Don't Miss

La lucha por el segundo lugar

By on 20 diciembre, 2017

En la actualidad quien sigue a la cabeza de las  preferencias electorales es López Obrador, des de hace dieciocho años se encuentra en permanente campaña, recorriendo el país, tesonero, persistente y hábil, lo que le ha permitido ser de entre los contendientes el más conocido, identificado por los electores con cifras superiores al noventa por ciento, lo que significa un altísimo nivel de posicionamiento.

Así las cosas, ¿cuál de los dos candidatos competirá contra López Obrador?, ¿será que Meade pueda superar el rechazo al PRI y al actual régimen y capitalizar el voto útil del Frente?, ¿o bien Ricardo Anaya aprovechando las debilidades de Meade y de la actual administración podrá colocarse en una indiscutible segunda posición y confrontarse en una contienda de dos?

Ante tal situación y midiendo los tiempos de la contienda, las alianzas: “Por México al Frente”, con Ricardo Anaya como su virtual candidato y; “Meade Ciudadano Por México”, representada por José Antonio Meade, se enfrentan en principio por consolidar la segunda posición en el tablero.La lógica de lo anterior versa en buena medida para conseguir el voto denominado “útil”, es decir, de aquellos electores simpatizantes de algún candidato sin posibilidad de ganar que prefieren tomar otra opción.

Todo parece indicar de inicio que la segunda posición la obtendrá Anaya, pese a lo ríspido de las campañas, con ataques frontales e indiscriminados, pues la carga que Meade lleva a cuestas al representar el oficialismo, ser el menos conocido y además pertenecer al grupo de tecnócratas que han decidido el rumbo del país con resultados poco alentadores, por no decir desastrosos, son factores que inciden en el ánimo de un electorado molesto y agraviado, que desde hace tiempo muestra un rechazo al PRI y al sistema.

Por su parte Ricardo Anaya utiliza un discurso anti sistema con el afán de capitalizar el descontento social, aprovechar el inicio de la contienda a efecto de tomar ventaja y distancia del candidato priísta desde un principio, con el objetivo de obtener fuerza suficiente para ponerse al tú por tú con López Obrador, aunque faltan aún muchos escollos por superar, la estrategia tiene su lógica.Desde luego que delinear una estrategia de esa naturaleza tiene sentido, operarla, aplicarla y ejecutarla, es otra cosa.

Las sumas y restas dependen de múltiples factores, uno de ellos de vital importancia consiste en contar con una sólida y leal estructura, esa es la fuerza de Meade y la debilidad de Andrés Manuel, por su parte Anaya la complementa con los partidos aliados, que en conjunto cuentan con buena estructura.Otro punto fundamental es la medición de los tiempos, pues si Anaya no logra en poco tiempo rebasar a Meade por un margen indiscutible, corre el riesgo de una contienda a tercios, lo que beneficiaría a Andrés Manuel. Ante esos escenarios, durante los primeros meses del 2018, seguramente vamos a apreciar de todo

loading...
loading...

About Redaccion El Heraldo SLP