Don't Miss

Cuidados para cabello largo

By on 20 agosto, 2015

 

Marco esplendoroso de espectaculares rostros, el cabello largo trasciende épocas, al grado que hoy es una moda a considerar dentro de la estética masculina. Los siguientes son sencillos consejos que ayudarán a sacarle el mejor provecho.
Si la mítica «Rapunzel» viviera en nuestros días, la preciosa cabellera que la hizo famosa sería aun más radiante, pues en la actualidad encontraría sinfín de tips y productos que le darían la fortaleza y brillantez para ser más espectacular. Usted que los tiene al alcance, aprovéchelos para su propia persona y deje de lado aquellos mitos que sólo confunden; a continuación le diremos como sacar el mejor provecho a una larga cabellera.
En primera instancia es importante destacar que una melena larga necesita atención especial, pues no es fácil conseguir la imagen de cabello sano, vigoroso y brillante, ya que agua, exposición al Sol, uso intenso de secadoras, más tintes y permanentes, provocan daños que se reflejan en un aspecto mate y sin vida que transmitirá una imagen descuidada y poco atractiva.
La belleza del cabello radica en su capa externa, la cutícula, que está formada por seis franjas de escamas dispuestas en forma similar a un tejado. Cuando estas cubiertas están cerradas y superpuestas forman una superficie regular donde la luz se refleja mejor en la cutícula, pero si las escamas se abren el cabello se debilita. Para evitarlo, lo mejor es seguir las siguientes indicaciones:
Lavado. Moje el cabello perfectamente y vierta el shampoo en las manos frotándolo entre ellas antes de extenderlo sobre el cabello. A continuación, de masaje muy suave al cuero cabelludo con las yemas de los dedos y, después, frote con delicadeza los cabellos. Finalmente, enjuague abundantemente para eliminar todo exceso de producto.
Shampoo. Parte importante de la salud del cabello, aunque no sea largo, es el uso correcto del shampoo indicado. Elija el producto formulado específicamente para su tipo de melena; así, si el suyo es seco prefiera el que se complemente con pantenol, y si es graso, busque ingredientes que controlen el exceso de sebo.
Acondicionador. Es esencial, puesto que contiene sustancias que cierran la cutícula y desenredan. Si su cabello es normal o graso, aplíquelo sólo en las puntas y enjuáguelo muy bien para que no quede apelmazado. A manera de tip, en la parte final del proceso de enjuague utilice agua fría y un poco de limón, lo que le dará más brillo. El mercado ofrece productos que contienen shampoo y acondicionador en una misma fórmula, los cuales resultan útiles para controlar la melena con mucho volumen pero, en cambio, resultan un tanto pesados para los cabellos más finos.
Tratamiento. También llamada mascarilla para cabello, es recomendable una vez por semana como mínimo. Se aconsejan los productos que contengan queratina y aminoácidos, los cuales penetran a fondo en cada fibra capilar, ayudando a reparar puntas dañadas y alimentándolo desde la raíz. Se aplica después de haberlo lavado mechón a mechón, mediante ligero masaje. Los expertos sugieren aplicar calor envolviendo toda la cabellera en plástico, con lo cual aumenta la temperatura y provoca que la cutícula se abra para que penetren los principios activos de la fórmula. Al retirarlo hágalo con agua tibia, aunque preferentemente debe ser fría, para que la cutícula se cierre y el cabello brille aun más.
Corte. Por la permanente exposición a factores dañinos (mencionados líneas arriba), las puntas corren el riesgo de abrirse, de manera que lo indicado es recortar periódicamente las que están maltratadas; una vez al mes puede ser lo correcto. Los estilistas aplican productos llamados selladores o reparadores de puntas, en cuya fórmula contienen silicones que cubren y protegen esa parte del pelo del contacto con la ropa, lo cual también provoca que se rompan con facilidad; si el cabello es débil se recomienda su uso una vez por semana.
Cepillado. En esta acción radica gran parte de la belleza del cabello largo, por lo que debe cuidarse notablemente, empezando siempre por las puntas y ascendiendo hacia la raíz; de surgir algún nudo, deshágalo con cuidado sin romper el pelo. Elija peines de cerdas anchas cuando la melena esté húmeda, y suaves cuando lo cepille en seco.
Alimentación. Una dieta rica en proteínas es esencial para que el cabello luzca brillante y dócil, por ello se sugiere comer carne, pescado, lácteos, huevo, frutos secos, almendras y legumbres, así como reducir el consumo de cafeína y alcohol, ya que bloquean la absorción de nutrientes.
Estilizadores. Lo más recomendable para melenas largas es mousse o espuma, de preferencia sin alcohol y con agentes acondicionadores, así como proteínas. El momento ideal para aplicarlo es recién lavado.

About Redaccion El Heraldo SLP