Don't Miss

Pepa Pombo, amor por México

By on 12 agosto, 2017

Aunque Pepa Pombo es una de las diseñadoras más emblemáticas de Colombia en el terreno de la moda, hablar de esta creativa sin poner a México de por medio es imposible.

La fundadora y directiva de la firma Pepa Pombo recién presentó su más reciente colección en la apertura de Colombiamoda 2017, memorando la importancia que México no solo ha tenido en la inspiración de cada colección, sino como comercialmente ha sido la principal plataforma para la moda de lujo y vanguardista.

Si bien los inicios de Pepa Pombo se remontan a su natal Colombia, en México logró despegar comercialmente consolidando una carrera internacional que tuvo como musas a figuras femeninas de peso cultural, político y social como María Félix, Elizabeth Taylor, Jacky Kennedy, y recientemente a celebridades como Eva Longoria y Amal Clooney, por ejemplo.

Pepa Pombo no solo llegó a México a marcar una nueva forma de crear moda, su estilo más orgánico reveló la versatilidad que los tejidos de punto podían tener y ofrecer prendas adaptadas a las tendencias, jugar con las texturas, combinaciones de colores y multi-siluetas con un solo vestido, blusa o falda que inmediatamente llamó la atención de uno de las tiendas departamentales de lujo más prestigiadas del país: El Palacio de Hierro.

“Cuando pude regresar a México lo hice para quedarme, ahí fue donde me descubren en una tienda, alguien me preguntó sobre la prenda que vestía y que la había hecho yo, me dijo que me citaba para llevarle cosas, que él las compraría”, recuerda la diseñadora quien a partir de 1978 comenzó a consolidar su trayectoria desde los escaparates mexicanos y de la mano del director de El Palacio de Hierro.

“Radico en México, porque el color y la forma de acá me llamaba más la atención, nosotros en Bogotá tenemos un clima más frío, opaco, oscuro, en ese momento la gente se vestía demasiado clásico y yo quería irme por otro lado, quería llegar con las actrices de cine, de televisión, directoras de arte o museos”.

Contra corriente

Los atractivos diseños de Pepa Pombo no solo causaban revuelo por su colorido y exploración a tejidos en lugar de telas tradicionales, también sobresalían por el impacto que logró en la sociedad mexicana y colombiana al considerar que sus prendas no podían utilizarse en las actividades cotidianas.

“Mis diseños no eran algo que todo el mundo quería usar, no les entraba en la cabeza que podían usar algo distinto a lo que todo el mundo vestía. En México inmediatamente tuve un desfile, me integraron a la Cámara Nacional del Vestido (Canaive) de México, yo dije que no era mexicana y me dijeron que no importaba, así empecé una carrera maravillosa”.

“Tal fue la explosión colorida que Pepa Pombo tuvo en México que al instante se sumó a los trabajos de vestuario de Televisa, trabajé junto a la actriz Irán Eory y fue un éxito, me fui integrando al mundo de la moda en México, me terminé enamorando de México y no quise volver a Colombia, en ese momento sentía más inspiración en México, aquí vendía, de aquí me alimentaba. México significó el volver a creer en mí, ya lo hacía, pero la gente no y eso es muy difícil de aceptar”, remató.

Producción mexicana

Aunque la posibilidad de movilizar toda su firma a Estados Unidos, Europa y Colombia siempre ha estado latente, para Pepa Pombo el que sus colecciones nazcan y se produzcan desde México es una consigna inamovible y pese a tener puntos de venta y concesiones en todo el mundo, las siete boutiques distribuidas en México (San Miguel de Allende, Querétaro, Cancún y Ciudad de México) son de las más apreciadas y cuidadas personalmente por la diseñadora colombiana.

“Es un mercado muy importante para mí. México es mucho más abierto en moda y en pensamiento, es un país muy internacional, actualmente el 80% de la producción sale desde México, nos hemos esforzado en crecer para no tambalear en la industria ante el cambio del dólar, desde México exportamos a Guatemala, Suiza, Nueva York y Panamá, estamos en mercados diferentes gracias a México”.

Ahora de la mano de su hija, Mónica Holguin, la diseñadora y firma Pepa Pombo busca mantener una estética contemporánea en la moda femenina tratando de romper las barreras generacionales.

“Esto es todo un proyecto de vida. Nuestra identidad es importantísimo en la marca, para nosotros no es necesario tener el nombre puesto en grande en cada prenda, la gente identifica nuestra prendas en la calle sin necesidad de eso y Mónica lo ha reforzado, la etiqueta se lleva por dentro”.

 

About Redaccion El Heraldo SLP

loading...
loading...