Don't Miss

7 alimentos que pueden evitar un derrame cerebral

By on 19 agosto, 2017

La Enfermedad Vascular Cerebral (EVC) es una alteración neurológica que se caracteriza por su aparición brusca, generalmente sin aviso, con síntomas de 24 horas o más, causando secuelas y muerte. El diputado Jesús Antonio López Rodríguez (PAN), secretario de la Comisión de Salud, señaló en febrero pasado que anualmente ocurren más de 130 mil muertes en México por enfermedad vascular o infarto cerebral, la tercera causa de muerte en el país.

Un ataque cerebral o derrame cerebral ocurre cuando se altera el ujo de sangre hacia el cerebro. Cuando se presenta un ataque, un área del cerebro empieza a morir porque deja de recibir el oxígeno y los nutrientes que necesita para funcionar. Para evitar cualquier problema es importante llevar una alimentación sana. Se recomienda consumir abundantes frutas y verduras, cereales integrales, carnes magras, pescado y legumbres, además de poca sal y azúcar. Así que te daremos una lista de los siete alimentos que te ayudarán a reducir las probabilidades de sur un infarto cerebral: 1. Las zanahorias: Según un estudio realizado en 2008 en la Universidad de Harvard (Estados Unidos) comer unas cinco zanahorias a la semana podría reducir el riesgo de ictus (lesión en el cerebro ocasionada por la interrupción de la irrigación sanguínea) en un 50 %. Dado que son ricas en antioxidantes, evitan que se nos formen cóagulos en las arterias y favorecen la circulación sanguínea.

2. Aguacate: Basta con consumir medio aguacate al día. Es rico en esos ácidos grasos tan beneficiosos para nuestro cerebro como el omega 3, el cual previene la oxidación celular y su envejecimiento prematuro.

3. Los tomates: El tomate es un cóctel natural de antioxidantes, gracias a su capacidad para reducir la tensión arterial y favorecer la circulación sanguínea. Todo se debe a una sustancia llamada homocisteína, que se relaciona con una menor probabilidad de sufrir un infarto cerebral.

4. Sardinas en aceite de oliva: Las sardinas son ideales si las consumes entre una y dos veces por semana. Son un tesoro natural de grasas saludables, de calcio y vitamina D. Son protectoras naturales de nuestro cerebro, aunque hay un dato que debes conocer: si las abres y no te las terminas, no las debes guardes nunca en su lata original. Resérvalas en un recipiente de cristal o cualquier otro soporte que no sea de metal.

5. Melones y sandías: Ambas frutas son ricas en agua, en minerales, antioxidantes y son, además, muy bajas en sodio, perfectas para reducir nuestro colesterol y evitar así el problema de la arteriosclerosis.

6. Té verde: Es un recurso natural rico en antioxidantes, en polifenoles, en compuestos esenciales para reducir el colesterol y luchar contra el envejecimiento cognitivo. Para beneficiarte más recuerda consumirlo 20 minutos después de tus comidas.

7. Avena: Tomada en el desayuno, nos va ayudar a reducir el nivel de azúcar en la sangre y a mantener a raya los niveles de colesterol malo. También es adecuada para reducir el estrés y nos aporta increíbles nutrientes para nuestra salud cerebral, como el zinc o el hierro

About Redaccion El Heraldo SLP