Don't Miss

Nunca dejes que tu hijo se vaya a la escuela sin escuchar un ‘te amo’

By on 14 agosto, 2018

Para terminar con el miedo del regreso a clases, que generalmente se manifiesta en angustia, incertidumbre e incluso depresión, la directora del Programa Nacional de Convivencia Escolar (PNCE) de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Bertha Oldak Finkler, propone a los padres de familia establecer una comunicación asertiva con sus hijos.

Dicha comunicación, debe incluir por lo menos, dos acciones: entablar un diálogo con emociones positivas que eleve su autoestima y permitir el involucramiento de los estudiantes en todos los preparativos escolares.

Es muy importante que los padres hablen con sus hijos sobre todas las expectativas que tienen para la escuela. Escuchar lo que espera su hijo o hija del nuevo año escolar y valorar lo que se espera como padre, ya que muchas veces la ansiedad se transmite a los hijos porque los papás esperamos demasiadas cosas de los niños y uno de los focos rojos de ansiedad y depresión en estos días es la presión que les provocamos a los niños, para que cubran nuestras expectativas”, comentó.

Además, es importante hacerles preguntas directas, por ejemplo: ¿Cuáles son tus miedos? ¿Qué te preocupa? ¿A qué le tienes temor? y cuando nos respondan, tenemos que validar la emoción y responder: ‘Yo también tuve miedo, pero aquí estoy para ti y juntos vamos a salir adelante’”, agregó.

La neuropsicóloga Oldak Finkler añadió que otro factor importante es involucrar a los hijos en la organización del regreso a clases con la compra, selección y preparación de los materiales y uniformes.

Es muy importante que los niños se sientan parte de las decisiones, es importante que los niños vayan a hacer las compras, que acomoden su mochila, que pongan las etiquetas, los estuches, hacerlos partícipes, arreglar los zapatos, dejar listo su uniforme”, resaltó.

La directora del PNCE, Bertha Oldak Finkler, destacó que el diálogo positivo entre padres e hijos debe mantenerse durante todo el ciclo escolar y en todas las actividades cotidianas con la finalidad de reforzar la seguridad de los niños y de los jóvenes, lo cual es determinante para su inclusión escolar.

Esta parte emocional incluye, no permitir nunca que tu hijo se vaya sin decirle, te amo, te quiero. No podemos quedarnos en solo preguntar si ya hizo la tarea o si se puso el suéter.

Porque recordarle que es amado, lleva a nuestros hijos a este recubrimiento emocional, la seguridad, la empatía y la asertividad con su entorno”, agregó.

Oldak Finkler comenta que los padres deben hacer preguntas directas a sus hijos para mejorar la comunicación y poder vencer sus miedos.

En lugar de preguntar ¿cómo te fue?, podemos preguntar ¿qué fue lo que más te gustó del día de hoy? ¿Te gustó tu clase de baile? ¿Qué fue lo más divertido el día de hoy?  y de esta manera estás preguntando cosas puntuales que rescatan lo mejor del día y le das credibilidad al niño”.

Y a menos de una semana del inicio del ciclo escolar 2018-2019, Bertha Oldak Finkler destaca que la SEP sigue impulsando el programa “Mochila Emocional” para que a través de esta página electrónica los padres de familia puedan tener acceso a diversas herramientas para apoyar el desarrollo emocional de sus hijos.

 

About Redaccion El Heraldo SLP