Don't Miss

Alex Cora no considera una ventaja su cercanía con los Astros

By on 14 octubre, 2018
  • Sus 211 victorias combinadas son la segunda mayor cantidad en la historia de rivales en postemporada.

Alex Cora conoce muy bien a los Houston Astros. Después de todo, fue el coach de banca y asistente de su amigo A.J. Hinch el año pasado cuando Houston se coronó campeón de la Serie Mundial.

El coach de primera base de los Astros, Alex Cintrón, es uno de sus mejores amigos. El coach de tercera base, Joe Espada, tuvo el mismo rol en el equipo subcampeón puertorriqueño que disputó el pasado Clásico Mundial de Beisbol de 2017, donde Cora fungió como gerente general. Cora, quien además fue dirigente y gerente general de los Criollos de Caguas del béisbol invernal en Puerto Rico, es tan querido por los jugadores de los Astros como lo es en los Boston Red Sox. Incluso conoce al receptor Martín Maldonado y al campocorto Carlos Correa desde muy jóvenes, y los incluyó en el plantel del equipo boricua para el Clásico.

Alex Cora asegura estar preparado para tomar las decisiones necesarias para que los Medias Rojas triunfen.

No obstante, el dirigente puertorriqueño entiende que no es una ventaja tener lazos tan cercanos con su antiguo equipo.

“No hay ninguna”, sentenció el dirigente puertorriqueño durante el día de práctica previo al primer partido de la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

“Son un equipo diferente. Añadieron a algunos jugadores en la temporada muerta. Y están jugando de manera diferente. Y por mucho que haya que hablar sobre alguna ventaja por la relación entre A.J. y yo, al fin y al cabo, yo no estoy fildeando líneas. Ya yo no bateo; A.J. ya no es receptor”.

Hinch afirma sentirse muy contento y orgulloso de los logros de Cora, quien finalizó con el segundo mejor récord para un manager novato en la historia de las Grandes Ligas, siendo superado únicamente por Ralph Houk, quien obtuvo 109 victorias con los New York Yankees en 1961.

“Estoy tratando de recordar algunas cosas que desearía no haberle dicho”, bromeó Hinch ante la prensa en Houston antes de partir rumbo a Boston. “El coach de banca y el dirigente tienen una relación muy cercana. Él estuvo obviamente a mi lado a cada paso del camino.

Ha sido un apoyo para mí y yo para él. Lo conozco bien. Él me conoce bien. Pero estratégicamente, ha sido una temporada completamente diferente (a la del año pasado)”.

El dirigente de los Astros, en su cuarta campaña con el equipo, afirma que su enfrentamiento con Cora en la Serie de Campeonato estaba destinado a suceder. Los Medias Rojas y los Astros fueron dueños de los dos mejores récords en Grandes Ligas toda la temporada regular, con ambos estableciendo nuevas marcas de victorias para sus respectivas franquicias.

Los Medias Rojas finalizaron la campaña con 108 partidos ganados, la mayor cantidad en los casi 120 años de historia de la legendaria franquicia. Los Astros, con sus 103 victorias, también establecieron un nuevo récord para su franquicia.

Sus 211 victorias combinadas son la segunda mayor cantidad en la historia de rivales en postemporada, igualados con los Yankees de Nueva York (95) y los Marineros de Seattle (116) en 2001. Sólo la Serie Mundial de 1998 entre los Yankees (114) y los Padres de San Diego (98) ha tenido una mayor suma de victorias combinadas (212).

Será además un duelo del equipo con el promedio de victorias en casa más alto en todo Grandes Ligas, los Medias Rojas (.704, 57-24), contra el equipo con el mejor porcentaje de victorias como visitante, los Astros (.704, 57-24).

Los Medias Rojas también lideraron a las mayores en número de carreras anotadas por partido la temporada regular 2018, con un promedio de 5.41, mientras que los Astros contaron con el cuerpo de lanzadores con el menor número de carreras permitidas, promediando una efectividad de 3.11.

“La gerencia, el grupo analítico de estadísticas avanzadas, hacen un gran trabajo al dar información, aportando pensamientos e ideas”, afirmó Hinch. “Pero todo circula en torno al jugador. Siempre le doy crédito al jugador, porque él es que está en el terreno, el que tiene la pelota en la mano”.

“Para esto es que jugamos”, agregó Cora.

“Los entrenamientos en la temporada muerta y luego los entrenamientos de primavera y luego los 162 partidos de la campaña regular. Te colocas en la posición de que si ganas 11 o 12 juegos en octubre puedes decir que juegas para el mejor equipo del béisbol. Todo se trata de los jugadores y ellos son los que van a decidir qué va a pasar en el terreno”.

About Redaccion El Heraldo SLP