Don't Miss

*.- Maestros arrancan nueva batalla hegemónica *.- ¿Nuevo sindicalismoo más de lo mismo? *.- Del round Chávez-Ugalde y más

By on 19 agosto, 2018

Muchos maestros ultrajados en sus derechos laborales gracias  al uso revanchista y sectario de la evaluación magisterial,  aparente esencia de la reforma educativa, más para promoción y control político que para mejorar al sistema educativo; ven con ansiedad cuánto tarda en caer, en el reloj sexenal, el último grano de arena sin que les aclaren si ésta sigue en marcha o, como prometió en campaña el próximo Presidente de México Andrés Manuel López Obrador, “va para atrás” y se cancela en definitiva.

Es tanto el oprobio con que les aplican cursos “de inducción” y los mismos exámenes junto con todo el proceso inherente a su presentación y calificación, que ha provocado una especie de ola de solidaridad, empática con quienes orillados por éste método de privación de derechos sindicales tolerados, o más bien alentados desde el SNTE,  se vieron obligados al retiro, la jubilación o el olvido y por supuesto, la reducción drástica de sus ingresos al grado de quedar condenados a la miseria.

Y es que hasta ahora lo único en firme que al respecto saben, es que a partir del primero de diciembre, con el arranque del nuevo sexenio, no habrá nadie autorizado ni nombrado para avanzar en la calificación de las evaluaciones programadas para noviembre próximo y en éstos momentos ya en marcha.

COMO IR AL PAREDON

El caso es que la evaluación comienza desde que el maestro se inscribe y va a su primer curso sin más estímulo que aprobar para conservar su plaza, acceder a un aumento salarial o mejorar su nivel escalafonario sin apoyo económico alguno, esto es, pagando su gasolina o transporte, haciendo uso de su tiempo “libre” en jornadas “de aprendizaje”, nada pedagógicas por cierto, de más de 6 horas corridas en salones con deficiente ventilación y sin tiempo ni para ingerir alimento pese a que, incluyendo el tiempo de traslado rebasan las 8 horas de ayuno.Un diabético sale directo al hospital.

Eso sin contar que si bien los capacitadores son accesibles, estos no influyen en los horarios ni el calendario de presentación de trabajos que, a sabiendas del pésimo estado de sus servidores, a los que constantemente “se les cae el sistema”, dan plazos “inaplazables y sin excepción alguna” para el registro de recepción y por ende de cumplimiento, a las mentadas “tareas”. De no llegar a tiempo, automáticamente están reprobados.

Es lo más nefasto del sistema que la misma reforma educativa está dando por terminada; nada que ver con la promesa de Aurelio Nuño de “aprender a aprender” sino una absurda continuidad del autoritarismo en las aulas; ni siquiera les dan tiempo para ir al baño o de salir a tomar un poco de aire. Por eso les llaman “campos de concentración” en vez de salones de evaluación.

NO ES EL METODO, ES LA FORMA

Con esto, ya puede uno darse una idea de porqué ese rechazo rotundo al proceso evaluador. Los maestros no aberran ser evaluados, pero tampoco aceptan ser castigados, máxime cuando en su momento ya hicieron los estudios y méritos para acceder a un trabajo estable, seguro, supuestamente respaldado por un sindicato, un contrato colectivo y una Ley federal del trabajo que debieran si no apapacharlos ni tolerar o solapar sus ineficiencias, sí procurarles bienestar y un excelente ambiente laboral.

Insistimos, n-a-d-i-e ha dicho hasta hoy que el personal del Instituto Nacional de Evaluación Educativa, INEE, permanecerá en el cargo de manera transexenal al menos hasta concluir el proceso evaluatorio actual, ni que como tal o con nombre diferente, pero con el mismo fin,  los vaya a relevar en automático con el cambio de sexenio, y mientras son peras o manzanas y tal vez pase lo que nadie espere, las exigencias siguen más rígidas, exigentes y agresivas que nunca sin nadie que haga ver que cursos como esos y en esas condiciones, hasta los derechos humanos de los sustentantes atropellan.

En esas condiciones la disidencia magisterial en ciernes, el llamado movimiento Maestros por México,  MXM, encabezado en nuestra entidad por elbistas fieles como ¿Quien lo habría esperado?, Jaén Castillas Jonguitud, nieto del antecesor de la maestra Elba Esther Gordillo en el otrora poderosísimo SNTE, Carlos Jonguitud Barrios, cobre fuerza no sólo en SLP. sino en todo el territorio nacional.

SOLIDARIDAD A PRUEBA

Los alienta la llama de la esperanza que sembró el extinto gobernante potosino, creador del liderazgo vitalicio en Vanguardia Revolucionaria y que acuñó  la palabra “magisteriocracia” para una casta privilegiada de profesores mexicanos ahora extinta, o en el olvido por la pérdida de derechos, no de liderazgos sobre todo morales, que les dan sus miserables dietas de jubilación.

La pregunta es: ‘Se crea un contrapeso sindical para revivir al gordillismo redimido o al menos liberado, casualmente, en los primeros minutos del día en que el TEPJF nombró a AMLO Presidente electo”, para apoyarlo en cumplir esa promesa de campaña? ¿O es para que la Maestra y su equipo recuperen su hegemonía, cobren venganza de los “judas” que casi todo el sexenio le dieron la espalda, y den el réquiem al SNTE para, como ave fénix resurjan pero sólo ellos? Y.. ¿De qué lado dejarán al Panal, el partido surgido a la sombra de la chiapaneca? Al tiempo , todo caerá por su propio peso.

DE “BIRREGIS” A BORREGOS

Y no sin antes consignar que algunos callos debe haber pisado Ugalde para que no sólo el aún diputado Fernando Chávez, sin ser geriatra le diagnostique Alzheimer mientras que en los pasillos del palacio grande dan por hecho su relevo del gabinete carrerista, a más tardar pasando el III Informe de Gobierno, por lo cual varios le “zopilotean” la supuesta vacante en la Sefin, donde ni deja de ser “solo un rumor”; que entre las joyas de la corona de los festejos septembrinos en la UASLP sobresalen los 80 años que esta por cumplir Radiouniversidad, por lo cual este año es candidata a ser la beneficiaria del tradicional radio maratón universitario y que por los rumbos de la UAM comenzó ya la puja Nava-Gallardo por ver de qué cuero salen más correqas o más bien lodo en torno a la entrega-recepción municipal, así como que desde este espacio felicitamos a los organizadores de la degustación de borrego, en el stand ganadeo de la Fenapo donde, entre las incontables formas de saborearlo nos deleitamos con el “borrego a la griega”; aquí nos leemos el próximo miércoles. ¡Feliz regreso a clases!

About Redaccion El Heraldo SLP