Don't Miss

“Sin paz no habrá transformación”; entrevista con Andrés Manuel López Obrador

By on 21 noviembre, 2018

El proyecto para crear la Guardia Nacional no se va a detener porque es vital para garantizar la paz en el país, afirmó Andrés Manuel López Obrador.

En entrevista para Imagen Noticias con Ciro Gómez Leyva, el presidente electo dijo que quienes critican su intención de reformar la Constitución para darle sustento legal a la corporación no conocen a fondo el plan ni las circunstancias que lo originaron.

Explicó que la base de su estrategia para pacificar al país es que haya crecimiento económico, empleo, bienestar y atender a los jóvenes.

Dijo que con los ahorros de un gobierno austero, y acabando con la corrupción, tendrá 500 mil millones de pesos, suficientes para cumplir sus promesas de campaña.

Respecto a castigar la corrupción que hubo en sexenios pasados, López Obrador aseveró que su postura es no simular que se persiguen esos delitos, sino iniciar una nueva etapa en la que ya no habrá cabida para la impunidad.

Aclaró que si la gente que votó por él le pide que se haga justicia en ese aspecto, aunque eso provoque que el país se confronte, abrirá los expedientes para castigar a los culpables de lo que llamó “tragedia nacional”.

“No es mi fuerte la venganza; creo en el perdón y pienso que es lo que más conviene al país, a México, esta amnistía política. Hacia adelante, cero impunidad, cero corrupción, que no se perdone a nadie, ni al nuevo presidente; si yo cometo un acto de corrupción, traiciono al pueblo”, indicó.

“No voy a detener la Guardia Nacional”

El presidente electo asegura que, aunque respeta la postura de organismos de la sociedad civil, no frenará la propuesta para combatir la violencia. Sin seguridad no hay Cuarta Transformación, asevera. En entrevista para Imagen Noticias, afirma que a partir del 1 de diciembre trabajará hacia adelante y contra la impunidad

La reforma constitucional que avanza en el Congreso para crear la Guardia Nacional no será frenada por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, a pesar de que se lo pidieron más de 100 organizaciones civiles y 542 individuos que consideran que con ello se militariza el combate a la inseguridad en el país.

López Obrador aseguró, en entrevista con Ciro Gómez Leyva, para Imagen Noticias, que respeta el disenso manifestado por los organismos de la sociedad civil, primero a través de un comunicado y después mediante un escrito entregado en la casa de transición, pero que no detendrá la propuesta de cambio a 13 artículos de la Constitución.

“No, con todo respeto. Tienen ellos sus libertades a salvo para expresarse, manifestarse, yo respeto mucho el derecho a disentir, pero yo tengo la responsabilidad y no puedo garantizar la paz, la tranquilidad de los mexicanos, si no llevamos a cabo esa reforma constitucional”, señaló el presidente electo.

De visita en Ciudad Imagen, y a 10 días de que inicie su gobierno como Presidente de la República, López Obrador consideró que quienes se oponen a la creación de la Guardia no conocen la propuesta y las circunstancias.

“Es un desastre el sistema de seguridad del Estado, las policías”, dijo. En la Policía Federal, detalló, hay 40 mil elementos, pero sólo se cuenta con 20 mil, porque el resto realiza labores administrativas.

—La Guardia Nacional va, dijo Gómez Leyva.

—Va, porque lo necesitamos para garantizar la paz y la tranquilidad de los mexicanos.

El asunto de la inseguridad ocupó buena parte de los casi 40 minutos de la entrevista.

—¿Sin seguridad no hay Cuarta Transformación?, lo cuestionó Gómez Leyva.

—Sí, estoy de acuerdo con eso, y va a haber seguridad, va a haber paz, tranquilidad, porque estoy seguro que los mexicanos van a apoyar, todos nos van a dar su confianza, y le digo a la gente que no les voy a fallar, que tengamos confianza, que tengamos fe, vamos a sacar a México adelante, va a crecer la economía, va a haber empleos, va a haber bienestar, va a haber paz y va a haber tranquilidad, estoy optimista.

MANTIENE INVITACIÓN A MADURO

El tema de la presencia de Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, en su toma de posesión el 1 de diciembre, y la molestia que ha generado en el PRI, el PAN y el PRD, también fue abordado en la entrevista a López Obrador, quien mantuvo la invitación al mandatario.

—¿Bienvenido Nicolás Maduro a México?

—Sí, todos los gobernantes, incluido Nicolás Maduro, respondió López Obrador al defender su política de respeto a la autonomía de los pueblos del mundo.

