Don't Miss

*.- SLP con hambre de debates *.- Encuestas, ya se rebasaron *.- SEGE debe saber esto

By on 10 junio, 2018

Que algunos candidatos, incluso los que se perfilan ganadores, rechacen asistir a los debates convocados por el INE o el Ceepac, muestran la escasa confianza en las instancias electorales no sólo para garantizar una confrontación pública de altura, sino también para evitar que el evento derive en una zacapela.

Queda a desear también, la falta de capacidad de convocatoria de las señoras que los encabezan para meterlos al redil y hacerlos respetar las condiciones de la democracia, como es el clamor ciudadano porque se batan a duelo por sus ideas.

Es claro que los pocos debates que han podido darse estuvieron desairados, mo sólo por la ausencia de  los candidatos fuertes, como en ésta plaza son los de La Gallardía, sino también por la apatía y desinterés ¿o incapacidad? de los organizadores, quienes ante los hechos, es claro que no han hecho bien su trabajo.

Por supuesto, también la falta de argumentos de loa candidatos  para debatir entre ellos  y decirle a la gente lo que piensan y cómo van a llevar a cabo un proyecto, quizá no sólo por miedo a ser evidenciados por sus oponentes sino más que nada por temor a evidenciar su falta de preparación para ocupar el cargo al que aspiran y para que la ciudadanía no sepa que tan ignorantes so n. O sea, para engañarnos.

O sea, llegaremos a las urnas sin un razonamiento inteligente del voto que sufragaremos.

y, aunado al clima de violencia que ha derivado en el asesinato de más de 100 políticos dentro del actual proceso electoral, resulta que el voto razonado, libre y en paz, gracias a éste tipo de autoridades –valemadristas y apáticas- se quedará en una utopía por miedo o por incapacidad, o por ambas.

Será causa de que personajes como Nestora Salgado, Napoleón Gómez Urrutia, Primo Dothe, German Martínez y muchos  más, logren en las urnas una amnistía gracias al fuero que obtendrán al llegar al Congreso de la Unión. ¡Benditos engatusadores!

CADUCAN LAS ENCUESTAS

Todo indica que la era de las encuestas pasó ante el auge del manejo de las redes sociales y una cada vez mayor conciencia ciudadana para con la secrecía del voto.

Luego de sus catastróficos fracasos en el Bretxit de Reino Unido y la elección de Donald Trump, cada vez son más fuertes las voces calificadas desautorizando las encuestas como instrumento para medir preferencias electorales, por lo cual algunos aventuran que podríamos estar viviendo el fin del capítulo de  la encuestitis.

Especialistas como Luis Costa Bonino, con una amplia experiencia en campañas político electorales den Europa y Latinoamérica, afirma que las encuestas dejaron de ser brújulas, para anticipar posibles resultados electorales.

En nuestro país, desde la elección del 2012 comenzaron a mostrar su caducidad pues dieron a EPN dos dígitos de distancia en las preferencias y el resultado fue de sólo 6. Para Costa Bonino: “En México no son creíbles las preferencias de más de 50 por ciento que adjudican a López Obrador pese a condiciones tan propicias, como el malestar ciudadano, la impopularidad del Presidente EPN y el descrédito del PRI.

Son cifras inéditas en la demoscopia y por tanto, quedan en el rango de la irrealidad, pero las casas encuestadoras y los punteros se aferran a ellas para mantener sus aparentes ventajas y sus empresas.

Para el investigador el problema está en que, como en el caso de Hillary Clinton, que no llegó a la Casa Blanca, aquí también puede perder el puntero y la inconformidad de los engañados puede rebasarnos como sociedad, lo que por donde se le mire resulta indeseable.

Las casas encuestadoras lo tienen presente, pero solo Consulta Mitofsky, publica una leyenda con ésta advertencia. Dice: “Estos resultados solo son la foto del día,  los resultados reales de la elección se sabrán hasta el día de la elección”, Lamentablemente nadie le hace caso, ni él.

¿EDUCACION GRATUITA?

Comienzan las inscripciones y con ellas el calvario de los padres de familia no sólo para pagarlas a tiempo y completas sino también para comprar los útiles escolares y los uniformes, periodo donde con todo y leyes en contra, muchos directores aprovechan  para hacer su “agosto en junio”.

Eso sin contar las preinscripciones del bachillerato donde, nadamás por responder el examen de admisión les cobran el doble de lo que serán sus “cuotas” de inscripción,,, si lo aprueban o si los admiten sólo por influencias, porque a éste nivel los procesos no tienen niibguba regla ni control. Todo es de dientes para afuera y acorde al criterio del director o directora.

“Recomendaciones” que dejan pingues ganancias a quien sabe quien, porque los planteles se siguen desbaratando y  ante la “falta de recursos” de las autoridades, los padres de familia acaban cargando también con el mantenimiento y conservación de los inmuebles-

En este marco, son incontables los casos como el de la Maestra Margarita Rodríguez González, directora de la primaria “Dr. José María Luis Mora” quien, no conforme con todas estas cargas económicas, este año decidió cambiar el modelo de los uniformes y obliga a comprarlos con su “proveedor exclusivo”, que los vende en mil 500 pesos por atuendo completo, mientras que en el tallecito de costura de la esquina se los dan a sólo 700 pesos, menos de 2 por 1

Casualmente fuimos testigos de cómo un grupo de mamás aducían al alto costo para comprarlos mejor con el proveedor anterior, pero pese a estar en su derecho, la directora las amenazó con negar la entrada de sus hijos al plantel. Esos de la SEGE, échenle una mano a las madres de familia, porfis.

About Redaccion El Heraldo SLP