Don't Miss

Autoservicios finalizarán guerra de precios: analistas

By on 5 marzo, 2015

En medio de la reconfiguración del mercado de autoservicios y tiendas departamentales en México, analistas anticipan un freno a la férrea competencia de precios bajos y por ende, más márgenes de ganancias de las empresas, ya que la concentración del sector formal en pocas manos genera un mayor poder de maniobra.
En los últimos 20 meses, Walmart de México, Soriana, Comercial Mexicana y Coppel son las cadenas comerciales que han reconfigurado el mercado mexicano junto con corporativos como Alsea, Toks y Viana, luego de anunciar fusiones y adquisiciones por más de 53 mil millones de pesos. Tras la venta de Comercial Mexicana, el nuevo rostro del sector detallista tendrá dos protagonistas: Walmart con 2 mil 986 tiendas y Soriana con 824 unidades. Asimismo, Chedraui, Casa Ley, Tiendas 3B, Calimax, Central Detallista, Grupo Merza y Supermercados Organizados tendrán menos de 300 establecimientos. En un ejercicio realizado por nosotros; Soriana de Ricardo Martín Bringas necesitaría más de 20 años abriendo 100 unidades anuales para alcanzar el número de tiendas de la estadounidense Walmart, que dirige Enrique Ostalé, aunque este proyección necesitaría que la empresa mantuviera sin cambios sustanciales su número de tiendas.
De acuerdo con dicha proyección, Soriana tendría que acelerar su plan de expansión a 300 o 500 unidades anuales para alcanzar a Walmart entre 2022 y 2025. Cabe recordar que la empresa regia informó que los próximos cuatro años frenará su crecimiento en unidades para pagar la deuda por las tiendas de Comercial Mexicana.
“Considerando 100 aperturas cada año, Soriana estaría más de 10 años alejada de Walmart con las cerca de 800 tiendas que tendrá después de la compra, todavía está muy lejos de su principal competidor, porque esto sería bajo el supuesto de que Walmart no abriera ninguna tienda”, comentó Verónica Uribe, analista de Monex.
Walmex anuncia meta a 10 años. La competencia futura entre ambos jugadores será intensa, incluso Walmart de México y Centroamérica (Walmex) en su última conferencia con analistas anunció su meta de duplicar las ventas en los próximos 10 años en los seis países donde opera.
“Es deseable más competencia, esto incide en menores precios y mayor oferta, con las actuales condiciones de debilidad del mercado interno muchas empresas buscan una solución de este tipo, pero en el mediano plazo se debe buscar lo contrario”, comentó José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).
Expertos coincidieron en que la venta de Comercial Mexicana dejaría atrás la guerra de precios, por lo que comenzarán a buscar estrategias para diferenciar en el servicio y productos, aunque los cambios no serán tan pronunciados por el comercio informal.
“El 50% del mercado aún no es formal, los tianguis y mercados ambulantes ofrecen una opción de precios que compiten con los autoservicios, por lo que un factor que veremos será la diferenciación en el servicio y calidad dentro de las tiendas”, dijo Karla Peña, analista de Scotiabank.
Para Elizabeth Corona, analista de Multiva, es necesario esperar las compras de cadenas locales de Comercial Mexicana en próximos meses, pues su oferta enfocada a sectores socioeconómicos altos generaría un efecto en la dinámica del mercado mexicano.
Otro de los sectores que ha cambiado en últimas fechas es el restaurantero. Aquí, de nuevo Walmart reajustó con la venta de 362 establecimientos de las marcas Vips, El Portón, Ragazzí y La Finca en 2014, la cual se acordó con la empresa Alsea, dueña de Starbucks y Burger King.
En este mercado, los analistas explican que la pulverización o variedad de pequeños participantes implica que las cadenas de restaurantes no tengan una participación importante en este mercado de 200 mil millones de pesos o 1.5% del Producto Interno Bruto (PIB), por lo que los precios no tendrían una variación importante.
Datos de Euromonitor International, una firma de análisis de mercado, estima que Vips cuenta con 1.3% de penetración en las ventas de restaurantes food service; seguido por Sanborns, de Carlos Slim, con 1.2% y Toks, de Grupo Gigante —ya con las unidades de Restaurantes California—, alcanzaría una participación de 0.8%.
“En el sector de restaurantes está muy pulverizada la competencia, cada competidor tiene cerca de 1% del mercado, ahí no se verán grandes cambios”, comentó Cristina Morales, analista de Signum Research.
La segunda transacción importante en el segmento de restaurantes fue concretada en febrero, tras el aval de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) a Toks, que dirige Ángel Losada, para comprar 46 establecimientos de Restaurantes California y siete de Beer Factory.
La segmentación del sector restaurantero puede ser por modelo de negocio como franquicias, cadenas y establecimientos independientes; o bien, por tipo de servicio como unidades de comida casual (casual dining), comida rápida (fast food) o servicio completo (food service).
Alsea con más de mil 900 unidades en México de las marcas Domino’s Pizza, Burger King, Chili’s e Italianni’s participa en el segmento de franquicias con diferentes tipos de servicio.
Otras empresas como McDonald’s, que opera en México a través de Arcos Dorados, así como KFC (antes Kentucky Fried Chicken) y Pizza Hut, que son franquicias de la estadounidense Yum! y son operadas por la empresa Premium Restaurant Brands, son de los participantes más reconocidos.
“El sector de restaurantes es competido, aunque son pocas las empresas preponderantes, hay mucha competencia. Hay diferentes opciones como taquerías, cafeterías, mercados sobre ruedas y las propias cadenas, por lo que no vería un impacto negativo para el consumidor”, indicóFrancisco Guzmán, analista de Interacciones.
Fuera del negocio de consumo, Walmart también generó otro desprendimiento en el sector bancario. A finales de 2014, la empresa anunció la venta de Banco Walmart a Inbursa en una cifra aproximada de 3 mil 600 millones de pesos, que implica el traspaso de 1.5 millones de clientes y un crédito de más de 5 mil millones de pesos.
Las cadenas departamentales también tendrán su ajuste con la venta de 51 tiendas Viana a Coppel anunciada en octubre de 2014 y que requerirá una inversión de 2 mil 500 millones de pesos.
Actualmente existen 17 cadenas de este tipo agrupadas en la Asociación Nacional de Tiendas y Autoservicios (Antad), que cuenta con mil 920 unidades. En 2013, este segmento representó 5% del total de tiendas del sector formal, aunque contaban con 21% en el piso de ventas y 27% en la cantidad de empleos del sector.
Por ahora, Coppel y Viana planean integrar sus operaciones a finales de 2015, lo que dará más fuerza para competir con Famsa, Elektra, Liverpool y Palacio de Hierro.
Según Euromonitor y el corporativo, Coppel lidera en ventas en el sector, incluso dentro del detallista mexicana fue el cuarto lugar en 2013, sólo debajo de Walmart, Soriana y Oxxo.
Su competencia, de acuerdo con Manuel García Félix, director comercial de Coppel, se concentrará en la ciudad de México, donde contará con 48 unidades, equivalente a 60% más contra las 30 que fueron registradas antes de la transacción.

About Redaccion El Heraldo SLP