Don't Miss

«Aeropuerto, parte de un megaproyecto»: Fernando Romero

By on 9 septiembre, 2014

El proyecto del nuevo ae-
ropuerto para el centro
del país “se pensó para construirse con pura mano de obra mexicana”, asegura el arquitecto mexi-cano Fernando Romero, autor del Museo Somaya, la plaza Mariana y el acuario In-bursa en la ciudad de México, entre otras obras, y detalla que se puede construir con la experiencia que existe en el país junto “con colaboraciones internacionales”.
Romero, quien con su colega británico Norman Foster -premio Pritzker 1999- ganaron con su anteproyecto el concurso para el diseño del nuevo aeropuerto, considera que la clave de su éxito se debe a que buscaron crear el edificio más sustentable del mundo, que no fuera copia de otro.
En una entrevista, afirma que la nueva terminal aérea consumirá lo menos posible de energía con ventilación natural, luz natural y contará con paneles solares en los techos. Otra de sus cualidades será que tendrá una planta de tratamiento para reciclar su agua ante la carencia de infraestructura hidráulica en la zona elegida para la construcción del inmueble.
La nueva terminal, dice, deberá funcionar bien por 10 años y tendrá la capacidad de absorber el crecimiento de la demanda “en un solo edificio sin trenes”. Y asegura: “Esta obra tiene el potencial de convertirse en la materialización del momento histórico que vive el país”.
¿Cuál fue la clave para que seleccionaran su anteproyecto?
Hubo tres puntos: hacer un solo edificio eficiente, sin trenes, cómodo y que funcionara por un periodo de al menos diez años. Que sea el edificio más sustentable del mundo, es decir, que sea realmente consciente de los recursos naturales, eficiente en cómo los absorbe y en la respuesta del terreno en cuanto a los hundimientos diferenciales.
Que no sea la copia de otro aeropuerto, sino uno único e irrepetible, que tenga una identidad nacional y que, de alguna manera, te conecte con lo que somos como mexicanos. Estos grandes claros en el espacio central, tener 170 metros entre columnas y una gran monumentalidad en el espacio del centro, es algo que no hay en otro país.
Lo que se mostró es un anteproyecto, ¿qué sigue para que sea un proyecto?
El anteproyecto que se presentó tiene ya muy claras las direcciones y las definiciones principales para su evolución. Todos los aspectos generales están definidos. La siguiente fase es entrar a un desarrollo de proyecto que significa meternos a desarrollarlo a mayor detalle.

google.com, pub-1283624027922691, DIRECT, f08c47fec0942fa0

About Redaccion El Heraldo SLP