Don't Miss

Mueren 181 militares en 5 años y medio; Tamaulipas registra la cifra más alta

By on 9 julio, 2018

En el presente sexenio, del 1 de diciembre de 2012 al 31 de mayo de 2018, fallecieron 181 elementos del Ejército y Fuerza Aérea, durante el combate al crimen organizado.

De acuerdo con la Relación de personal fallecido en la aplicación de la campaña permanente contra el narcotráfico y la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, publicada en el sitio web de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el estado con el mayor número de muertos es Tamaulipas con 49, seguido de Sinaloa con 26, Guerrero con 23, Jalisco, 20, y Michoacán con 16.

El resto de los elementos perdieron la vida en Chihuahua, Baja California, San Luis Potosí, Estado de México, Zacatecas, Durango, Oaxaca, Veracruz, Puebla, Coahuila, Nuevo León, Sonora, Colima y Guanajuato.

El año en el que se presentaron más muertes fue 2013, con 44 elementos caídos, en segundo lugar está 2017, con 39, y le siguen 2014, con 32; 2015, con 31, y 2016, con 24. En diciembre de 2012 hubo 4 muertos, mientras que en los primeros cinco meses de este 2018 se han registrado 7.

Los cargos de los elementos fallecidos van desde soldado, rango más bajo, hasta teniente coronel.

La relación especifica que, de las 181 bajas castrenses, 154 pertenecían a las tropas, 25 eran oficiales y dos jefes.

Mientras que en las causas de muerte señala que 96 fueron asesinados en agresiones con arma de fuego; 48 murieron en accidentes automovilísticos (no precisa el contexto en el que ocurrió el evento) y 37 los clasifica en otros motivos, rubro que contempla: ahogado, atropellado, caída, accidente aéreo, agresión, accidente con arma de fuego y arrastrados por la corriente de un río.

En el Reporte del Área de Operaciones contra el Narcotráfico de la Sedena señala que, en el mismo periodo (1 de diciembre de 2012 al 31 de mayo de 2018) se tienen contabilizados mil 604 heridos, de los cuales 484 fueron por arma de fuego, 966 por accidente automovilístico y 154 por otros motivos que no se especifican.

El reporte señala que los grupos criminales conforman células de alrededor de ocho delincuentes cada una para realizar las diversas emboscadas en contra de elementos de la Sedena, Armada de México o corporaciones policíacas.

“El número de sicarios que integran una célula delictiva que decide hacer frente a soldados, marinos o policías, se tiene considerado que en cada agresión participan un promedio de ocho delincuentes y, en su actuar, buscan la sorpresa que les permita obtener condiciones de ventaja para asegurar su escape”, apunta el informe.

Entre las muertes que no están relacionadas directamente con ataques del crimen organizado, se incluye el caso de San Miguel Totolapan, Guerrero, donde ocho elementos castrenses fueron arrastrados por una avalancha de lodo y piedras en la comunidad de El Carrizal.

Los elementos estaban destacamentados en operaciones de apoyo a la seguridad pública para reducir la violencia en la región.

Desplomes aéreos

En tres años, la Defensa Nacional ha perdido diversas aeronaves y 18 elementos han fallecido en derribos o desplomes de dichos vehículos.

En la Relación de personal fallecido en la aplicación de la campaña permanente contra el narcotráfico y la Ley de Armas de Fuego y Explosivos del primero de diciembre de 2006 al 1 de mayo de 2018, destaca el clasificado como “ataque por arma de fuego” contra 11 elementos de Fuerzas Especiales, regimiento blindado de reconocimiento, escuadrón aéreo.

Los elementos perdieron la vida, en mayo de 2015, después de que integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) derribaron el helicóptero en el que se transportaban.

La nave cayó sobre el camino que conduce del  municipio Casimiro Castillo a Villa de Purificación, Jalisco.

Los días 14 y 31 de enero de 2014 fallecieron un mayor en Puebla y un teniente en Tamaulipas cuando sus aeronaves fueron atacadas por civiles armados. El reporte no especifica si los atacantes eran de alguna organización criminal.

El 10 de octubre de 2016 un teniente coronel y un teniente murieron en un accidente aéreo.  El 9 de diciembre del mismo año, un capitán segundo y un teniente perdieron la vida en Sonora al desplomarse su aeronave. El 28 de noviembre de 2017 en Guerrero pierde la vida un teniente en accidente aéreo, el reporte no da a conocer los motivos de estos últimos tres accidentes.

Lucha contra el narcotráfico

Dentro de las bajas militares, algunas se han dado en el marco de la lucha contra la detección y erradicación de la amapola en cinco estados del país, donde se ha desplazado a 115 mil 988 elementos del Ejército y Fuerza Aérea, en las 69 operaciones para ubicación y erradicación de sembradíos de amapola y mariguana.

Las investigaciones generadas por inteligencia militar señalan que los estados de Guerrero, Chihuahua, Durango, Sinaloa y Nayarit son las entidades líderes en el cultivo de amapola y procesamiento de goma de opio y heroína.

Con el inicio de la campaña permanente contra la erradicación de sembradíos de amapola, proceso de goma de opio y heroína desde 1976 al 31 de mayo de 2018, mil 42 elementos castrenses han muerto.

En decomisos de heroína, del primero de diciembre del 2012 al 31 de mayo del 2018, se han destruido mil 567 kilos de esta sustancia, siendo el 2015 el año con el mayor aseguramiento, con 422 kilos; además, se han destruido 130 mil 359 hectáreas de amapola.

Informes del área de Operaciones contra el Narcotráfico de la Sedena, en la lucha contra la siembra de amapola, indican que del 1 de enero al 31 de mayo de 2018 se erradicaron 913 hectáreas de mariguana y 16 mil 137 hectáreas de amapola.

 

About Redaccion El Heraldo SLP