Don't Miss

Cómo saber si estás embarazada

By on 10 octubre, 2017

Los primeros signos de un Los primeros signos de un  embarazo suelen ser algu no o algunos de los siguientes: aumento de tamaño mamario, cansancio y sueño, náuseas y vómitos, mayor percepción de olores, apetencia o repulsión hacia ciertos alimentos, disminución de la tensión arterial, mareos y desmayos, aumento de la frecuencia miccional, aumento de la temperatura corporal, aumento de tamaño del abdomen, dolores pelvianos, constipación y flatulencia, y lógicamente atraso menstrual.Tales signos pueden aparecer ya los primeros días, o pueden demorarse unas pocas semanas. Pueden hacerlo de manera casi imperceptible, o bien confundirse con síntomas de otros trastornos.

El aumento de flujo no está directamente relacionado, pero sí lo está una pequeña diferencia en la calidad y textura de ese flujo, pero si no tienes costumbre de observarlo no sirve de mucho explicártelo aquí. Las mujeres que están habituadas a observar las características de su flujo lo tendrán más fácil; generalmente será porque desde un tiempo atrás usan un método anticonceptivo natural, denominado sintotérmico, el cual es un compendio de tres métodos: el del calendario, el de la temperatura basal y el del moco cervical (este último es el interesante en este caso); se puede hallar más información usando los buscadores de Internet.Primeros síntomasAusencia del periodo menstrual. No tener el periodo en el día señalado, puede ser un síntoma de que estás embarazada. Sin embargo, no es definitivo, ya que el estrés u otros factores pueden ser los causantes de periodos irregulares. Por eso, puedes confirmar si estás embarazada o no mediante la aparición de otros síntomas, y de forma definitiva, realizando un test de embarazo.Viajes frecuentes al baño. La mayoría de las mujeres que se encuentran gestando reportan que tienen que ir al baño más a menudo. Incluso pueden requerir levantarse en el medio de la noche. Esto ocurre una vez que el embrión ha sido implantado en el útero, es entonces cuando se empieza a producir la hormona del embarazo, llamada human chorionic gonadotropin (hCG). Esta hormona tiene un efecto diurético. Además, la dilatación del útero para recibir al embrión, presiona la vejiga incrementando este síntoma.Fatiga.

El cansancio es un síntoma muy temprano de estar embarazada. Este cansancio o fatiga es el resultado de los altos niveles de la hormona progesterona, que produce que los músculos del cuerpo estén más relajados. También se debe a los profundos cambios que está sufriendo en este momento el cuerpo de la mujer, y que incrementan el consumo de energía.Malestar. La mayoría de las mujeres que experimenta este malestar matutino, también son presas de él durante otras horas del día. Este malestar puede provocar vómitos o mareos. Se debe a la falta de alimentos ya que baja la tensión de la mujer embarazada. Puede ayudarte ingerir alimentos de forma más frecuente.Sensibilidad y aumento de los senos. Si estás embarazada, tus senos probablemente se volverán muy sensibles al tacto, al igual que antes de tu periodo, sólo que un poco más. Una vez que tu cuerpo se acostumbre al incremento de hormonas, el dolor irá pasando.Cansancio y sueñoEstá estrechamente vinculado con la presencia de hormonas del embarazo como la progesterona y la gonadotrofina coriónica. Además tu cuerpo está “fabricando una nueva vida” y por esta razón el gasto energético es mucho mayor.Pequeño sangrado vaginalEl sangrado de color rosado o amarronado sin dolor (spotting) puede corresponder a la implantación del huevo en el útero 6 días después de haber sido fertilizado. Si el sangrado aparece conjuntamente con dolores o en mayor cantidad consulta a tu médico.Náuseas y vómitosEste síntoma típico del embarazo y que se suele ver en algunas películas, también está ligado estrechamente al incremento de las hormonas progesterona y gonadotrofina coriónica. Generalmente aparece por la mañana y puede continuar durante todo el día.Mayor percepción de oloresEl aumento de las hormonas del embarazo también te puede dar una mayor percepción olfativa. Tal vez prestes más atención a los olores que antes pasaban desapercibidos.Apetencia o repulsión de ciertos alimentosAparece como consecuencia de cambios sensoriales y por la producción de la hormona gonadotrofina coriónica. Es la explicación científica de los conocidos “antojos”.

