Don't Miss

Glifosato, pesticida cancerígeno encontrado hasta en galletas y granolas

By on 17 agosto, 2018

Científicos de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) han hallado glifosato, un herbicida asociado a cáncer y pérdidas de embarazos, en una variedad de alimentos comunes. “Traje galletas, granola y polenta de casa, y hay una buena cantidad en todos”, escribió el químico Richard Thomson en un e-mail, que la FDA reveló por pedido de The Guardian en uso de la Ley de Libertad Informativa.

Thompson trabaja en un laboratorio regional de la FDA, en Arkansas, y envió el correo electrónico a sus colegas. Especificó que el único alimento sin glifosato que había encontrado “a mano” era una corona de brócoli. La agencia federal ha estado analizando muestras de estos y otros alimentos de consumo habitual durante los últimos dos años, y presentará un informe oficial en 2019.

Por otro lado, otro químico de la FDA, Narong Chamkasem, encontró cantidades “superiores al nivel de tolerancia” de glifosato en el maíz: 6,5 partes por millón, cuando el límite es de 5. Como el maíz no era una “muestra oficial”, no se informó a la Oficina de Protección Ambiental (EPA). Chamkasem también encontró glifosato en muchas muestras de miel.

Un vocero de la FDA dijo al periódico británico que no se habían encontrado niveles ilegales en maíz, soja, leche o huevos, los cuatro alimentos que se incluyen en la investigación especial sobre el compuesto.

“Los documentos internos que obtuvo The Guardian muestran que la FDA ha tenido dificultades para encontrar algún alimento que no contenga rastros del pesticida”, sintetizó el artículo. Sin embargo, debido a que la detección de glifosato que hizo Thompson sucedió mientras verificaba sus métodos, no mientras buscaba el tóxico, la aparición de los residuos se podría omitir en el informe oficial.

El e-mail con el detalle de los productos que Thompson llevó de su casa tiene fecha de enero de 2017 y es parte de una cadena de comunicaciones entre científicos de la FDA que analizan cuánto del popular pesticida, que Monsanto comercializa con la marca Roundup, se encuentra en productos de consumo común.

Cuando Roundup se introdujo en el mercado, en 1974, la EPA señaló que podía causar cáncer, pero en 1991 retiró la advertencia. Desde 2007 es el herbicida más popular y Monsanto, que enfrenta cientos de demandas en los tribunales, insiste en que es seguro y que “ningún otro pesticida ha sido analizado tanto”.

Sin embargo, en 2015 la Organización Mundial de la Salud (OMS) agregó el glifosato a una lista de “probables carcinógenos para los humanos”, sobre la base de varios estudios que observaron un riesgo aumentado de linfoma no-Hodgkin entre los trabajadores agrícolas expuestos al compuesto. Tanto la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria como la FDA permitieron que Roundup se siguiera usando, pero en 2016 la agencia estadounidense comenzó el estudio oficial.

“Traje galletas, granola y polenta de casa, y hay una buena cantidad en todos”, escribió el químico Richard Thomson, de la FDA, en un e-mail

“Traje galletas, granola y polenta de casa, y hay una buena cantidad en todos”, escribió el químico Richard Thomson, de la FDA, en un e-mail

“A la gente le importa saber qué contaminantes hay en sus alimentos. Si hay información científica sobre estos residuos en la comida, la FDA debería exponerla”, dijo al periódico británico Tracey Woodruff, de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Francisco, sobre los hallazgos que revelaron los correos electrónicos.

El uso de glifosato durante más de 40 años ha causado muchas críticas de grupos de consumidores, ya que más de 100 millones de kilos se esparcen anualmente en los campos de los Estados Unidos sin que la autoridad en alimentos haya realizado un estudio anterior al que está en curso.

Cien millones de kilos de glifosato se usan cada año en los cultivos en EEUU (Getty Images)

Cien millones de kilos de glifosato se usan cada año en los cultivos en EEUU (Getty Images)

“El herbicida se rocía directamente sobre algunos cultivos, como el maíz, los frijoles de soja, el trigo y la avena”, explicó The Guardian. “Muchos agricultores lo usan también antes de la temporada de cultivo, incluidos los productores de espinaca y almendras“.

Además del glifosato, la FDA intenta medir los residuos de ácido 2,4-diclorofenoxiacético (2,4-D) y dicamba, otros dos herbicidas que se estima se utilizarán más en los cultivos genéticamente modificados.

Jurado en EUA falla con millonaria multa

Un jurado de San Francisco, Estados Unidos, ordenó a Monsanto pagar 289 millones de dólares al demandante, Dewayne Johnson, al concluir que el producto contribuyó a su enfermedad y que la empresa debió incluir una etiqueta en el mismo que advirtiera sobre los riesgos a la salud.

La demanda de Johnson, quien sufre de linfoma no Hodgkin, un cáncer del sistema linfático, es la primera de cientos de querellas interpuestas en tribunales federales y estatales por los riesgos que el Roundup causa a la salud, algo que Monsanto ha negado constantemente.

Este caso se une a la denuncia que realizó recientemente el Grupo de Trabajo Ambiental (EGW por sus siglas en inglés) quien halló fuertes cantidades de glifosato en más de 40 cereales hechos a base de avena.

Entre las marcas se encuentran Cheerios, Quaker Old Fashioned Oats, Quaker Dinosaur Edd Instant Oats y Back to Nature Classic Granola.

