Don't Miss

AMLO, los periodistas y la prensa dizque nacional

By on 13 agosto, 2018

La enorme Chontalpa tabasqueña es un almacigo de sorpresas geográficas y humanas. Los once municipios que la conforman reflejan la riqueza feraz del trópico húmedo mexicano en todo su esplendor. Grandes llanadas, valles y cañadas de exuberante vegetación, ríos esplendorosos y selvas medias inexpugnables, con flora y fauna descomunalmente majestuosas.

Y en el centro, el dilema indeclinable: el drama humano de la pobreza extrema de su población rural, alejada de los beneficios mínimos de la civilización, de estándares aceptables de vida, alejada de la mano de Dios. La más estentórea riqueza geográfica habitada por cientos de miles de miserables que quizá por primera vez estén ante su última oportunidad.

La entrada por Cárdenas, el municipio que debe su nombre al ilustre José Cárdenas, diputado constituyente a las Cortes de Cádiz, revela la existencia de los enormes contrastes; su ya imposible convivencia en civilidad, merced a la violencia desatada y a la inseguridad rampante, que en mucho se debe a esas extremas coincidencias de coexistencia nada pacífica.

De ahí viene aquella anécdota de don Julián Montejo, el viejo presidente municipal de Cárdenas, hecho a base de esfuerzo, que al dictar a la secretaria, libreta en mano, que recibiría a unos agricultores el viernes, y ser requerido por la misma si “¿viernes se escribía con ‘b’ larga o ‘v’ chica”, don Julián , después de meditarlo, reaccionó: “¡mejor cítelos pa’l lunes!”

Desechó la comodidad de un cargo. Prefirió dedicarse a la lucha social

A menudo se opina que en la historia de México ha sido importante la irrupción de grandes cerebros provenientes de Tabasco, desde Rodulfo Brito Foucher, a quien se debe la erección de la Ciudad Universitaria en el sur capitalino y su cordón ecológico, desde sus brillantes exposiciones en los años cuarenta del siglo pasado… Pino Suárez, vicepresidente de Madero… Carlos Madrazo, El Ciclón.

Los grandes trazos del concepto del desarrollo regional equilibrado deben su manufactura a las investigaciones de sociólogos conocedores de las condiciones de vida en La Chontalpa tabasqueña. A eso se debió que desde 1988 el joven Andrés Manuel López Obrador desechara el ofrecimiento de Enrique González Pedrero para ser el Oficial Mayor del gobierno de la entidad.

Andrés Manuel prefirió, en lugar de la comodidad y los haberes económicos personales que le reportaría esa posición privilegiada, encargada de las compras y mantenimientos del aparato público, dedicar sus energías a adentrarse al corazón de La Chontalpa y de las regiones rurales del Estado, para integrarse a su misión propia: la lucha social.

René Alberto ?López y Laureano Naranjo Cobian, viejos compañeros de lucha

Acompañado de sus fieles seguidores, René Alberto ?López, hoy el mejor periodista tabasqueño, columnista, director de Papiro y corresponsal de La Jornada, y Laureano Naranjo Cobian, un insigne luchador social, Andrés Manuel recorrió todas las venas de la miseria, conociendo de cerca y metiendo el hombro con los campesinos en la mejora de su existencia.

Los grandes proyectos de desarrollo regional, autosuficiencia alimentaria, de cultivos intensivos y de mejoramiento parcelario, así como la siembra de un millón de hectáreas de árboles frutales y maderables que hoy inicia ya como Presidente Electo? seguramente tienen sus orígenes en esa época de su vida, cuando se comprometió con sus paisanos en ese frente. Ahí comprobó su viabilidad.

Sus compañeros de lucha social en la juventud tienen la firme creencia de que “lo que expresa Andrés nunca son ocurrencias” ni chispazos. Viene de una formación rígida de honorabilidad y respeto en los surcos tabasqueños. Ha sido fiel testigo de la desesperanza y la decepción de los campesinos con los que juran y prometen el oro y el moro.

Rutilio Escandón, Adán Augusto López, Fernando Mayans, Rosalinda López

Quizá sea por ello que los cuadros que formó desde la oposición militante hoy han ganado arrasadoramente las? gubernaturas de Chiapas y de Tabasco, el mismo día que cambio la ruta de la República nuestra. Rutilio Escandón y Adán Augusto López han sido los elegidos en sus comarcas respectivas.

Junto con muchos otros luchadores sociales, hoy forman un almacigo humano interesante, una escuela de cuadros políticos hechos al fragor del combate a la desigualdad ?que pronto veremos en acción, como siempre, al lado de su guía de la juventud. Octavio Romero, en Pemex; Fernando Mayans Canabal, en el sector salud; Rosalinda López, en el SAT, son los primeros nombres conocidos.

Nada se debe al compadrazgo, al favoritismo o al paisanaje. Se han ganado el pase merced a su compromiso con las mismas banderas de lucha.? Han sabido resistir a la tormenta, a las amenazas, a la represión y a los chantajes. Están hechos en la escuela de la vida. Son amigos de la brega. Actores de la misma legua.

AMLO provocó el sonrojo de César Yáñez. Él, en las tragedias y en las victorias

René Alberto López, el agudo corresponsal de La Jornada en Villahermosa, acaba de relatar el episodio sucedido en Palacio Nacional el pasado 3 de julio, cuando López Obrador presentó a César Yáñez con Peña Nieto. Aquí tienes, le dijo, a mi jefe de comunicación, secretario particular y asesor en todo, causando el sonrojo del colimense.