Puede que tengas ganas de comer ciertos alimentos, como también rechazo por otros.Disminución de la tensión arterialLa relajación de la pared de los vasos sanguíneos, por la presencia de las hormonas propias del embarazo, determina su dilatación y en consecuencia el descenso de la presión.Mareos y desmayosPueden aparecer mareos y/o desmayos como consecuencia de la disminución de la tensión arterial por las hormonas del embarazo. Aumento de la frecuencia de orinarPor el incremento de los líquidos corporales, como la sangre y otros fluídos, que se hacen presentes durante el embarazo es mayor el filtrado del riñón y en consecuencia la frecuencia miccional. Además, a medida que el embarzo progresa, el tamaño del útero aumenta y la vejiga que está en contacto íntimo con él, se congestiona determinando una necesidad de orinar frecuentemente.Aumento de la temperatura corporalLa progesterona, hormona que es segregada en grandes cantidades por el cuerpo lúteo del ovario, determina un aumento de un grado en la temperatura habitual del cuerpo. Si llevas el registro de tu temperatura basal podrás notar que la temperatura permanece igual al día que subió como consecuencia de la ovulación.Aumento de tamaño del abdomenEn un embarazo menor de 12 semanas, no es debido a la presencia del útero, sino a una distensión intestinal por aire retenido.

Dolores pelvianosSe deben a la congestión y crecimiento del útero. La sensación es similar a la proximidad de la menstruación o a los dolores que se experimentan durante la misma.Constipación y flatulenciaLa progesterona, hormona que es segregada en grandes cantidades por el cuerpo lúteo del ovario, determina un enlentecimiento del tránsito intestinal y como consecuencia también produce flatulencia.

Pruebas caseras para saber si estoy embarazada:

La prueba del vaso de cristal:Una de las pruebas caseras más conocidas y de las que se dicen que son más que efectivas para saber si hay un embarazo, será la del vaso de cristal.Para ello necesitarás un vaso o un recipiente que sea de vidrio o cristal. El recipiente debe estar miy limpio, por lo que deberás utilizar además unos guantes de látex para mantener la higiene de las manos.A primera hora de  la mañana deberás orinar en el recipiente de cristal. Acuérdate de ponerte los guantes para que todo sea limpio e higiénico.Una vez tienes la muestra, la dejas enfríar durante una hora. Y si no tienes tiempo ponlo durante un cuarto de hora en la nevera, aunque sin que el líquido se mueva.Una vez se ha enfriado el orín, te darás cuenta que sobre el líquido aparecerán una serie de partículas.  Si esta capa de partículas suben a la superficie de la muestra, equivale a un resultado positivo y, si se va para abajo, a uno negativo.

Prueba de hervor:Aunque algunos la considerarán una prueba quizás poco fiable, lo cierto es que antiguamente se realizaba una prueba que consistía en hervir la orína.Para ello se tomaba una muestra, en un recipiente de vidrio esterilizado.

Tomamos el orín y lo ponemos a hervir en el fuego, si vemos que la muesta presenta una capa como una crema en la superfície cuando arranca a hervir tendrá un resultado positivo.Si en el herbor no se forma ninguna capa en la parte de arriba el resultado será negativo.Prueba del cloro:Otro método casero para averiguar si estamos o no embarazados, sería mezclar la muestra de la orina con cloro.Si nos damos cuenta que el color de la orina comienza a cambiar es que el  resultado es positivo, si permanece de un color amarillento o casi transparente es que no lo estamos.Este tipo de prueba ya no se da tanto si bien es complicado determinar que el cloro sea un indicativo de un posible embarazo ,y más cuando corremos el riesgo de que la muestra acabe alterada al pasarla a un recipiente que quizás no está bien desinfectado.Supersticiones para saber si estás embarazada:Al margen de las pruebas mencionadas, y que algunas de ellas ya se utilizan desde hace siglos y mucho antes de que tuviéramos acceso a los test de embarazo que podemoso hacernos hoy en día, también existen creencias populares o supersticiones que pueden adelantarnos el saber si estamos esperando o no un bebé.De hecho antiguamente se decía que si soñabas con un bebé y si además en el suelo interactuabas con el pequeño esto quería decir que estabas embarazada o que lo ibas a estar.También se creía que las mujeres que de repente presentaban una complexión enrojecida, podían presentar un embarazo, aunque nada de esto tiene una base científica por lo que resultará algo más anecdótico que una veracidad.

About Redaccion El Heraldo SLP