Don't Miss

Hallan cuerpos en fosas de Iguala

By on 5 octubre, 2014

Las autoridades mexicanas hallaron una fosa clandestina con un número indeterminado de cadáveres en el sur de México, a 200 kilómetros (124,3 millas) de la capital del país, una zona donde hace ocho días se registraron actos de violencia que cobraron la vida de seis personas y la desaparición de 43 estudiantes.
Iñaky Blanco, fiscal del Estado de Guerrero, confirmó el hallazgo en las afueras de la localidad de Iguala, pero no concretó la cantidad de cuerpos ni si podría tratarse de los estudiantes desaparecidos. Se analiza esa posibilidad
Un funcionario de seguridad indicó a The Associated Press que, al menos, se habían ubicado seis cadáveres y estaban totalmente calcinados. El funcionario no quiso ser identificado por no estar autorizado para hablar con la prensa.
La fosa se localizó en las faldas de un cerro en las afueras de una colonia marginal de Iguala. El lugar, llamado Pueblo Viejo, es un territorio muy abrupto, de difícil acceso y desde primera hora de la tarde del sábado se encuentra fuertemente custodiado por policías federales, estatales y miembros del Ejército y de la Marina.
MAS DE UN CENTENAR DE CUSTODIOS EN LA ZONA
Periodistas de la AP calcularon que más de un centenar de efectivos de seguridad mantenían custodiada la zona y no permitían el acceso de la prensa a la fosa.
Un habitante de la colonia La Parota, la parte urbanizada más cercana al cerro, que habló con la AP a condición de mantener el anonimato por miedo a represalias, dijo que durante la mañana del sábado se escucharon disparos en el área y que vieron pasar «carros extraños» y después «gente de la Marina».
A MEDIA TARDE UN HELICOPTERO ATERRIZO EN EL LUGAR
En la zona del hallazgo se encontraba Ramón Navarrete, presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos y Juan López Villanueva, de la Comisión Nacional, quien llegó acompañado de un equipo de seis personas entre médicos, criminalistas y psicólogos.
El 26 de septiembre, un grupo de estudiantes de la Normal de Ayotzinapa —una escuela de formación de docentes conocida en México por su activismo social y por organizar acciones radicales— trató de apoderarse de autobuses en Iguala para utilizarlos en sus protestas, pero fueron atacados en varias ocasiones por policías locales y desconocidos armados.
La Fiscalía del Estado confirmó entonces que en los incidentes seis personas murieron —entre ellos tres estudiantes y un futbolista de 15 años del equipo «Avispones de Chilpancin-go»— y 57 alumnos resultaron desaparecidos. Se indicó además que 17 personas resultaron heridas, una de ellas de gravedad.
Días después, las autoridades redujeron el número de desaparecidos a 43 e indicaron que los 14 restantes habían sido localizados, aunque la organización Tlachinollan —encargada del apoyo legal a las familias de los estudiantes— señaló que  el ajuste se debió a la corrección de errores en la lista inicial.
HAY VIDEOS SOBRE EL ATAQUE: FISCALIA DE GUERRERO
El fiscal de Guerrero dijo que había videos que demostraban que tras el primer ataque de la policía local contra los estudiantes, varios agentes habían detenido a un número indeterminado de alumnos, por lo que existían elementos para acusar a los policías de desaparición forzada.
La noche siguiente a los sucesos, las autoridades de Guerrero detuvieron a 22 policías presuntamente involucra-dos en los homicidios y las desapariciones e investigaban sus vínculos con grupos del crimen organizado que, según el gobernador guerre-rense Angel Aguirre, se habían infiltrado en esa corporación municipal.
Efectivos de todos los niveles de gobierno, incluido el Ejército y la Marina colaboraron durante toda la semana en los trabajos de búsqueda.
Una representación de familiares de los desaparecidos se trasladó el viernes a la Ciudad de México, para pedir al gobierno federal que asuma las labores de búsqueda, pero la Secretaría de Gobernación les respondió que se limitaría a coadyuvar en esos trabajos con el Estado de Guerrero, informó Vidulfo Rosales, asesor legal del colectivo Tlachi-nollan.
ONU y CIDH: respeten vida de desaparecidos
Organismos internacionales urgieron al gobierno de México a localizar a los 43 normalistas de Ayotzina-pa desaparecidos en los ataques del 26 y 27 de septiembre en Iguala, en donde murieron seis personas y 25 más resultaron heridas a manos de policías municipales y presuntos miembros del crimen organizado.
La oficina de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en México, condenó la desaparición y la violencia contra los estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos y lo calificó como uno de los sucesos “más terribles de los tiempos recientes”.
Hizo un “llamado humanitario” a quienes los tienen en su poder para que respeten su integridad y vida, que los liberen o en su caso, hagan posible dar con su paradero.
En un comunicado, pidió al gobierno federal que refuerce todas las medidas a su alcance para hacer una búsqueda efectiva y diligente. A su vez, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) solicitó al gobierno federal medidas de protección para los 43 normalistas y argumentó que el caso es grave y urgente, debido al riesgo de que ocurran “daños irreparables”, pues, según denuncias de los familiares, los jóvenes estarían en poder de la policía municipal.
El organismo, en su resolución 28/2014, solicitó al Estado que implemente las medidas necesarias para localizarlos, se protejan sus derechos a la vida e integridad personal, y que informe sobre las medidas adoptadas, informó el Centro de Derechos Humanos de la Montaña de Guerrero Tlachinollan.
Ayer, una comisión de padres de familia, normalistas y representantes de asociaciones civiles acudieron a la Secretaría de Gobernación (Segob), en el DF, donde les ofrecieron “coadyuvar” en la búsqueda.
El titular de la dependencia, Miguel Ángel Osorio, recalcó que en el caso se trabaja desde lo local. “En lo que estamos ayudando es en la coadyuvancia para encontrar a los chavos. Hay averiguaciones contra presuntos responsables; hay que esperar entonces”, dijo en entrevista.
El subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda, fue quien recibió a la comisión, la cual pidió el compromiso del Ejecutivo federal, para investigar y sancionar las violaciones a los derechos humanos de los desaparecidos y exigieron su presentación con vida, de acuerdo con el abogado de los familiares.
Estudiantes toman caseta de cobro
Normalistas tomaron ayer tres estaciones de radio en Chilpancingo para pedir la colaboración de la sociedad en la búsqueda de sus compañeros y para hacerse de recursos y continuar con su movimiento, tomaron la caseta de cobro de Palo Blanco, de la Autopista del Sol. Pedían 50 pesos por auto.
Por la noche, en Chilpancingo, padres de familia e integrantes de la 16 normales rurales del país marcharon del Monumento del Caballito al Zócalo con antorchas para exigir la presentación con vida de los 43 jóvenes y justicia para los tres normalistas asesinados.
Plantean desafuero de edil
El gobernador Ángel Aguirre informó que la Fiscalía General de Guerrero promoverá un juicio de procedencia ante el Congreso local contra el edil de Iguala, José Luis Abarca, para que se le retire el fuero constitucional y se le abra un proceso penal por los ataques.
Se consignará ante un juzgado al secretario de Seguridad Pública de Iguala, Felipe Flores, quien igual que el alcalde están prófugos.
Explicó que continúan los operativos para localizar a los 43 normalistas, con el apoyo de mil 800 servidores públicos voluntarios.

 

 

 

About Redaccion El Heraldo SLP