Y no es para menos. Igual que lo hicieron durante veinte años o más René Alberto López y Laureano Naranjo acompañado las luchas opositoras de su entrañable amigo Andrés Manuel, César Yáñez, el de Colima, lo ha acompañado los últimos años en sus recorridos por todo el país, igual en las tragedias que en las victorias.

En materia de comunicación social, el tabasqueño es un tipo muy fogueado. Conoce de cerca los modos y procederes de todos y cada uno de los reporteros y comentaristas de la prensa impresa , radiofónica y televisiva del país. A todos.? Conoce sus prendas, sus alcances y sus compromisos personales y públicos.

Así como conoce al dedillo el modus vivendi de los medios de comunicación que se dicen de circulación nacional. Sabe que?, excepto dos o tres, todos tiran dos o tres mil ejemplares y viven del subsidio gubernamental y de los anuncios y boletines extremadamente bien pagados con dinero del presupuesto nacional que para tal fin usan gobernadores y presidentes municipales. Es una situación insostenible. Los chantajes no deben sobrevivir en un momento de grandes decisiones nacionales.

Llegaron a su fin los gastos exorbitantes en medios; de nada sirvieron a EPN

Los cuarenta mil millones de pesos gastados –hasta febrero pasado– en la difusión de la imagen presidencial y de los favoritos de Palacio no tienen razón de ser, igual que los moche$ fantasmagóricos del 20% de las facturas que han recibido de parte de los medios favorecidos los publirrelacionistas del Chiloro Power y sucesores, más los egresados de esa escuela patito. Ha sido más que un derroche y una ratería, es una vergüenza nacional. El peñanietismo ya es incalificable.

La construcción errática de las personalidades de papel cuché de Los Pinos y de las catervas de favoritos llegaron a su fin. Nadie tendrá a partir de hoy más merecimientos que los que se haya ganado en el cumplimiento de las atribuciones legales. Ésta, por sí sola, sería honra y prez de la cuarta transformación republicana.

La lucha contra la corrupción, contra la miseria y la desigualdad, así como el combate a la inseguridad y a las complicidades con el narcotráfico se inscriben en el mismo renglón. Son las exigencias que el pueblo delegó en sus nuevos conductores.

¡Con todo los tabasqueños de La Chontalpa! México no puede esperar más

Los tabasqueños de La Chontalpa, los viejos cuadros de Andrés Manuel y las condiciones extremas de este país miserable, a bordo de la ruptura, no pueden esperar.

Y todo empieza por la voluntad y las intenciones. No puede ser de otra forma. Nunca ha sido de otra manera. ¡Vayan con todo!

¿No cree usted?

Índice Flamígero: Los radiodifusores están divididos. Hace cuatro meses Grupo Acir, Imagen Radio, MVS Radio, NRM Comunicaciones, Televisa Radio y Grupo Fórmula criticaron a Grupo Radio Centro por buscar interferir en las encuestas de medición de audiencias al ofrecer dinero a su público. En un desplegado en periódicos, los radiodifusores señalaron que locutores de estaciones de la empresa del concesionario Francisco Aguirre ofrecieron dinero en efectivo por contestar favorablemente encuestas a través de diarios, “recalcando que entre más escriban en esos diarios que escuchan dicha emisora, más dinero recibirán”.

+ + + Por lo que hace a la llamada “gran prensa”, tampoco presentan un frente común. Entre los propietarios de los medios impresos hay celos y recelos hacia aquellos que reciben las mayores tajadas de dinero oficial a través de oscuros “convenios”, a sabiendas de que los tirajes que presumen están “inflados”. + + + Y en la tropa periodística, el hilo más delgado de la trama, no deja de ser mal visto que empresarios de la (in)comunicación despidan o remuevan de sus cargos directivos a quienes les sirvieron, incluso hasta la ignominia, para mantener las prebendas que el gobiernito de EPN les ha entregado.

Se deshacen de quienes piensan serán molestos al gobierno federal que próximamente encabezará AMLO, en aras de mantener los privilegio$ de los que hasta ahora han gozado. ¿Con esos movimientos lo conseguirán? + + + Y la televisora que presumía ser “soldado del Presidente”

–El Tigre Azcárraga dixit– también ha habido reacomodos. Un reporte de Expansión señala que como “en los comics de Marvel, ‘Los 4 fantásticos’ se pelean y se separan a menudo, pero siempre terminan por regresar al statu quo. Algo parecido ha sucedido ahora con Televisa: en septiembre del año pasado, José Bastón dejó su cargo ejecutivo, aunque permaneció como miembro del consejo; y un mes después, Emilio Azcárraga anunció que, tras 20 años en el cargo, dejaba la dirección general, pero seguiría como presidente. En la gestión quedaron (Bernardo) Gómez y (Alfonso) De Angoitia como copresidentes ejecutivos… los expertos dicen que la empresa necesitará nuevas estrategias para remontar el negocio.

Mientras, los inversionistas han dejado claras sus dudas sobre el futuro del negocio de la televisora: en la Bolsa Mexicana de Valores, las acciones de Televisa perdieron la mitad de su valor desde junio de 2015, cuando alcanzaron su máximo histórico en casi 123 pesos, hasta marzo de este año, cuando tocaron cerca de 54 pesos. Desde entonces, sus títulos han vuelto a subir más de un 20%, pero los retos pendientes no han desaparecido.” La televisora de Chapultepec 18, de otra parte, finalmente enfrenta en Estados Unidos una demanda de acción colectiva por presuntos sobornos a la FIFA.

About Redaccion El Heraldo SLP