Don't Miss

Murakami condena el «discurso de odio»

By on 19 enero, 2015

El escritor japonés Haruki Murakami empezó a responder desde ayer a preguntas en su página internet donde, sin abordar la cuestión de Charlie Hebdo, condenó el “discurso de odio” y expresó su deseo de escribir otro largo ensayo.
“Sólo responderé a una de sus cuatro preguntas”, escribió el autor de 1Q84 a la primera persona que le interrogó a través de la web Murakami-san non tokoro (El espacio de Murakami), una página temporal en la que el más conocido de los novelistas contemporáneos nipones charla con sus admiradores.
Murakami evitó responder de esta manera a la pregunta de Gege, un estudiante de 23 años, a saber:
“Incluso si los actos terroristas son evidentemente horribles, ¿cree usted que haya que proteger la libertad de expresión a la manera de los dibujos de Charlie Hebdo?”
Expresarse ante el fanatismo destructor es, sin embargo, un tema ampliamente tratado por quien, en su novela Underground, se sumió en el estudio de las vidas y motivaciones de los miembros de la secta Aum, autores del atentado con gas sarín en el metro de Tokio hace 20 años.
En ese libro describe también minuciosamente la suerte de las víctimas de este ataque, que dejó 13 muertos y cerca de seis mil 300 intoxicados.
A la pregunta de Mimi, 43 años, “¿Proyecta usted escribir un nuevo ensayo documental como Undergroung?”, Murakami responde: “Pienso en ello, pero no he pasado todavía de la fase de realización. Es que los preparativos son difíciles”.
La libertad de expresión vuelve bajo otra forma cuando Yurikoko, una estudiante de 22 años, pregunta al “profesional de la escritura cómo detener los discursos de odio”, esas diatribas racistas de grupos de extrema derecha japoneses contra los coreanos y otros extranjeros.
“Como escritor soy a menudo blanco de discursos de odio. Mucha gente dice cosas horribles. Pero como me gusta mi trabajo, me da igual. En cierta medida, dejo hacer. Dicho esto, es injusto para cualquiera escuchar que hablan mal de él por su raza, su lugar de nacimiento o cosas contra las que no se puede hacer nada. Hay que actuar contra esta tendencia”, escribió.
Murakami confirma en sus respuestas su voluntad de mantenerse lo más cerca posible de la literatura y la escritura, sin comprometerse demasiado, salvo a través de los temas abordados en su obra o en sus escasas apariciones públicas.
Cuando un internauta le señala que hay una librería en la ciudad dd Shizuoka que se se llama Muro y Huevos, se alegra, pero sin abundar en esta metáfora que utilizó en Israel al recoger el Premio Jerusalén.
En esa ocasión habló de poblaciones frágiles (huevos) aplastadas al contacto con el todopoderoso Estado (muro), y aseguraba que siempre estaría del lado de los primeros.
Aunque, respondiendo a un ama de casa de 49 años, se alegra de celebrar su cumpleaños el mismo día que el escritor estadunidense Jack London, también dice “sentir cierto malestar desde que descubrió recientemente que la mano derecha de Hitler, Hermann Goering, también nació el 12 de enero”.
A lo que agrega, irónico, que “eso explica a lo mejor que tuviera la nota más alta en los exámenes de inteligencia realizados por los aliados a los nazis detenidos”.
Murakami revela poco esta primera tanda de 10 respuestas a las preguntas que los
nternautas podrán formular en la web (www.welluneednt.com) hasta fin de enero, porque dice tener “pequeños secretos que sería molesto que se vieran por el ojo de la cerradura”.
Pero el exitoso escritor japonés, de 66 años, confiesa, sin embargo, en una respuesta sobre el arte de educar a un hijo a amar los libros que ya “no puede leer mucho a causa de sus ojos debilitados”.
Novela de Houellebecq, a la cima
PARÍS.— La novela Sumisión, en la que el polémico escritor francés Michel Houellebecq imagina un musulmán al frente del Palacio del Elíseo en 2022, es líder de ventas en Francia, a pesar de que el literato suspendió la promoción del libro tras los atentados yihadistas de la pasada semana en París.
El nuevo título de
Houellebecq, galardonado con el prestigioso premio Goncourt en 2010, ha vendido en su primera semana en las librerías unos 125 mil ejemplares de una primera edición ampliada de 250 mil volúmenes, según la web especializada GfK/Livres Hebdo.
La novela llegó a las tiendas francesas el pasado 7 de enero, el mismo día en el que dos terroristas islámicos atentaron contra el semanario satírico Charlie Hebdo por haber publicado caricaturas del profeta Mahoma.
El escritor, nacido en La Reunión en 1956 y amigo personal del economista Bernard Maris, una de las 12 víctimas de los atentados en la sede de la revista, suspendió la promoción en Francia del libro que edita Flammarion.
Houellebecq, que aceptó sentirse amenazado y que goza de protección policial desde los atentados, insistió en una reciente entrevista en la revista Les Inrockuptibles en el que el libro se trata sólo de una ficción. “Soumission es todo salvo islamófoba, y racista aún menos. Espero que consigamos salir de ahí”, comentó en esa entrevista-.

google.com, pub-1283624027922691, DIRECT, f08c47fec0942fa0

About Redaccion El Heraldo SLP