Don't Miss

De los dichos a los hechos

By on 17 enero, 2018

Las primeras semanas de precampañas van dejando saldos interesantes, los acomodos y posicionamientos, bien pueden constituir señales de acontecimientos por venir en los próximos meses. La contienda inicia con tres, sin embargo, las predicciones dicen que serán dos quienes compitan al final, así que la lucha por ganar terreno desde el principio es encarnizada.

El principal problema en Mexico es la corrupción, particularmente aquella que proviene de la malversación de recursos públicos y el ejercicio indebido de autoridades, a quienes se les atribuye latrocinio y complicidad, provocando desfalcos e impunidad, inclusive a ese lastre se le vincula con la violencia, razón por la cuál el centro de los discursos y propuestas se enfoca al compromiso de erradicarla y combatirla, coincidiendo todos en luchar contra ese flagelo.

En ese orden de ideas es que Meade repudió a Javier Duarte reprochando su conducta, sin embargo, omite pronunciarse sobre la extradición de Cesar Duarte y acepta en las filas de su partido al impresentable Ruben Moreira quien se integra con un importante cargo, lo que se ha considerado un doble discurso, además de optar por denostar a Javier Corral a quien acusa de mentiroso, por sus acciones emprendidas contra la corrupción. Se le complican las cosas también por carecer de un candidato sólido para la Ciudad de México y, los Secretarios de Estado buscan desesperadamente estar en la lista del Senado, mensajes poco alentadores hacia el electorado.

Por su parte Andres Manuel, quien se encuentra con una cómoda ventaja, envía signos de continuidad en su relación con Rene Bejarano, conocido también como el “señor de las ligas”, personaje que sigue siendo uno de sus principales operadores políticos en la Ciudad de México, lo que seguramente le traerá dolores de cabeza, pues aunque en sus mensajes se deslinda de todo aquello que tenga aroma a corrupción, en la práctica siguen siendo sus aliados.

El mayor beneficiario en este punto es Ricardo Anaya, pues su discurso viene acompañado de la acciones emprendidas por el Gobernador de Chihuahua Javier Corral, quien ha emprendido una cruzada contra la corrupción de su antecesor, consiguiendo traspasar las fronteras y ganando la calle con un tema por demás sensible, así el candidato del frente puede presumir que sus dichos van acompañados de acciones ejercidas a través de su correligionario.

De ahora en adelante cualquier acción, mensaje o discurso, se entenderá bajo connotaciones electorales

Ante una sociedad desconfiada e irritada, resulta complejo obtener simpatías electorales a través de la retórica, pues la gente quiere hechos, la congruencia entre lo que se dice y se hace se ha convertido en un reclamo común y exigencia hacia quienes aspiran a la más alta magistratura del país, por ende, cobra vigencia la célebre frase de Maquio: “obras son amores, no buenas palabras”.

loading...
loading...

About Redaccion El Heraldo SLP