Don't Miss

Pan integral y sus propiedades

By on 25 agosto, 2014

El pan integral cuenta con un máximo aporte de fibras y nutrientes siendo un alimento rico en minerales y vitaminas. Estos aportes con los que cuenta el pan integral proporcionan importantes beneficios a nuestra salud.
Esto es posible al conservar todas las propiedades y nutrientes de los granos sin refinar.
El pan está considerado un alimento fundamental para el organismo. Tal es su importancia que en la pirámide nutricional se encuentra en la base.
Contiene hidratos de carbono, que es una fuente de energía importante y que toda persona necesita para vivir y poder desarrollar sus actividades.
El pan integral es también una fuente de fibras, vitaminas y además de otras propiedades que mejoran la salud. Estas cualidades no las tiene el pan blanco.
Se recomienda ingerir a diario estos productos, que el pan integral cuenta por su importante aporte de nutrientes.
Los médicos, profesionales dedicados a estudiar una buena alimentación aconsejan consumir entre 20 y 35gramos de fibra por día.
Para cumplir con este cometido el pan integral es una opción ideal dado que se puede aprovechar todas las propiedades de los granos de una forma rápida y disfrutando de su sabor al incluir mediante su ingesta los beneficios de los alimentos con fibra a nuestra dieta.
El pan integral es superior al pan blanco en nutriente y como dijimos anteriormente en fibras, dado que los productos con que están preparados, es decir su materia prima no ha sido refinada. Sino que son el resultado de moler el grano de cereal entero.
De esta forma conserva todas sus partes y sus nutrientes.
A diferencia de los panes tradicionales elaborados a partir de harina blanca refinada.
Y lo que sucede con la harina blanca refinada es que durante el proceso de refinamiento pierden los cereales lo más beneficioso de los granos y solo se llega a utilizar el centro, que está formado en su gran mayoría por almidón.
Por lo tanto durante este proceso se pierden las fibras y junto con ella los minerales, vitaminas y nutrientes varios e importantes, que se encuentran en otras capas de los granos del cereal.
Un grano de cereal está constituido por capas que son: Germen, albumen, corteza.
El germen corresponde al embrión de la nueva planta y es la parte más nutritiva del grano.
En esta capa se hallan concentradas las proteínas, vitaminas (B1, B2 B6, E, K) al igual que minerales como (potasio, fosfatos, calcio, magnesio) también se encuentran ácidos grasos no saturados y en pequeñas cantidades, hierro, manganeso, zinc, flúor, yodo.
Albumen es el tejido que rodea al embrión del trigo. Contiene almidón y otros hidratos de carbono, a diferencia de los alimentos refinados que contienen solo esta parte, porqué las demás se destruyen con la molienda.
Y como última capa tenemos la corteza que es la parte externa del grano.
Esta capa está formada por todas las cubiertas protectoras, ricas en hierro, fósforo, calcio, sílice, potasio, magnesio y vitaminas A, B, D, E, y K.
El pan integral cuenta con cereales como trigo, avena, centeno, maíz.
El pan integral se elabora con harina integral de trigo. El trigo es un cereal que además de aportar hidratos de carbono, aporta fibras, proteínas y vitaminas.
Destaquemos que la harina integral contiene selenio, mineral que tiene acción antioxidante.
Otro cereal que contiene la harina integral es la avena que tiene muchas propiedades y todas ellas importantes para el organismo.
La avena es un cereal muy nutritivo ya que es rico en grasas, calcio, hierro, magnesio y vitaminas B y E.
Es un cereal muy completo, estimula el funcionamiento de la glándula tiroides y ayuda a los diabéticos en los aumentos y descensos desiguales de glucosa en sangre que sufren los que tienen esta patología, previniendo problemas cardíacos. Al contener fibras regula la función intestinal y a la vez es diurética.
El centeno es un conjunto de granos producto de la planta de centeno que tiene cantidades importante de potasio y sílice. Es sugerido su consumo en personas que sufren de hipertensión, ateroesclerosis y otras deficiencias vasculares.
Tiene la particularidad de ayudar a purificar el torrente sanguíneo y en cuanto a los vasos sanguíneos tienden a flexibilizarlos de acuerdo a las necesidades.
Por último el maíz, que es rico en grasa y a su vez puede ser consumido por celíacos al no poseer gluten ni gliadina.
La gliadina es una glucoproteína que se encuentra presente en el grano de trigo y también en otros cereales.
Las gliadinas junto con la glutenina se destacan por la formación del gluten. Al estar ausentes permite a los celíacos poder comer el producto sin que le haga daño.
A su vez estas proteínas cuando están presentes son las que permiten que el pan leve al prepararlo y también permite que las piezas no se deformen durante la cocción.

About Redaccion El Heraldo SLP