Don't Miss

Olivia Palermo y Johannes Huebl unieron sus vida en boda civil

By on 1 julio, 2014

Olivia Palermo y Johannes Huebl iniciaron el 2014 de la mejor manera posible: con el anuncio de su compromiso, una emocionante noticia que puso su boda en la lista de las más esperadas de este año. A pesar de que, en un principio, el enlace estaba programado para este otoño, un problema con el visado del modelo alemán obligó a la pareja a adelantar sus planes y celebrar anticipadamente una boda civil, tal y como se confirmaba esta semana. Pese a que esta ceremonia ha tenido un carácter privado, como los novios deseaban, ha sido la propia Olivia quien, incapaz de ocultar su felicidad, ha querido compartir algunas fotografías y datos del gran día.
Aunque, al parecer, la celebración del sábado fue tan sólo el trámite civil y después de verano tendrá lugar una ceremonia mucho más grande, Olivia y Johannes han querido cuidar hasta el último detalle de este día. La it girl ha contado cómo fue esta boda en su página web Oliviapalermo.com, a través de la cual hemos sabido que dijeron sus votos ante un íntimo círculo de amigos y familiares rodeados de naturaleza en un recóndito parque de Bedford, Nueva York. El modelo tampoco se ha podido resistir y ha compartido en su cuenta de Instagram una fotografía del bonito momento. “Realmente queríamos que este hermoso día fuese privado y especial para nosotros y disfrutamos de todo el día con nuestra familia y dos amigos. Bedford es un campo asombroso y romántico”, contó la pareja a la página web.
Una de las grandes incógnitas de la boda era el vestido que luciría la novia, un aspecto que ya conocemos. Para la ceremonia civil, Olivia se decantó por un estiloso y original diseño formado por tres piezas: jersey de cachemir, pantalones cortos blancos y una falda de tul superpuesta con detalles florales, una creación de Carolina Herrera. La it girl complementó su estilismo con una sencilla cola de caballo y maquillaje discreto. “Quería que el maquillaje fuera ligero y fresco y más centrado en las pestañas, manteniendo los ojos limpios. Mi pelo lo recogí en una cola de caballo nada artificial, uno de mis ‘looks’ favoritos”, explicó Olivia.
Pero la novia no fue la única que se vistió de blanco. No en vano Olivia y Johannes son una de las parejas mejor compenetradas en el mundo de la moda, y el alemán también llevó un traje blanco, conjuntado perfectamente con su ya esposa. Los novios llevaban también su ‘algo azul’ imprescindible en toda boda: unos zapatos de Manolo Blahnik, en el caso de Olivia, y un pañuelo sobresaliendo del bolsillo, en el de Johannes.
Un estilo y sofisticación, pese a la sencillez de la ceremonia civil, que han conseguido levantar aún más las expectativas ante la posterior gran boda.

About Redaccion El Heraldo SLP