—Maduro es un dictador, presidente, apuntó el comunicador.

—Es un punto de vista de mucha gente, pero nosotros, yo, por mi investidura como presidente electo y mi investidura constitucional, no voy a descalificar a ningún gobernante extranjero.

“EL DINERO ALCANZARÁ”

Gómez Leyva cuestionó a López Obrador si alcanzarán los recursos para todos los proyectos que propone en la próxima administración.

El presidente electo garantizó que habrá dinero suficiente desde el inicio y hasta el final de su gobierno, porque tiene la fórmula del ahorro en el presupuesto: no más déficit y nada de empezar el sexenio con más impuestos.

Señaló que ya está revisando el presupuesto para el año próximo y se harán ahorros importantes en gastos de operación. Además, dijo tener mucha confianza, porque una de las reformas a la ley establece cuidar las compras del gobierno y los contratos de obras y adquisiciones.

“Tenemos la fórmula, es sencilla, es acabar con la corrupción, hacer un gobierno austero, sobrio, sin lujos, y esto nos va a permitir disponer de ahorros de alrededor de 500 mil millones de pesos, y con eso vamos a financiar el desarrollo del país”, explicó.

Esa fórmula, agregó entre risas, no la enseñan donde estudian los tecnócratas.

—Ya se van, dijo Gómez Leyva.

—Algunos se van a quedar, porque no todos pueden ser despedidos, pero sí han demostrado ser muy malos administradores públicos, técnicos muy malos, y además con pretensiones, son técnicos que se creen científicos, respondió con más risas.

Adelantó que en su sexenio participarán profesionales de la UNAM, del Politécnico y el Tecnológico de Monterrey, así como del ITAM.

Anticipa más consultas

El presidente electo aprovechó el espacio para promover y difundir la encuesta del próximo fin de semana en todo el país sobre el Tren Maya y otros nueve proyectos prioritarios en materia de infraestructura y apoyos sociales a grupos vulnerables.

Dicho ejercicio, explicó, será el último que se haga antes de los cambios constitucionales que impulsará para retirar los candados a la realización de las consultas públicas. Las siguientes se harán con la participación del Instituto Nacional Electoral (INE).

Uno de los candados que retirarán para facilitar la realización de consultas será el requisito de que los solicitantes reúnan el 2% de las firmas del padrón electoral, pues el objetivo es que sea necesario sólo el 1%, o incluso el 0.5 por ciento.

Recordó que cuando se impulsó la Reforma Energética se reunieron más de tres millones de firmas para hacer una consulta, pero, como la ley establecía que podía afectar el erario, era improcedente, por lo que todo eso se va a quitar para dar facilidades a los ciudadanos.

SIN VENGANZAS

El presidente electo dijo que la corrupción y la impunidad son los principales problemas de México y que nunca se habían padecido tanto como durante el periodo neoliberal, que no es más que “una política de pillaje”, en la que se transfieren bienes del pueblo a particulares.

Ésa, agregó, es la causa de la pobreza, de la inseguridad y de la violencia.

Sostuvo que, en honor a la verdad, para castigar a los responsables de lo que llamó una “tragedia nacional”, tendrían que empezar con el castigo a los de arriba, desde que inició la política neoliberal.

“Es mejor para el país, en una decisión de Estado, un punto final y decir ‘vamos a olvidar esa horrible historia’”, expresó López Obrador.

—Va a decepcionar a mucha gente que votó por usted, inquirió el comunicador de Imagen Noticias.

—No le hace, no me importa, porque son mis convicciones, y yo estoy seguro que ellos van a entender que lo más importante es que acabemos de verdad con la corrupción, que iniciemos una nueva etapa.

“No es mi fuerte la venganza, y así como estoy en disposición y creo en el perdón, y pienso que es lo que más conviene al país, a México, esta amnistía política, así pienso también que hacia adelante, cero impunidad, cero corrupción, que no se perdone a nadie, que no se perdone al nuevo Presidente, que si yo cometo un acto de corrupción, traiciono al pueblo, que yo sea juzgado. Ésas son las nuevas reglas”.

Abrir expedientes en contra de ex presidentes, consideró, nos llevaría a una confrontación permanente como país y no resolvería el problema.

“Si la gente dice: ‘queremos, no le hace que nos confrontemos, queremos justicia’, se hace justicia de arriba para abajo”, indicó.

—¿Empezando por Salinas o empezando por Peña Nieto?

About Redaccion El Heraldo SLP