Don't Miss

El futuro de las tiendas físicas en México

By on 13 junio, 2018

Ante el crecimiento significativo que el comercio electrónico ha tenido en nuestro país –en 2016, las ventas por esta vía se incrementaron 28.3%, alcanzando un valor de 329 mil 850 millones de pesos, según el Estudio de Comercio Electrónico en México 2017, de la de la Asociación de Internet MX– es común que surjan diversas interrogantes sobre el futuro de las tiendas físicas.

¿Nos encontramos ante el inminente fin de estos establecimientos? ¿Llegó el tiempo de su transformación? ¿Qué podemos esperar para los próximos años?

En entrevista con Erick Calvillo, Socio Líder de la Industria de Consumo en Deloitte México.

Como tal, las tiendas físicas no van a desaparecer. Y es que, por lo menos en México, la mayoría de las ventas de las tiendas con presencia física y en línea se da través del canal físico (74%), como revela el análisis de la Asociación de Internet Mx.

Estas cifras, sumadas al importante porcentaje de satisfacción que estos minoristas tienen con su tienda física (81%), han provocado –de acuerdo con este estudio– que quienes tienen la intención de cerrar sus establecimientos sean, en realidad, la minoría (13%).

Si bien durante los próximos años no seremos testigos del fin de las tiendas físicas, sí tendremos que vivir su transformación, pues no hay duda de que su función tiene que cambiar y lo está haciendo. De ser espacios exclusivos de compra se han convertido en lugares en donde los consumidores también pueden ir a aprender de la marca y experimentarla.

Esto quiere decir los clientes ya no necesariamente acuden a estos sitios solo a comprar, sino que, por ejemplo, pueden ir a observar un producto, analizar sus detalles, comparar precios e incluso adquirirlo en otra tienda o de manera electrónica.

Por ello, es importante que las tiendas ya no apuesten por tener el espacio más grande o la mayor cantidad de artículos en un solo lugar, sino que se enfoquen más en la experiencia de marca que brindan a sus clientes.

Las tiendas físicas no desaparecerán, pero funcionarán –y algunos ya lo están haciendo– de manera diferente.

El despertar digital de los minoristas en México

El comercio electrónico es una realidad que los minoristas en México no pueden ignorar. Situaciones como la llegada al país de Amazon, una de las más importantes compañías de e-commerce a nivel mundial, ha provocado que cada vez más marcas despierten y se den cuenta de la importancia que tiene desarrollarse en el ámbito digital.

Si las compañías de este sector no invierten los recursos necesarios para brindar un servicio de calidad y generar una experiencia de compra para sus clientes, incluso por la vía electrónica, poco a poco comenzarán a perder clientes.

No basta con tener una página de internet para vender artículos, ahora, los detallistas también deben asegurarse que todos sus procedimientos y procesos –entregas, devoluciones, pagos, entre otros– estén alineados a generar una buena experiencia de compra.

Por otro lado, los minoristas del país también pueden aprovechar la experiencia que dejó la transformación digital del comercio en los Estados Unidos para evitar errores y tomar decisiones más asertivas, lo que seguramente provocará que el comercio electrónico crezca a un ritmo mucho más acelerado.

 

About Redaccion El Heraldo SLP