Don't Miss

El feminicida de Fátima ordenó su asesinato desde el Reclusorio Oriente

By on 13 septiembre, 2017

Fátima Altamirano Coca disfrutó apenas 15 años de vida, pues, un hombre coordinó una venganza desde su teléfono celular para asesinarla desde el interior de una prisión en la Ciudad de México. Ella era estudiante de preparatoria La Salle, sede Condesa.

La última vez que vieron a la menor de edad fue el pasado viernes en la delegación Gustavo A. Madero, cuando presuntos secuestradores la privaron de su libertad. Horas después, su cuerpo sin vida apareció en un canal de aguas negras en el municipio de La Paz, Estado de México.

Según la investigación de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) la expareja sentimental de la madre de Fátima presumiblemente coordinó el homicidio de la menor de edad desde la comodidad de su celda al interior de Reclusorio Oriente.

El pasado viernes 8 de septiembre, Fátima salió de su casa en la colonia Providencia en la delegación Gustavo A. Madero junto a su padre con destino a su escuela, vestía el uniforme de la institución. Eran las 5:30 horas de la mañana cuando varios hombres con pasamontañas y armas aparecieron entre la fría mañana y se llevaron a la pequeña. Inmediatamente la familia Altamirano denunció ante las autoridades el plagio de la pequeña y al poco tiempo se activó la Alerta Amber.

Sólo dos llamadas telefónicas bastaron para quebrantar su inocencia. Eran las 11:30 horas de la mañana. En la primera, su padre escuchó atentamente las demandas de los secuestradores, ellos exigieron 5 millones de pesos para dejar libre a la pequeña. Minutos después volvió a sonar el celular y en esa ocasión solicitaron 150 mil pesos.

Todo se tornó sombrío y enrarecido en la colonia Providencia ¿Por qué habían bajado tanto el rescate? En poco tiempo volvió a sonar el teléfono, eran las autoridades del municipio La Paz, quienes informaron que vecinos denunciaron la presencia de un cadáver que vestía una playera roja, pantalón de mezclilla azul y tenis blancos sobre un canal de aguas negras entre las calles Río de los Estados y Río San Joaquín en la colonia El Salado.

Todo apuntó a una venganza según la madre de Fátima, pues su expareja sentimental la amenazó con asesinarla a ella o a su hija por terminar la relación. Fuentes policiales indicaron a Excélsior que el autor intelectual paga una condena en el Reclusorio Oriente de la capital por delitos de secuestro.

A través de un comunicado, la Universidad La Salle se unió a la pena de los familiares y condenó al feminicidio de una alumna ejemplar, que tenía grandes sueños de trabajar en las Naciones Unidas.

 

About Redaccion El Heraldo SLP