Don't Miss

Viesca: Al encuentro con la tradición y las fantásticas dunas

By on 14 septiembre, 2017

Ubicado al sur de la entidad coahuilense  y a aproximadamente 70 kilómetros  de Torreón, Viesca es un poblado pequeño en tamaño pero grande en historia. En él estuvo preso el cura Miguel Hidalgo en 1811 y años después Benito Juárez lo usó como hospedaje desde donde expidió un decreto (espacio conocido como la Casa Juárez); mientras que en la cercana Ex Hacienda de Hornos se alojó Lázaro Cárdenas.

Pero la razón por la que Viesca cautiva a los viajeros es porque en sus alrededores se encuentran las Dunas de Bilbao. En épocas prehispánicas, este territorio estaba cubierto por el Mar de Thethys, que al secarse dio vida a esta maravilla natural que ofrece increíbles vistas desérticas y oportunidades de esparcimiento como paseos en cuatrimoto y agradables recorridos a pie por su blanca arena.

Alejado de cualquier ciudad, Viesca es ideal para descansar y relajarse en un rincón con aire provinciano de antaño. En su centro se localizan el Templo de Santiago Apóstol, considerado como su tesoro arquitectónico, y la Plaza Principal, adornada por un kiosco y un reloj que mide el paso del tiempo que, en este lugar, parece detenerse.

Conoce másViesca fue fundado el 24 de julio de 1731, teniendo como primeros habitantes a indios tlaxcaltecas y posteriormente a españoles que en un principio se asentaron en Parras de la Fuente. El nombre del poblado es en honor a José María Viesca y Montes, primer gobernador de Coahuila y Texas.

Su escudo porta el lema “Resurgiremos Siempre”, mismo que fue sugerido por los viesquenses debido al intenso rumor de que se convertía en un pueblo fantasma (actualmente tiene cerca de 3,600 habitantes). A Viesca también se le conoce como el origen de la Región Laguna del estado de Coahuila.

Lo típico

En cuanto al arte popular, en Viesca es posible adquirir finos bordados y tejidos a mano, así como trabajos de deshilados en carpetas y coronas de muertos. También sobresalen sus exquisitos y tradicionales dulces de leche quemada.

En la Casa de la Cultura podrás adquirir sarapes y otros bordados finos, trabajos de deshilados en carpetas, coronas de muertos, y tejidos a mano o con telar de pedal.

Hay una gran variedad de trabajos con ónix, pues los artesanos la utilizan para hacer lámparas con diseños en todos los tamaños. Encontrarás varias tiendas en el pueblo.

About Redaccion El Heraldo SLP