que siguiera operando la escuela, a pesar de haber sido clausurada en varias ocasiones.

La segunda visitaduría de la CNDH presentará este proyecto de recomendación que nació de la queja interpuesta por algunos padres que perdieron a sus hijos tras derrumbarse el colegio, y que ahora buscan justicia y que cada uno de los funcionarios omisos sean sancionados.

Los padres del Rébsamen argumentaron en esta queja la presunta violación a los derechos humanos, a la vida, a la integridad personal, física y psíquica, al derecho a la educación, al derecho a la protección y a la garantía de los derechos humanos en la protección civil, el derecho a la legalidad y la seguridad jurídica.

Los abogados del Bufete Fuentes de León, que representa a un grupo de padres del Colegio Rébsamen comentaron a Excélsior que una vez que se tenga esta recomendación, si los funcionarios continúan sin sanción alguna se presentará este caso ante Comisión Interamericana y la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Alejandro Jurado, papá de Paola, una de los 19 niños que perdieron la vida hace dos años, aseguró que extraña a su hija, que la quiere demasiado y que cambiaría todo por ella. También puntualizó que con esta lucha no busca dinero, ni reconocimiento, ni nada.

“Nada me puede devolver a Pao, pero sí seguiré firme en esta lucha por la justicia hasta que cada uno de los particulares y funcionarios involucrados en la corrupción, que permitió la operación del colegio, sean sancionados y cesados de la administración pública.

“Lo que aprendimos en los últimos dos años es que la corrupción sí mata y no podemos permitir que se repita un Rébsamen más”, expresó Alejandro.

Hasta ayer sólo se habían ejecutado dos órdenes de aprehensión, una contra Mónica García Villegas, dueña del colegio, y otra contra el DRO Mario Velarde Gámez, quien validó la seguridad estructural de las instalaciones de la escuela. Sin embargo, los funcionarios que permitieron la operación del Rébsamen, siguen bajo investigación de las autoridades, pero sin una orden de aprehensión.

 

About Redaccion El Heraldo SLP