Don't Miss

Abismo salarial entre burocracia dorada y obreros

By on 11 agosto, 2018

La brecha entre las prestaciones y salarios que percibe un obrero o cualquier empleado que no se burócrata seguido convirtiendo no sólo en brecha sino en abismo, por la indolencia y hasta contubernio de los gobernadores en turno especialmente en el gobierno del Estado.

En este momento el gobernador del estado tiene que enfrentarse sin armas para defenderse ante sindicatos burocráticos robustos y amenazantes, a partir de mediados de la década de 1980 por indolencia de los gobiernos en turno y porque no se trataba de su dinero fueron cediendo ante las organizaciones sindicales hasta concederles ventajas sorprendentes.

Los salarios se han ido incrementando, los días en pretextos de descanso han aumentado, inclusive las celebraciones burocráticas las tiene que pagar el gobernador del estado, bueno y no sólo eso, no sólo paga el salón, la comida, la música, sino que tiene que regalarles una o dos casas y uno o dos automóviles para que se rifen entre los trabajadores sindicalizados, que hoy con toda razón se le llama “burocracia dorada”.

Y no solo esto sino la lista de beneficios además de los salarios es enorme: servicio de guardería, becas para los hijos, préstamos personales, uniformes para trabajar que incluyen para las secretarías no sólo el vestido sino también los zapatos y bolsa de mano; dándose el lujo el sindicato mayoritario de ir a seleccionar el modelo de uniforme que lucirán sus agremiadas.

También tienen los trabajadores burócratas del gobierno del Estado de San Luis Potosí tolerancia en la llegada a sus actividades hasta por 30 minutos al día, se les otorgan bonos por puntualidad como si esto no fuera la obligación del trabajador, asimismo reciben bonos por antigüedad, bonos por no tener inasistencias.

Pero el colmo de la falta de imaginaciones cuando se les asignan bonos nada más porque sí, leyó usted bien bonos sin razón, como ya tienen asignados bonos por vida cara, bonos por actualizaciones, les otorgan los bonos llamados bono uno, bono dos, bono tres, etcétera. Todos estos bonos se pagan en efectivo a través de su nómina.

Un obrero o un empleado necesariamente tienen que acudir al IMSS en caso de que requiera atención médica el trabajador o su familia, asimismo debe de sujetarse a un cuadro básico para el sector salud; no siendo así el caso de la “burocracia dorada” que además de tener inscripción en el seguro social pagado por el gobierno del Estado, la prestación médica se les brinda en  clínicas y hospitales particulares, por cierto los más caros de San Luis Potosí.

Siendo para los burócratas repulsivo que se les insinúe que tienen que acudir al IMSS a recibir atención médica ellos y sus familias cuentan además con una jubilación llamada dinámica, es decir mientras que los obreros y empleados que no son burócratas recibirán una pensión que les indique el SAR pero la burocracia recibe esta pensión por parte del gobierno del Estado además de la pensión que les otorgue el SAR.

Hoy el gobierno del Estado se enfrenta a una grave crisis que es la llamada a revisión salarial para los burócratas, pero como tienen prestaciones sumamente altas cualquier porcentaje que se les asigne representa montos sumamente altos que no son del bolsillo del gobernador en turno sino de los impuestos de la población.

A todo esto sin ninguna explicación lógica le llaman “conquistas sindicales”, pero en cuanto los demás trabajadores que no son burócratas se enteren de los altos sueldos que perciben, de las prestaciones que tienen, de las enormes cantidades de bonos sin justificación que les entregan y de las facilidades para desarrollar su trabajo, seguramente se les van a echar encima de alguna manera.

Sobre todo sabiendo que esas enormes cantidades de dinero que gasta el gobierno en sus trabajadores provienen de lo que la población paga a través de los impuestos.

About Redaccion El Heraldo SLP