El nivel de glifosato que especialistas consideran seguro para el consumo humano es de 0.01 miligramos por día. A decir de la organización, la mayoría de los cereales contienen niveles por encima de esta cantidad.

Monsanto ha negado que haya relación entre el ingrediente activo del Roundup, el glifosato, y el cáncer argumentando que cientos de estudios han establecido que la sustancia es segura para la salud pero el debate sigue abierto.

¿Quién es Monsanto y que produce?

Monsanto se dedica en la actualidad principalmente a la producción de herbicidas y de semillas genéticamente modificadas (alimentos transgénicos). En sus primeros años, Monsanto distribuyó sacarina. También proveyó de edulcorantes a Coca-Cola, haciéndose uno de sus principales proveedores.

Monsanto es una transnacional que promociona productos transgenéricos. La organización Greenpeace México señala que uno de los planes de Monsanto es convertir la producción agrícola y alimentaria en un gran experimento genético.

A continuación los 12 productos más nocivos creados por Monsanto.

1. Sacarina
En 1901 John Francisco Queeny fundó la compañía Monsanto Chemical Works en St. Louis, Missouri, para producir sustitutos del azúcar. Es uno de los edulcorantes más antiguos y usado principalmente para la elaboración de galletas, golosinas, gaseosas y otros alimentos. Entre sus efectos negativos destaca la modificación de la flora bacteriana que favorece el aumento de peso y el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

2. PCBs (bifenilos policlorados)
En la década de los 20 del siglo pasado Monsanto empezó a producir los bifenilos policlorados. Se han usado como lubricantes y refrigerantes en transformadores, condensadores y otros equipos eléctricos. Entre los efectos a la salud destaca el acné o erupción (cloroacné), así como alteraciones en la sangre y la orina que indican daños al hígado. Los PCBs han sido tipificados por las Naciones Unidas como un Contaminante Orgánico Persistente (COP).

3. Poliestireno
En 1941 Monsanto se enfocó en el plástico y el poliestireno sintético no biodegradable para empaquetar los alimentos. Su uso más común se encuentra en el envasado de alimentos conocida como la espuma de poliestireno. Es considerado el mayor responsable de los residuos peligrosos a escala global. Síntomas como depresión, dolor de cabeza, fatiga y debilidad están asociados a una exposición crónica con el producto.

4. Armas nucleares
En 1936 Monsanto adquirió Thomas & Hochwalt Laboratories en Ohio y lo convirtió en su Departamento Central de Investigación. Entre 1943 y 1945 el departamento coordinó sus esfuerzos con el Comité de Investigación de la Defensa Nacional de EE.UU. y se dedicó a la purificación y producción de plutonio, y a refinar las sustancias químicas que se usan como detonantes para armas nucleares.

5. DDT (dicloro difenil tricloroetano)
En 1944, Monsanto fue uno de los primeros fabricantes del insecticida DDT, diseñado para combatir los mosquitos transmisores de la malaria. En 1972 fue prohibido por estar relacionado con daños en el hígado, infertilidad y daños temporales al sistema nervioso.

6. Dioxina
En 1945, Monsanto promueve el uso de pesticidas químicos en agricultura y fabricó el herbicida 2,4,5-T, uno de los precursores del agente naranja que contiene dioxina. Se acumulan en la cadena alimentaria principalmente en el tejido adiposo de los animales. Es muy tóxico, está relacionado con problemas de reproducción y desarrollo, afecta el sistema inmunitario, interfiere en las hormonas y provoca cáncer.

7. Agente naranja
En la década de los 60, Monsanto era uno de los fabricantes de este agente que fue usado como arma química en la guerra de Vietnam. Cerca de 400 mil personas fueron asesinadas o mutiladas con este agente, 500 mil nacieron con defectos, entre otros problemas de salud.  Los informes internos de Monsanto revelan que la compañía estaba al tanto sobre los efectos tóxicos del agente naranja cuando lo vendió al Gobierno de EE.UU.

8. Fertilizantes a base de petróleo
En 1955 Monsanto inició esta práctica luego de compra una refinería petrolera. Los fertilizantes a base de petróleo destruyen los microorganismos del suelo.

9. Herbicida RoundUp
También conocido como glifosato (un componente principal del herbicida RoundUp. Varios estudios han demostrado que el herbicida está relacionado con el cáncer, así como la interferencia con el sistema hormonal de los mamíferos que provoca trastornos del desarrollo, defectos de nacimiento y tumores.

10. Aspartamo
Es un edulcorante artificial usado en gaseosas dietéticas, chicles y bebidas en polvo, entre otros. Estudios revelan que un consumo excesivo de estos contribuye a la aparición de linfomas y leucemia en la población más joven.

11. Hormona del crecimiento bovino (rBGH)
Es una hormona genéticamente modificada que se inyecta en las vacas lecheras para aumentar la producción de leche. Este eleva los niveles de pus,  residuos antibióticos y una hormona aceleradora del cáncer llamada IGF-1. Está vinculada con el cáncer de mama, colon y próstata.

12. OGM (organismos genéticamente modificados)
La Organización de Naciones Unidas (ONU) define a un organismo genéticamente modificado (OGM) como un organismo animal o vegetal que ha sufrido cambio genético para darle nuevas propiedades.En la década de los 90 Monsanto inició esta campaña que aún continúa. Estudios han demostrado efectos perjudiciales en la salud como el cáncer de hígado y riñón.

About Redacción @ElHeraldoSLP