Don't Miss

Viaja a 5 bosques encantados

By on 31 agosto, 2018

Hay bosques  llamados mágicos que cautivan por su belleza en diferentes partes del mundo.

MADAGASCAR. AVENIDA DE LOS BAOBABS

El escenario parece arrancado de otro planeta: un sendero flanqueado por árboles de troncos colosales, junto a los cuales un humano luce como un insecto. Se trata del baobab, un árbol que solo crece en África y Australia. De las ocho especies que existen, seis son exclusivas de Madagascar.

El lugar más popular para verlos es la Avenida de los Baobabs, a 19 kilómetros de Morondava. Sus árboles tienen más de 800 años de edad.

KIOTO. MÚSICA DE LOS BAMBÚES

El bosque de bambú de Arashiyama (también conocido como Bosque de Sagano) es una de las postales más famosas de Japón.

Sus bambúes son gigantescos y altos como árboles. Los troncos rectilíneos forman un paisaje fuera de lo común que se puede disfrutar a lo largo de un camino de medio kilómetro.

No es el único en su tipo, pero sí el más visitado. En el pasado, era un lugar de descanso para la corte imperial. Es relajante escuchar la música que provoca el viento al mecer los troncos y hacerlos chocar suavemente.

La mejor opción es llegar en autobús o en tren. La entrada es libre y el sitio está siempre abierto. Es posible recorrer el bosque a bordo de un rickshaw, un vehículo parecido a una carreta.

Si te es posible, visítalo en primavera, para aprovechar la vista de los sakuras en flor (cerezos), y en otoño para apreciar los colores del follaje. www.kyototourism.org

POLONIA. LOS PINOS DE POMERANIA

Esta curiosidad natural se encuentra en Gryfino, en Pomerania Occidental, cerca de la frontera con Alemania. Un centenar de pinos deformados repiten la misma silueta antinatur sus troncos se doblaron a unos 40 centímetros por encima del suelo, y luego volvieron a crecer normalmente.

El Bosque Torcido (Krzywy Las, en polaco) siempre está abierto al público y no se cobra entrada. www.poland.travelal  (Foto: Istock)

NUEVA ZELANDA. TIERRA DE DUENDES

El Monte Taranaki o Egmont es un volcán cuya última erupción se registró en 1775, y algún día podría volver a entrar en actividad. Su cumbre domina el Parque Nacional Egmont desde los dos mil 500 metros de altura sobre el nivel del mar. El área natural dibuja un círculo digno de una clase de geometría alrededor del volcán.

Existen varios senderos: el más popular es el Kamahi Loop, que atraviesa el Bosque de los Duendes, donde los árboles parecen creados como set de filmación para alguna película fantástica. No hacen falta efectos especiales: parte del año, está envuelto por neblina. www.doc.govt.nz

PATAGONIA ARGENTINA. LOS ARRAYANES DE VILLA LA ANGOSTURA

El bosque de aquellos árboles de corteza fría y color canela es una de las grandes atracciones de la región del Nahuel Huapi, destino de una clásica salida embarcada desde Puerto Pañuelo (en la Península Llao-Llao, a 25 kilómetros del centro de Bariloche).

Se cruzan las aguas del lago hasta la Península Quetrihué, en cuya punta está el parque nacional creado especialmente para preservar uno de los únicos bosques de arrayanes del planeta.

El sendero empieza desde el muelle mismo y tiene pasarelas para proteger las nuevas plantas, que crecen muy lentamente. La caminata culmina delante de una cabaña de troncos, conocida como la Casita de Disney.

El creador de Mickey visitó la región y -dicen- se enamoró del paisaje del bosque, que le inspiró los bocetos de la película animada Bambi.

¿Verdadero o falso? Lo cierto es que el paisaje es de una belleza y una singularidad únicas porque los arrayanes son allí más numerosos y más altos de lo habitual.

About Redaccion El Heraldo SLP