Don't Miss

Iglesia reconoce dignidad LGBTI

By on 7 julio, 2014

La Iglesia Católica respeta irrestrictamente la dignidad de las personas por encima de cualquier diferencia y preferencia sexual, se destacó ayer, tras las manifestaciones realizadas por la comunidad Gay, Lésbico, Bisexual, Transexual, Transgénero e Intergénero (LGBTTI), en demanda de la aprobación por el Congreso de una legislación que permita la instalación y reconocimiento de las Sociedades de Convivencia.
El representante legal de la diócesis potosina, Marco Antonio Luna Aguilar, dijo esperar que estas expresiones permitan a la Iglesia Católica y a la ciudadanía acceder a un escenario de mayor sensibilidad en el reconocimiento de estas expresiones, a una mayor tolerancia y respeto por la dignidad de las personas.
Luna Aguilar indicó sin embargo que al respecto, debe puntualizarse rigurosamente que lo que se propone ante el Congreso del Estado no es la legalización de una figura matrimonial entre los y las ciudadano/as que con preferencias sexuales distintas a las heterosexuales.
“El origen del término matrimonio, proviene, precisamente de la palabra “madre” y la maternidad, y no es el caso de la demanda de la comunidad LGBTTI, que se centra en las sociedades de convivencia”, señaló.
Dijo al respecto del derecho que asiste a la comunidad LGBTTI de reclamar la legalización y legitimación de la figura de la sociedad o unión de convivencia, que es la sociedad en su conjunto (y sus representantes, los legisladores), quienes deben tomar esa responsabilidad.
¿La Iglesia estaría de acuerdo con la eventualidad de la aprobación de la figura de las sociedades de convivencia?, se le preguntó, a lo que respondió:
“La Iglesia respeta a las personas que tengan cualquier orientación (sexual), pero los respeta a vivir una vida de rectitud y de honestidad… y de santidad”.
Por otra parte, y con relación al accidente automovilístico en el que fallecieran treinta personas, y entre ellos menores de edad, trasladados en condiciones de hacinamiento para realizar agrícolas infrahumanas.
El sacerdote apuntó a la realidad de pobreza que se vive en no pocas familias, como uno de los factores que empuja a esta situación, por lo que los menores se ven obligados a trabajar, incluso en esas condiciones, por lo que formuló un llamado a los paterfamilia para que asuman la responsabilidad que les compete con sus hijos, de velar porque ellos tengan lo indispensable.
Dijo que aún cuando se hayan dado omisiones de autoridades laborales y de seguridad, la mayor responsabilidad recae en los padres de los menores, quienes deben cuidarlos, procurarlos y protegerlos.
Sobre los homicidios perpetrados en la Huasteca por un artemarcialista contra mujeres y niñas, dijo que “el mal” está presente y afectando en todos lados.
Respecto de las agresiones a representantes de los medios de comunicación, dijo que estos se desprenden porque se ha perdido el respeto entre la sociedad.

About Redaccion El Heraldo SLP