Don't Miss

Como vencer los retos difíciles

By on 11 noviembre, 2018

Los retos u obstáculos te hacen descubrir cosas acerca de ti mismo que te eran desconocidas. Son lo que hace que el instrumento se estire, lo que te hace ir más allá de la norma.

Imagina una vida donde todo te sale como lo planeas. Donde obtienes todo lo que deseas sin tener que trabajar por ello.

Donde tienes el camino libre para llegar tan lejos como te lo propongas.

Tan idílico como esto suena, lo más probable es que después de un corto tiempo te aburrirías al no tener ningún problema ni disfrutarías tanto tus logros y, lo peor, dejarías de crecer. Y cuando dejamos de crecer comenzamos a morir.

Los retos están aquí para servirnos, para ayudarnos, para hacernos mejores, más fuertes y para darnos cuenta de que somos mucho más capaces de lo que creemos.

Lo sé, no siempre es fácil y cuando estamos en medio de la tormenta desearíamos estar bajo los rayos del sol, pero si aprendemos a aceptar el reto, los obstáculos, en vez de temerlos y si tenemos certeza de que al final todo estará bien, nos va a ser mucho más fácil pasarlos.

Lo que hace a un desafío más difícil es nuestra resistencia al mismo.

No es el reto en sí, sino nuestro deseo de que las cosas fueran diferentes en vez de aceptarlas tal como son.

En mi vida he aprendido que la felicidad es aceptar lo que es sin desear que fuera diferente. Cuando finalmente acogí este concepto mi vida comenzó a ser mucho mejor.

Eso no quiere decir que no deseo que pasen ciertas cosas o que me encanta todo lo que llega a mi vida, simplemente significa que entiendo que esto es lo que es y que EN ESTE MOMENTO no puedo hacer nada para cambiarlo, así que lo acepto y hago algo al respecto en vez de resistirlo deseando que las cosas fueran diferentes.

Ahí está mi asma, por ejemplo. Soy una asmática “funcionando” normalmente la mayor parte del tiempo. Pero hay veces en las que incluso levantarme de la cama se siente como si estuviera escalando el Monte Everest porque no puedo respirar.

Como una corredora profesional de maratones no poder respirar es menos que ideal.

Pero es lo que es. Si lucho contra ello no solo no voy a poder respirar sino que me voy a frustrar y, lo más probable, comenzaré a sentirme víctima y a preguntarme “¿Por qué a mí?” en vez de “¿Para qué a mí?” o “¿Qué puedo aprender de esto?”

Piensa en los retos como pequeños escalones que te llevaran a alcanzar tu verdadero potencial, que te llevaran a convertirte en la persona que estas destinada a ser.

Muchas veces nos conformamos con menos de lo que somos capaces o con menos de lo que podemos tener (incluso menos felicidad de la que merecemos). Ponemos nuestras metas no tan altas pues es más fácil alcanzarlas y nos encontramos cómodos en donde estamos porque “es lo que conocemos”, lo “fácil”. Pero si no estamos activamente tratando de crecer, de salir de nuestra zona de comodidad, la vida nos hará hacerlo.

Finalmente, Alguna vez has visto una tormenta que no termine? Aun aquellas tormentas que destruyen casi todo y que duran mucho tiempo llegan a su fin y el sol siempre sale después. Recuerda que donde estas es algo temporal.

Nada en esta vida es permanente excepto el cambio, así que ten certeza que cualquier reto, obstáculo o desafío que estés enfrentando ahora también pasará.

Espero que tengan un muy buen día! Los invito a que me sigan en Facebook (https://www.facebook.com/insightfulrunner/) twitter (@terezacher), Instagram (@insightfulrunner) y en mi blog (www.insightfulrunner.blog) para motivación durante el día.

About Redaccion El Heraldo SLP