Don't Miss

Primeros cien días

By on 11 marzo, 2019
  • Convicción de la nueva administración pública federal se centra en la frase lapidaria Presidencial: ¡Antes muerto que traidor!
  • Erradicación de los privilegios y usos privados o facciosos de los recursos públicos que aún persisten y se resisten

La aplicación de una política de austeridad, el combate a la corrupción, la defensa del peso mexicano, controlar la inflación, incrementar los salarios, cero endeudamiento, crecimiento del empleo, confianza del consumidor, evitar la recesión, contar con presupuesto suficiente para promover el desarrollo y garantizar el bienestar de todos, se han convertido en las principales estrategias durante los primeros 100 días de la actual administración pública federal.
Es importante destacar que con estas estrategias, se ha establecido el compromiso de disminuir los impuestos y evitar la creación de nuevas contribuciones, logrando comprobar y demostrar que es posible aumentar la inversión sin recurrir al endeudamiento y se utiliza en forma adecuada, correcta y oportuna el presupuesto público como una eficaz palanca para promover la producción, el empleo y el bienestar social.
El verdadero cambio que se ha iniciado, consiste en recuperar la democracia y convertir al Poder Ejecutivo en el promotor del desarrollo político, económico y social de nuestro país, sin compartir, repartir o subordinarse al grupo que detentaban el poder político-económico en lo interno, ni a ningún gobierno extranjero en lo externo.
La función básica del Poder Ejecutivo se orienta a salvaguardar la soberanía y evitar que los pocos poseedores ilegalmente de mucho, se aprovechen y abusen de los muchos que tienen poco, al asumir una nueva responsabilidad pública, económica y social, a fin de garantizar que todos los mexicanos puedan gozar una vida digna, justa, equitativa, con seguridad y bienestar.
El mayor valor histórico para todos los mexicanos, aún sin reconocimiento a la fecha, consiste en que el rescate del país se ha llevado a cabo de manera pacífica, legal y democrática en los primeros 100 días de la presente administración pública federal.
En la relación con el sector privado, se han logrado importantes e históricas decisiones en forma conjunta al establecer los nuevos salarios mínimos, siendo reconocido por la tenacidad y empeño por continuar invirtiendo, generando empleos, aumentar la producción, obtener ganancias lícitas y comprometidos conjuntamente con tres ejes fundamentales: contribuir con la recuperación del crecimiento económicos del 4 por ciento, abatir la pobreza mediante la mejoría del desarrollo social y combatir la corrupción.
El mantener una relación de respeto con los poderes Legislativo y Judicial y en la Presidencia de la República no se tiene partido ni privilegia a dirigentes o representantes de sindicatos, organizaciones sociales o grupos de intereses creados.
La relación con el Congreso de la Unión, permitió la aprobación de la Ley de Extinción de Dominio para la expropiación expedita de bienes que son producto de la corrupción y la violencia, la tipificación como delitos graves, y sin derecho a fianza, los actos de corrupción, el robo de combustible y el fraude electoral, así como la creación de la Guardia Nacional que tiene como principal objetivo garantizar la seguridad pública de los ciudadanos.
En política exterior se mantiene apegado a los principios constitucionales de no intervención, autodeterminación de los pueblos, solución pacífica de las controversias, proscripción de la amenaza o del uso de la fuerza en las relaciones internacionales, igualdad jurídica de los Estados, cooperación internacional para el desarrollo, respeto, protección y promoción de los derechos humanos y lucha por la paz y la seguridad internacionales.
La posición de liderazgo político en los primeros 100 días desde la Toma de Posesión del Poder Ejecutivo Federal, consiste en sacar adelante nuestro país, mediante la participación de todos y la acción coordinada entre los sectores privado, social y público.
En una nueva etapa de la vida pública del país, se ha establecido la estrategia que ningún grupo, por importante y poderoso que sea, podrá seguir conspirando contra la paz social en beneficio propio y acrecentar sus privilegios, así como nada ni nadie puede valer más que el bienestar y la calidad de vida de todos los mexicanos.
El Poder Ejecutivo Federal, se encuentra comprometido y demostrando que se garantizan las inversiones y las libertades de que cada quien podrá dedicarse a las actividades que más les satisfagan y convengan.
Los inversionistas han continuado en los primeros 100 días con sus negocios pero sin influyentísimo, corrupción ni impunidad, debido que el presupuesto se ejerce realmente en forma pública, orientado preferentemente a beneficiar los pobres, protegiendo los recursos naturales, cuidando la riqueza de la nación y los frutos del trabajo de los mexicanos son distribuidos con justicia, en el entendido que nunca más se permitirá acrecentar los privilegios de pocos, mismos que se sustentaban en la opresión, inseguridad y miseria de millones de mexicanos.
Es importante destacar el cumplimiento de 62 de los 100 compromisos del Ejecutivo Federal, como la construcción de caminos en zonas indígenas, pensión a adultos mayores, capacitación para jóvenes y becas mensuales, apoyos a personas con discapacidad y becas mensuales a estudiantes de todo los niveles educativos, entre muchos otros.
La honestidad será una virtud que forme parte del patrimonio moral del pueblo mexicano, siendo elevada a rango supremo que habrá de generar múltiples beneficios.
En la erradicación de los privilegios y usos privados o facciosos de los recursos públicos que aún persisten y se resisten, es urgente comprobar y demostrar en los tres órdenes del sector público y el propio sector privado, que se cuenta con una verdadera autoridad moral para recuperar recursos desviados por la corrupción y serán destinados para recuperar el crecimiento económico, y mejorar los niveles de vida y bienestar social de la mayoría de la población.
Finalmente, al agradecer el Ejecutivo Federal la confianza del pueblo de México, de todos los sectores y en especial de los empresarios, reitero, reafirmo y refrendo el compromiso de no fallar, nunca jamás claudicar y antes muerto que traidor.

About Redaccion El Heraldo SLP