Don't Miss

Urgen sueldos competitivos

By on 5 septiembre, 2017

Son ya dos veces, las que el gobernador Juan Manuel Carreras reconoce el problema de la creciente inseguridad sin caer en la figura de la “pena ajena”, lo que sorprende agradablemente pues todo indica que el diálogo de sordos que mantenía con la sociedad sobre éste tema, llegó a su fin.

Al margen de las incontables declaraciones fallidas que le antecedieron y tal vez consciente de la incapacidad de la SSPE para frenar el clamor por cambios a dicho nivel, además de la Fuerza de Reacción Inmediata Metropolitana, FRIM, y la Policía Metropolitana a estrenarse éste mismo mes, por primera vez abordó algo de fondo:

La delincuencia no sólo es producto de la desadaptación social ni del arribo y enfrentamiento de células del crimen organizado. También es producto de la pobreza y la desigualdad social.

Concretamente, el gobernador Carreras reconoció que la verdadera batalla contra la ola de violencia que padecemos los potosinos, quienes ayer no nos sorprendimos con la cifra oficial de 60 asesinatos en el mes de agosto; no es sólo con policías, armamento y capacitación entre otras, sino contra la pobreza y desigualdad.

SI PASAN COSAS

En esa entrevista, por primera vez Carreras López reconoció que la inseguridad y ola de violencia va en aumento en todo el territorio potosino y reveló estar planeando diversas estrategias, “una de las principales: reforzar la lucha contra la pobreza y la desigualdad social”.

Esos son los dos más importantes factores que orillan a los jóvenes a tomar caminos equivocados,. Para eso necesitan aterrizar las estrategias del combate a la delincuencia, simultáneamente con el fortalecimiento de todas las dependencias o instituciones involucradas en el embate a la pobreza y falta de oportunidades.

La prevención de fondo está en las mejoras salariales. Abatir la pobreza es titánica tarea y algo se ha avanzado, eso hasta la Curia lo reconoció, pero no es suficiente.

El caso es que sin haberlo prometido en la campaña, como sí lo hizo el panista Marcelo de los Santos, quien nunca cumplió aunque ahora vuelva a las andadas y quiera ser Senador; Juan Manuel Carreras hizo posible el boom del empleo en SLP.

Sin embargo la estrategia seguirá coja mientras no haya el compromiso de mejorar los salarios y para ello es fundamental que el empresariado potosino haga su tarea.

QUE VALGAN LA PENA

Para los Ninis la libertad es invaluable, por lo que, esos empleos mal pagados equivalen a una nueva forma de esclavitud, así que optan por mantenerse felices, rascándose la panza, en vez de “venderse” por tan poca cosa.

Por eso falta tanta mano de obra. En todas partes requieren empleados, pero nadie les quiere pagar más y se crea un círculo vicioso: traen trabajadores foráneos y aquí sigue el mundo de desempleados.

Cuando llegan los cárteles ofreciendo mucho más aunque reduzcan su tiempo de vida, aceptan la oferta. Por lo menos el tiempo que vivan será mejor, creen y así perdemos sus valiosas vidas.

Dicen los economistas que llevar a niveles constitucionales el salario mínimo, abriría la caja de pandora de la inflación, pero eso pasa sin y con salarios de hambre.

Según la Constitución, el salario mínimo debería ser suficiente para que el trabajador y su familia tengan acceso a vivienda digna, alimentación variada, suficiente y nutritiva; vestido, transporte, solas y recreación, o sea, vacaciones. Hace décadas que no es así.

Atraer inversiones es plausible y en el caso de la administración carrerista es digno de alabar, pero ya basta de sueldos indignos.

POR EL TLC

Ahora mismo, las organizaciones sindicales de los Estados Unidos tienen movilizaciones para que el salario mínimo allá suba de 11 a 15 dólares la hora y en igual proporción, 40 por ciento, tendrán que

elevarse los sueldos de obreros especializados.

Por citar algo que nos competa, las armadoras automotrices pagan allá 23 dólares la hora y de fructificar la lucha, serían más de 30, algo así como 600 pesos por hora, lo que aquí reciben en casi una semana.

Ayer terminó la segunda ronda de trabajos para la renegociación del TLCN, sin que se lograra un acuerdo sobre el tema salarial. Nuestra mano de obra ya es más barata que la china y, principalmente los Estados Unidos, lo consideran una competencia desleal.  Sería una gran vergüenza que los salarios mexicanos reciban una mejora sustancial por presiones de dicha renegociación comercial, algo que en la Unión Europea fue báse desde el Tratado de Maastricht, pues ese precisamente es el sustento de la globalización: la igualdad  en ingresos y oportunidades.

En China, el presidente Peña Nieto aseguró que en dos décadas, de no rebatir las reformas estructurales de su gobierno, los mexicanos habremos derrotado a la pobreza. Y.. ¿Qué tal, que SLP sea el primero en lograrlo?. Querer es poder.

¿NADA QUE VER?

Por cierto que la inclusión del Secretario de educación Pública, Aurelio Nuño Mayer en la comitiva que lo acompañóa esa enorme Nación , causó especulaciones.

Lo menos que se dijo fue que EPN quiso presentarlo a quienes, dadas las cosas, podría ser los principales nuevos socios comerciales de México, dado que el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, ya tiene allá aprobación dada su ascendencia china.

Además, la gira nada tenía que ver con temas educativos, Pues ¡Cual otra razón? Si el vaticinio se cumple, sería como si Jesús

Ramírez Stabros se ganara “el gordo” de la lotería. Veremos.

About Redaccion El Heraldo SLP