Don't Miss

Un snack en llamas es furor en India

By on 15 noviembre, 2017

El Paan ha sido parte de la cocina india  desde los tiempos védicos, y hoy en  día, muchas variedades se sirven en puestos ambulantes en todo el país asiático. Pero con la competencia tan feroz, los vendedores están trabajando constantemente en nuevos tipos de paan, el más impresionante de los cuales es sin duda el Fire Paan (Paan Fuego), un ardiente aperitivo que, literalmente, se prende fuego.

Ubicado en casi cada esquina de la calle en la India, el pan regularmente consiste en una mezcla de especias, mukhwas, frutas secas, y azúcar envueltos dentro de una hoja de betel. Según la medicina ayurvédica, el paan puede curar una variedad de dolencias, incluyendo tos, resfriados y dolores de cabeza, pero también se utiliza para refrescar el aliento, y como refuerzo de la virilidad. El Paan Fuego es básicamente un paan regular, que resulta estar en llamas cuando entra en la boca.

La familia de Pradhuman Shukla ha sido dueña de un puesto de comida en la calle en Delhi, India, por más de 20 años, pero han logrado llevar a la empresa a un nivel completamente nuevo luego de comenzar a vender el Paan Fuego. La gente lo adora, y recientemente un video del puesto callejero se hizo viral online. A los 31 años, el empresario dice que hace un año a un ex empleado se le ocurrió la idea de crear el paan en llamas antes de servirlo a los clientes, y lo han estado haciendo desde entonces.

“Una vez tuve un cliente que solía venir aquí a diario. Siempre tenía dolor de garganta y me decía: ‘Hazme paan. Tengo úlceras en la boca’. Le hacía el paan a diario y cada vez me decía: ‘no me curo’”, dijo Pradhuman Barcroft. “Un día, un chico que solía trabajar aquí lo quemó y le dio el paan al cliente. Ese día, dijo, ‘Sí, mis úlceras han curado’. Dos hombres estaban cerca de él y cuando vieron el paan en llamas dijeron: ‘¿Qué es esto? Este es un nuevo concepto. Queremos uno nosotros también’”.

La gente ha estado haciendo cola en el puesto ambulante de Pradhuman para obtener el paan de fuego desde entonces. Y mientras que algunos son un poco reacios a intentarlo en un primer momento, después ven comerlo a los demás, y por lo general sucumben a su curiosidad.

“Sabemos que es un poco arriesgado pero la gente lo está disfrutando. Empecé con un solo paan, pero ahora hacemos alrededor de 100 al día”, dice Pradhuman. “La gente se asusta cuando lo ve por primera vez. Pero todos lo prueban al menos una vez. No tiene ningún efecto secundario. Es como un paan normal. Yo sé cómo funciona. Lo he probado antes. Es seguro y no causará daño a nadie”.

About Redaccion El Heraldo SLP