Don't Miss

Ataque a campamento tortuguero por disputa de tierra

By on 25 abril, 2019
  • Un comando quemó el Campamento Tortuguero ‘Boca Barra’, ubicado en el municipio de Santa María Colotepec, que desde hace seis años se dedica a la preservación de la tortuga golfina

Un comando quemó el Campamento Tortuguero «Boca Barra», ubicado en el municipio de Santa María Colotepec, Oaxaca, que desde hace seis años se dedica a la preservación de la tortuga golfina, aledaño a Puerto Escondido.

Los hombres que irrumpieron en las primeras horas del martes 23 de abril amarraron a dos integrantes de la cooperativa, para posteriormente cortar con motosierra los horcones de la construcción (maderos que sirven de columnas), y prender fuego a las instalaciones, hasta reducir todo a cenizas.

Los miembros del campamento, que el año recupera y protege alrededor de mil 500 huevos de tortuga golfina, en peligro de extinción, participaron el 28 de agosto del año pasado en el rescate de los restos de alrededor de 300 tortugas que aparecieron muertas en el mar, atrapadas en una red ilegal, en la zona de influencia del Santuario “La Escobilla”, y que captó la atención a nivel internacional.

El personal voluntario de “Boca Barra”, ayudó a remolcar los cadáveres, la mayoría hembras que se acercaron a desovar, para colocarlos en fosas cavadas en la arena de la playa “Barra de Navidad”, con el fin de evitar que esta tragedia ambiental se convirtiera en un problema de salud pública.

De acuerdo con la denuncia presentada por el campamento “Boca Barra” ante la Fiscalía General del Estado de Oaxaca, el presunto responsable de estos hechos es Adrián Erick Davo Vela, quien en compañía de seis personas del sexo masculino que portaban pistolas y armas largas, quemó las instalaciones y les impide el paso al predio.

El origen del conflicto es la disputa por el terreno tortuguero que queda de frente al mar y que colinda con el predio de un ciudadano de origen alemán de nombre Hermann David Davo Bohurehenne, padre del presunto agresor, quien reclama la propiedad de la tierra, aún cuando el campamento “Boca Barra”tiene la posesión legal desde 2015, cedida en Asamblea por el Comisariado de Bienes Comunales y Consejo de Vigilancia de Santa María Colotepec, Oaxaca.

Previamente, el campamento toruguero inició una denuncia por la vía agraria contra Hermann David Davo Bohurehenne con número de expediente 1366/2017.

En redes sociales, otro hijo de Hermann David Davo Bohurehenne, de nombre Oscar Davo, escribió a la organización ambientalista Sea Shepherd México, un mensaje pidiéndole que bajara de Facebook la información que difundió sobre la quema del Campamento Tortuguero «Boca Barra”, reconociendo que su familia participó en los hechos denunciados.

«El post que subieron de la cooperativa de tortugas en puerto es noticia falsa”.

«Los de la cooperativa invadieron el terreno de mi familia y se lo quieren quedar para bisniar (sic)”.

«Su escusa (sic) es lo de las tortugas”.

«Si se meten a tu casa y se quieren quedar con ella los dejas y te quedas con la cola entre las patas o los sacas de ahí? Intentamos por las buenas y no quisieron se tuvieron que salir a la no tan buenas”, remató.

En septiembre de 2018, Excélsior visitó el Campamento Tortuguero “Boca Barra”, a raíz de la aparición de 300 tortugas enmalladas en la zona, y pudo documentar la labor que realizan los voluntarios para tratar de preservar la tortuga golfina, en una carrera interminable contra los saqueadores de los huevos de las hembras que salen a desovar a la playa.

En entrevista en aquellos días, los integrantes de la cooperativa dijeron confiar que con la llegada del nuevo gobierno federal pudieran obtener mayores apoyos para realizar sus tareas de vigilancia y conseguir la autorización para aprovechar la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zoofemat), con el fin de realizar actividades de educación ambiental y conservación de la naturaleza.

About Redaccion El Heraldo SLP