Don't Miss

Embarazo interrumpido: tipos y causas y consecuencias

By on 23 mayo, 2018

El embarazo interrumpido, comúnmente conocido bajo el nombre de aborto, consiste en la interrupción del embarazo antes de las 22 semanas de gestación, es decir, antes de que el feto o embrión tenga por peso menos de 500 gramos.

En otras palabras, el aborto es la culminación de un embarazo antes de que el feto sea capaz de vivir independientemente fuera del vientre de la madre.

Tipos de embarazo interrumpido

La Organización Mundial de la Salud reconoce la existencia de dos tipos de aborto, el denominado espontáneo y el inducido.

En el caso del primero, se hace referencia a la interrupción del embarazo de forma espontánea y natural sin el uso de medicamentos o la realización de alguna intervención quirúrgica después de la implantación del feto y antes de que éste pueda vivir de forma independiente.

En el segundo, se habla de la interrupción del embarazo pero a través del uso de medicamentos o intervenciones quirúrgicas antes de que el feto pueda valerse por sí mismo fuera del vientre de su madre.

El aborto inducido puede ser seguro o inseguro, y a su vez legal o ilegal dependiendo de las condiciones en las que se realice.

En el caso del aborto legal, éste se realiza bajo las leyes despenalizadoras del país donde se practica existiendo centros sanitarios con las condiciones de higiene adecuadas y permisos para llevarlo a cabo.

No obstante, el aborto ilegal suele ser realizado en contra de algunas de las leyes del país donde se practica y usualmente en entornos de riesgo e insalubres para la madre y el feto.

A continuación se presentan las principales causas y consecuencias, así como ventajas y desventajas de ambos tipos de aborto, espontaneo e inducido.

Aborto

espontáneo

Generalmente este tipo de aborto suele producirse en el primer trimestre de la gestación, ocurriendo en el 20% de la mayoría de los embarazos.

De ahí que el aborto natural sea bastante común en las mujeres embarazas, sobre todo en las primerizas.

Si bien son muchas las causas que pueden originar la pérdida del embarazo, a continuación se presentan las más comunes:

Edad avanzada

Las mujeres de edad avanzada suelen ser más propensas a concebir un bebe con alguna anormalidad cromosómica, lo que representa un gran factor de riesgo.

Generalmente, el 70% de las causas se debe a que el óvulo fecundado posee un número anormal de cromosomas, haciendo imposible que el embarazo pueda seguir un curso normal.

Historial previo de abortos

La presencia de un historial de abortos que ya involucre al menos dos pérdidas anteriores seguidas, hace poco probable que en el siguiente intento el embarazo pueda llegar hasta el final.

Enfermedades

 y afecciones

crónicas

Hablamos de algunas tan comunes como la obesidad, diabetes, problemas con la coagulación de la sangre, enfermedades del sistema inmunológico y afecciones hormonales.

Así como problemas uterinos o cervicales como malformaciones congénitas del útero, la tenencia de un cuello uterino débil o fibromas uterinos.

Igualmente, si la madre posee infecciones como VIH, rubeola, sarampión o algún tipo de virus, las probabilidades de un embarazo exitoso disminuyen.

Consumo de

estupefacientes

El consumo habitual de drogas, aunado a la bebida y el cigarro, suelen ser considerados factores que influyen en este tipo de abortos.

No obstante, a pesar de las diferentes causas anunciadas anteriormente, en la mayoría de los casos no existe una causa que explique en un 100% la interrupción espontánea del embarazo.

En relación a las consecuencias, generalmente este tipo de aborto no suele acarrear ningún problema físico para la madre, a excepción de la presencia de sangrados y dolores abdominales y de ser necesaria la limpieza del útero para eliminar los restos de tejido embrionario.

Aborto inducido

Dicho tipo de aborto es provocado intencionalmente y precisamente por eso es que suele estar sujeto a grandes debates éticos, religiosos, sociales y políticos. Entre sus principales causas se encuentran las siguientes:

1- El método anticonceptivo no fue efectivo, de ahí que el embarazo producido haya sido un accidente y la pareja no desee tener un bebe.

2- El embarazo fue producto de una violación, por lo que para la madre aceptar y tener al bebe resulta doloroso y algunas veces hasta imposible dependiendo de la edad de la mujer y la forma en que se haya producido la violación.

3- La mujer embarazada es joven y no quiere enfrentar el rechazo social y familiar por haber tenido hijos a una edad considerada inadecuada.

4- Existen problemas físicos y mentales, por lo que la mujer no se siente preparada para responsabilizarse por un bebe.

6- La mujer embarazada no se siente acompañada por la pareja e inclusive existen problemas entre ambos.

7- Tenencia de problemas económicos que imposibilitan a la mujer hacerse cargo de un bebe en el presente y a futuro.

8- El embarazo se encuentra más avanzado en su etapa de gestación y el bebe posee graves problemas de salud o alguna malformación genética.

 

About Redaccion El Heraldo SLP