Don't Miss

Un paseo por los afectos de Monsiváis en el Museo del Estanquillo

By on 18 junio, 2019
  • Este recorrido permitirá conocer “el ojo maravilloso” del cronista en cuanto arte plástico que elegía para su acervo

CIUDAD DE MÉXICO.

Un viaje por los afectos pictóricos y fotográficos de Carlos Monsiváis (1938-2010) se exhibirá en la muestra Un paseo por las artes visuales en la colección Carlos Monsiváis en el Museo del Estanquillo.

La exposición, que abrirá este sábado, integra cerca de 400 piezas de artistas y fotógrafos como Leopoldo Méndez, Germán Gedovius, Dr. Atl, Roberto Montenegro, Francisco Toledo, Lola y Manuel Álvarez Bravo, Juan Crisóstomo Méndez y José Luis Cuevas, entre otros.

La exhibición forma parte del homenaje para recordar al autor de Días de guardara nueve años de su muerte que se cumple mañana.

En entrevista, la curadora Miriam Kaiser adelantó que algunas de las piezas nunca antes han sido expuestas y aseguró que en esta lectura curatorial evitó cualquier tipo de tono político. “Algo que procuré en este recorrido fue que no hubiera una connotación política o social, es decir, que sea la obra la que hable, la belleza de las piezas. La idea era hacer una revisión de ese archivo infinito que le perteneció a Monsiváis y que hoy tenemos el gusto de observar en este museo”, comentó.

Así que en este caso me invitaron para revisar exclusivamente lo que es la obra plástica que se encuentra en los acervos. De entrada, puedo comentarte que no hay un tema ni un concepto específico, sino que más bien se trata de un recorrido que permita conocer el gusto y el ojo maravilloso de Carlos Monsiváis en cuanto a la selección que él hacía de la obra plástica”.

Se exhibirá obra de 75 artistas, añadió, en donde se podrán encontrar joyas inesperadas, como Los monotes. Oaxaca (1964) y Mai (1912) de Angelina Beloff; Retrato de Bernardo Couto Castillo (1901), de Julio Ruelas; Mujer veneciana en traje de carnaval (1910), de Roberto Montenegro; Hombre arrodillado frente a maniquíes femeninos (1939), de Gabriel Fernández Ledesma; y Monsiváis por Cuevas (1965), de José Luis Cuevas.

En esta muestra tenemos obras de Beloff que son una gloria, así como las fotos de Luis Márquez que datan de los años 30 y tienen una gran calidad; o las piezas de Julio Ruelas —antes citada— que es una tinta y a simple vista es un deleite”; o la de Fernández Ledesma, que fue una revelación; en ella aparece un hombre que se quita la cabeza y se la ofrece a un maniquí, ante la mirada furtiva de un ángel”, anotó.

Sin embargo, reservó una sorpresa más para los visitantes: “Sería bueno que cuando llegaran a las piezas de Roberto Montenegro descubrieran la que tiene un poema escrito de Rubén Darío, de su puño y letra. Créeme que ésa es otra de las joyas que no se pueden perder”, destacó Miriam Kaiser.

Uno de los puntos clave en esta exhibición, reconoce la curadora, es la heterogeneidad. “Sí, ese es uno de los puntos clave, porque demuestra que Monsiváis fue un coleccionista ecléctico y que en muchas ocasiones las obras o fotos que adquiría no tenían que ver con un tema o un concepto, sino que sólo se guiaba por la belleza y eso es lo que quiero mostrar con esta muestra. Así que es una especie de exaltación de la belleza de las obras que hablarán por sí mismas”.

Y al mismo tiempo se trata de un recorrido o un viaje por la obra y las distintas técnicas de los artistas del siglo XX, que van desde el dibujo y el grabado, hasta el óleo y la fotografía. “Así que aquí no son importantes las dimensiones de la obra ni el número de piezas por artista, sino observar el gusto de Monsiváis y disfrutar las joyas que encontró en La Lagunilla o en las piezas que le regalaron a lo largo de su vida”.

Por último, destacó que dos de los artistas que dominan en la colección de Monsiváis son Miguel Covarrubias y de Ruelas. “Se ve que eran artistas que buscaba y que le gustaban mucho; sin embargo, no predominan del todo en la muestra, pues se buscó un equilibrio que permitiera un viaje desde lo más conocido hasta la obra de Juan Crisóstomo Méndez, un fotógrafo poblano muy poco conocido”.

EL HOMENAJE

La exposición será inaugurada el próximo sábado y dará pie al homenaje para recordar al cronista. Se realizará en la terraza de El Estanquillo, detalló su director Henoc Santiago.

El homenaje lleva por título ¡A nosotros nos consta! Recordando a Monsiváis a nueve años de su partida y arrancará con una conferencia de jóvenes escritores que pertenecen al programa Tierra Adentro.

Inauguraremos la exposición a las 12:00 horas y luego vendrán dos conferencias. La primera fue organizada con apoyo de la Secretaría de Cultura federal, en donde se organizó un programa para que los escritores Aldo Rosales Velázquez y Diego Casas Fernández, que pertenecen al programa Tierra Adentro, hablen sobre la obra de Monsiváis”, explicó. Esto será a las 12:30 horas.

Y cerrará con una segunda conferencia, organizada en colaboración con la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), en donde participarán especialistas y ensayistas como Joaquín Hurtado, Alejo Alcocer, Margarito Cuéllar y Abraham Nuncio —actual director de la Biblioteca Vasconcelos—, quienes también recordarán algunos pasos del cronista mexicano en sus visitas a Monterrey.

Y cerraremos con un pequeño convivio y un ejercicio que se ha vuelto una tradición: la impresión de playeras con alguna ilustración alusiva, y la venta, con descuento, de los libros de Monsiváis, publicados en editorial Era que serán vendidos por la librería Educal del Estanquillo, para mantener vigente la figura de Monsiváis, porque como dijimos el año pasado, ‘Hay ausencias que triunfan’”, concluyó.

About Redaccion El Heraldo SLP