Don't Miss

Las Tortas Neza conquistan Nueva York

By on 13 septiembre, 2017

Seis minutos son suficientes para que Galdino Molinero prepare una torta que puede pesar hasta un kilo y medio por todos los ingredientes que lleva: milanesa de pollo, chorizo, cuatro huevos, tres salchichas, seis rebanadas de jamón, cuatro de queso de puerto y un puño de quesillo. Todo distribuido sobre pan blanco con frijoles, mayonesa, jitomate, cebolla y aguacate.

A esta creación, el mexicano oriundo de Nezahualcóyotl, la llamó “torta-Puma”, en honor a su equipo favorito. Inspirado en el futbol de su país, desde hace 22 años, creó Tortas Neza, para conquistar el paladar de cualquier comensal que transita por la Avenida de Roosevelt y la calle 11, en Queens.

Aunque el menú está conformado de 18 tortas que llevan el nombre de alguno de los equipos de Primera División, Galdino asegura que la “puma” es la favorita, a pesar de ser la más cara: 15 dólares, unos 268 pesos mexicanos, “las otras cuestan 10 dólares, 179 pesos, porque tienen menos ingredientes, como la América, que sólo lleva milanesa de pollo, jamón y quesillo”, explica en entrevista telefónica desde Nueva York.

En las más de dos décadas que lleva en su negocio, Galdino asegura que sólo un comensal ha sido capaz de terminarse completamente una torta puma. Y fue justamente un paisano, de Guerrero:

“Estaba todo flaco y transparente. Cuando me pidió la torta, en broma, le dije que si se la terminaba no le cobraba. Mi sorpresa fue que terminó y hasta pidió ¡cuatro tacos y tres refrescos más!”, recuerda entre risas.

A través de la comida y el futbol, este nezayorkino mantiene el vínculo con México. Los fines de semana enciende la televisión para ver algún partido de la Liga MXmientras prepara una torta a sus clientes.

Pero las Tortas Neza no sólo son populares por sus nombres, ingredientes o por su generoso tamaño, sino también por el reconocimiento que su fundador ha recibido de diversos sitios gastronómicos como Yelp, o haber protagonizado el corto de un minuto que formó parte de la selección oficial del Food Film Fest 2014 de Nueva York, nombrado “Minute Meal: Su propia liga”, dirigido por James Boo.

Eso ha generado que las Tortas Neza sean visitadas por buscadores de tesoros culinarios. “El Tortas” –como sus amigos le dicen– ha salido en mini documentales, guías locales y aparece en Google unas 29 mil veces, porque no sólo regala sabores, sino también experiencias en cada una de sus especialidades.

INGREDIENTES NATURALES

Los clientes de Tortas Neza pueden tener la certeza de que los ingredientes son frescos y nada es enlatado. Aunque a simple vista, parecería imposible encontrar chorizo estilo toluqueño, queso Oaxaca o unos buenos chiles en vinagre en Estados Unidos, Galdino asegura que, al menos en Nueva York, sí es posible gracias a la gran cantidad de migrantes que existen en la ciudad.

El pan de la torta lo consigue con un argentino que tiene una panadería a las afueras de la Gran Manzana, el chorizo –aunque no es de Toluca– lo obtiene gracias a unos italianos que lo hacen de manera artesanal y sin tanta grasa, el quesillo –que es lo más parecido al de México– se lo surte un señor que tiene una pequeña fábrica muy cerca de Queens.

Sin embargo, desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca y prometió cerrar el comercio del aguacate con los agricultores mexicanos, el precio de éste se disparó, a tal grado, que en la actualidad una caja con 32 aguacates a Galdino le cuesta 80 dólares –alrededor de mil 431 pesos–, “es un ingrediente que no puedo quitar porque la gente lo pide, así que ni modo. Cuando entró ese señor Trump llegué a encontrar un aguacate en 4 dólares”, explica.

En 22 años, ha sido el ingrediente que más caro le ha salido, pues los jalapeños, que prepara en vinagre y con zanahorias, los encuentra hasta en 19 dólares –340 pesos– la caja de diez kilos.

Sin embargo, la inversión de los productos vale la pena: entre semana llega a vender hasta 150 tortas, mientras que los fines de semana hasta 300. Mexicanos, dominicanos, puertorriqueños, colombianos, centroamericanos, y hasta los “gringos” le “entran con singular alegría”.

EL SUEÑO AMERICANO YA NO EXISTE

Galdino Molinero llegó a Nueva York hace 35 años. Decidió dejar su familia y su casa –que coincidentemente está detrás del Estadio Neza, donde se jugó el Mundial de 1986– más por gusto que por necesidad.

Quería triunfar. Trabajó en un restaurante cerca de Centra Park, en las oficinas de la NFL, en Naciones Unidas. Trabajaba para sobrevivir. Con el “sueño americano” cada vez más lejos, decidió vender tortas los fines de semana a futbolistas amateurs que jugaban en Flushing Meadows, el tradicional parque deportivo de Nueva York.

Inició con una docena de milanesa. Se las llevaba en la mochila. Sin embargo, la cantidad aumentó. Ahí decidió invertir su dinero en una troca, “después de muchos años pude consolidar este negocio. Al final, el sueño de comprar una casa, un carro, tener ahorros no es tan fácil. La situación no te lo permite. Lo más cruel es que mucha gente que llega a Estados Unidos se pierde en los vicios, malgastando lo poco que ganan“, lamenta.

El menú de Tortas Neza, inspirado en los equipos de futbol mexicano, surgió cuando jugaba con uno de sus hermanos. La primera creación fue la Toros Neza, a la que decidieron ponerle chorizo con carne porque “eso es lo que se come allá”.

A la del América le puso pechuga de pollo, a la de Cruz Azul bistec “porque eso comen los albañiles”, en el caso de Chivas huevo y chorizo por la falta de entrega del equipo. Y así armó su menú.

About Redaccion El Heraldo SLP