Don't Miss

*.- Se sujeta PRI a la autocrítica constructiva *.- Manlio de frente; Nuño el tapado *.- 2015 año de cambios para JMCL

By on 26 julio, 2015

De manteles largos, los diputados federales electos, César Camacho e Ivonne Ortega, recibieron ayer al Presidente Enrique Peña Nieto en el evento al que llamaron: “’Unidad para la transformación de México” y al que entre los miles de asistentes estuvieron unos 200 potosinos.
A puerta cerrada, la plana mayor del PRI, encabezada por Peña Nieto, hizo un balance de la gestión de este gobierno a casi la mitad del sexenio con la participación de gobernadores, senadores, liderados por Emilio Gamboa; diputados salientes con Manlio Fabio Beltrones a la cabeza y electos con el obvio liderazgo del mismo César Camacho Quiroz, además de alcaldes salientes y presidentes municipales y gobernadores electos además del resto de integrantes tanto del CEN como de los CDEs del país.
O sea, fue una fiesta en grande, donde además de EPN, a quien reformas estatutarias recientes lo hicieron presidente nacional de su partido, or lo que fue la figura central, aunque también se lucieron César Camacho, al pronunciar su  último  discurso como dirigente nacional, y la propia Yucateca Ivonne Ortega por entregar “buenas cuentas” ya que si bien no lograron el soñado “carro comleto”, si consiguieron que en 2015, cuando la popularidad de EPN parecía (porque luego vino la fuga del Chapo y se hudió aún más) tocar fondo, no hubo “voto de castigo” y con sus aliados, PVEM y PNA, tendrán mayoría en San Lázaro.
PROFUNDA AUTOCRÍTICA
El análisis de cómo va el país fue cuidadoso, ponderado y objetivo concluyendo que para avizorar el futuro con sentido de responsabilidad y con solidaridad se requiere la convicción de cerrar filas en torno de Enrique Peña Nieto y de su proyecto de nación.
Una experiencia para adquirir, podría ser que la gestión de Camacho Quiroz e Ivonne Ortega fue que ambos conformaron sus equipos con gente valiosa y muy capaz.
A un mes de iniciar el proceso para relevar a Camacho Quiroz, Enrique Peña pidió la transformación de su partido: «Es momento de que el PRI actualice su organización y estructura para refrendar las nuevas condiciones y dinámicas del país; de que el PRI regrese a las universidades, que despierte de nuevo el entusiasmo de la juventud» , y sentenció: “el PRI debe ser el principal aliado de los trabajadores y campesinos».
Pero, por encima del acalorado  discurso peñista, en las cabezas de los asistentes sólo había un acertijo: ¡Quien! ¿Quién en el lugar que todavía ocupa César  Camacho?
El sonorense Manlio Fabio Beltrones, hombre de lealtades y resultados que materializa aquello de que “más sabe el Diablo por viejo que por sabio”, sin aludir a edad sino a su larga trayectoria, parece encabezar la lista, pero también estaban ahí:
LUCHA POR PODER
César Duarte Jáquez, a quien “La tríada de los Pinos”, conformada por el Secretario de Gobernación, Miguel Osorio, el de la SHCP, Luis  Videgaray y el Jefe de la Oficinade la Presidenia Aurelio Nuño Mayer;  impulsa para frenar al Sonorense, aunque el gobernador llegaría al CEN priísta con la pesada carga de escándalos, como el de la Unión Progreso, un banco bajacaliforniano del que es accionista y donde depositó millonarios fondos del erario público.
También impulsan al titular de SAGARPA,  Enrique Martínez Y Martínez, originario de Coahuila y ex delegado del CEN del PRI en EdoMex cuando EPN gobernaba, y Aurelio Nuño, Jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, acusado de crear la estrategia peñista de medios consistentes en: “Privilegios para los aliados, represalias para los enemigos” y quien, por supuesto, encarnaría todas las ambiciones de la llamada “Triada de Los Pinos. ¿Ansias de poder?
En una reunión de amigos, a la que pudimos asistir, el gobernador electo Juan Manuel Carreras López exteriorizó los grandes cambios quha tenido qe afrnat en lo que va del año.
Para empezar, en enero comenzó el año como Secretario de Educación del Gobierno del Estado,; en febrero se convirtió en candidato de unidad del PRI y para marzo ya no fue candidato del PRI sino candidato a gobernador de una alianza tripartita.
TRÁNSITO KAFKIANO
Pasó tres meses en campaña, con la permanente compañía de su esposa, Lorena Valle, para quien esto fue también una experiencia kafkiana porque ahora sí está completamente involucrada con las necesidades de la gente humilde y la política de asistencia social que desarrolla el DIF, orgaismo que no dirigirá sino que “honorariamente” tendrá que presidir.
Finalmente, a partir de recibir su “constancia de mayoría” y sin impugnación al frente, tuvo que investirse de la condición de “Gobernador electo” que es ahora, pero ya trabaja mental y jurídicamente para asumir una transformación más, la de Gobernado Constitucional a partir del 26 de septiembre, cuando rendirá protesta.
A seis años de distancia, está consciente de que en 6 años deberá enfrentar un cambio más, que será el de “Dejar de Ser” que espera enfrentar con la misma alegría y entusiasmo con que ha acogido los actuales cambios…Y para eso se prepara desde ahora.

google.com, pub-1283624027922691, DIRECT, f08c47fec0942fa0

About Redaccion El Heraldo SLP