Don't Miss

Combate las infecciones vaginales con estos tratamientos

By on 2 marzo, 2015

Combina dos cucharadas soperas de yogur, o el contenido de un par de tabletas de acido-philus, con agua tibia y utiliza la mezcla para lavar tu zona genital. Este es uno de los tratamientos para las infecciones vaginales que recomienda el NYU Langone Me-dical Center.
El yogur tiene un alto contenido de probióticos, como los acidophilus, los cuales son antibacteriales que combaten y eliminan de manera progresiva las infecciones generadas por la bacteria can-didiasis, afirma dicha institución.
A continuación te presentamos algunas opciones de los tratamientos que los expertos recomiendan contra las infecciones vaginales.
1. Antimicóticos orales
En un estudio de la Wayne State University School of Medicine, 43% de las mujeres que tomaron fluconazol oral durante seis meses, resultaron curadas de infección por levadura al término del tratamiento. La dosis que puedes usar es de 150 mg. al mes si el padecimiento es recurrente.
2. Acido bórico
Es una sustancia que es eficaz para combatir las cepas menos comunes de la cándida y contra aquella que ya se ha vuelto resistente a los medicamentos de azoles, afirma la Mayo Clinic. Utiliza supositorios que lo contienen de 5 a 7 días solamente.
3. Cremas con estrógenos
Cuando la infección vaginal deriva de niveles bajos de estrógenos, situación común en la menopausia, estas cremas ayudan a nivelar favorablemente la situación. El National Institutes of Health indica que su uso es de aproximadamente 7 días, de-pendiendo de la marca.
4. Aceite de árbol de té
Sustancia natural antifún-gica eficaz contra las infecciones por levaduras. Sin embargo no es recomendable para pieles sensibles, indica Laurie Cullen, profesora de la Bastyr University. Para utilizarlo debes rociar un tampón con este aceite e introducirlo en la zona vaginal por la noche.
5. Fármacos antifúngicos
El tratamiento más utilizado son las cremas y pastillas de venta farmacéutica, las cuales tienen como base una fórmula de azoles antifún-gicos.
Su efectividad es de 80 a 90%, por lo que puedes elegir la que más te convenga, existen medicamentos que son de una toma única.
Se estima que 75% de las mujeres tendrá al menos una infección cervico-vaginal durante su vida y hasta 50% de ellas presentará dos o más episodios, indica el Centro Latinoamericano Salud y Mujer (Celsam).
El uso de lubricantes es básico para las personas que sienten dolor durante el sexo o con el uso de juguetes se-xuales; sin embargo, se recomienda el uso de productos elaborados a base de agua, debido a que el uso de vaselina puede causar infecciones vaginales.
De acuerdo con un estudio de la Universidad de Califor-nia, en San Francisco, detalla que las mujeres que utilizan vaselina vía vaginal pueden desarrollar infecciones como la vaginosis bacteriana.
Joelle Brown, autora del estudio, detalla que las mujeres que utilizan este producto tienen el doble de probabilidades de adquirir va-ginosis bacteriana, porque altera el balance normal de la flora vaginal, es decir, favorece el desarrollo de bacterias malignas por sus propiedades alcalinas.
Es normal que esta zona tenga bacterias, las cuales producen peróxido de hidrógeno para mantener limpia la zona.
Por ello, cuando se utilizan productos externos se incre-menta el riesgo de alterar esta flora y favorecer el desarrollo de este tipo infecciones.
¿Olor a pescado?. Tal vez tengas vaginosis bacterial
Aunque la infección vaginal no causa problemas a largo plazo, puede hacer más vulnerables a las mujeres a las enfermedades de transmisión sexual y a la enfermedad inflamatoria pélvica.
Para prevenir este tipo de infecciones, lo mejor es consultar a un especialista antes de utilizar cualquier producto vaginal, ya que sólo él conoce los riesgos que puede ocasionar o los beneficios que te puede brindar. Y tú, ¿alguna vez has utilizado algún producto para la zona genital?.
Uno de las partes más sensibles de nuestro cuerpo, es la zona íntima, la cual debe tener un especial cuidado. De lo contrario, se puede desarrollar alguna infección vagi-nal, que en ocasiones pasa desapercibida, pero ¿cuáles son los síntomas?.
Los focos rojos que nos ha-blan de una infección vaginal son:
1. Ardor en la vagina.
2. Comezón constante.
3. Irritación constante por el uso de ropa sintética o tangas (hilos dental).
4. Presencia de flujo amarillo, verde, rosa, blanco, con o sin olor; que manche las pantaletas.
5. Flujo abundante que obligue a usar un pantiprotector.
“La gente debe aprender a que esta zona de nuestro cuerpo requiere un shampo especial que no altere nuestro PH, un ejemplo de esto es Lactacyd, que lo podemos usar todos los días. Nos ayuda, incluso, en nuestro periodo menstrual. Es totalmente seguro y nos previene de diversas infecciones”.
Recuerda que en tu higiene diaria, no es conveniente que te enjabones demasiado, ya que puedes irritar los tejidos de la vulva. Evita ingerir an-tibióticos; éstos acaban con la flora vaginal, permitiendo que los hongos se multipliquen.

About Redaccion El Heraldo SLP